0-0. Punto sufrido

0
283
Un lance del partido disputado en Badalona (Foto: FC Badalona).

Víctor M. Victoria El Formentera ha sumado un trabajado y sufrido punto en su visita al feudo del Badalona, donde ha empatado sin goles (0-0) ante el equipo catalán. El conjunto que dirige Míchel Alonso, hoy en la grada por estar sancionado, se ha puesto el mono de trabajo para frenar las acometidas de un rival que llegaba enrachado y que ha gozado de las mejores ocasiones para marcar. El empate deja un regusto positivo en la entidad rojilla, que se ubica ahora en la séptima posición de la clasificación con 18 puntos y un partido pendiente por disputar.

El primer acto ha sido del todo disputado, y con las acciones a balón parado como protagonistas. Así, en la ejecución de una falta, el Badalona ha gozado de la mejor ocasión para marcar, pero el disparo de Ferrán se ha estrellado contra el poste de la portería de Óscar Santiago, después de un primer toque en corto (24’). Minutos después, de nuevo una peligrosa falta desde la frontal del área ha sido ejecutada por el equipo local, pero el guardameta rojillo ha estado acertado en su estirada y, evitado así, que el primer gol subiera al electrónico (31’).

Tras el paso por vestuarios, el Badalona ha salido muy enchufado y disfrutado de otra clara ocasión para marcar, de nuevo con Ferrán como protagonista, pero el cabezazo del “17” local desde dentro del área se ha marchado rozando el poste de la portería del Formentera (52’). Después, el equipo pitiuso se ha asentado en el campo y se ha asomado en alguna ocasión esporádica en el área local, como un centro de Prada desde el costado izquierdo o un disparo de Gorriz desde la frontal del área con la pierna izquierda que se ha marchado desviado (73’).

El equipo catalán lo ha intentado con ahínco en los minutos finales, pero sin generar excesivo peligro ante un seguro Óscar Santiago y en tablas ha muerto el duelo. Con este resultado, el Formentera se descuelga un punto de los puestos de ascenso a Primera RFEF, y el próximo partido lo disputará en su campo contra el Cerdanyola, equipo catalán que se asienta en la zona alta de la clasificación y será un rival complicado de batir.

En declaraciones a Radio Formentera, el técnico Míchel Alonso ha afirmado que “es un buen punto en un partido complicado, con un rival que venía de dos victorias consecutivas. Hay que valorar el punto porque la clasificación no dice lo que representa realmente este adversario. Este empate nos refuerza porque es bueno saber que tenemos que sufrir para puntuar”.

Por su parte, el mediapunta Julen ha considerado el partido como “muy duro, en un campo muy grande, muy exigente. Hemos defendido mucho, el rival nos ha sometido; no hemos encontrado muchas ocasiones, pero hemos estado sólidos, aunque nos ha faltado algo de frescura y profundidad en ataque. Pero estamos contentos con el resultado ante un rival muy difícil”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.