Wok

unnamed

Paco Natera El Ferriolense ha cortado en seco la marcha triunfal de la UD Ibiza, que acumulaba tres victorias seguidas y se ha llevado los tres puntos de Can Misses después de materializar una de las contadas ocasiones claras de todo el partido. El conjunto mallorquín, que llevaba tres encuentros consecutivos perdiendo, ha planteado un partido ultradefensivo para atacar contragolpeando y la estrategia le ha salido de lujo. No en vano, en el minuto 69, Cristian ha superado a Manolo con un disparo desde la frontal del área que ha silenciado a la afición local. Los de Manel Benavente, por mucho que han tocado y tocado en campo rival a lo largo de los 90 minutos, no han encontrado el modo de romper el muro que ha levantado el Ferriolense. El asedio local no se ha traducido en oportunidades de gol para frustración de unos jugadores que no han tenido la chispa de otras tardes. Un partido para olvidar.

Mobile Ibiza

Marí Mayans

noudiari.es El toque y la posesión han corrido por parte de los de casa, a los que les ha faltado, sin embargo, un último pase en condiciones, desmarque y gol. Sabía el grupo mallorquín adonde iba y cual iba a ser su planteamiento. La acumulación de jugadores cerca de la frontal cuando el rival tenía el cuero han maniatado a los de casa, faltos de imaginación y chispa de tres cuartos en adelante.

Incluso los puntas del Ferriolense se aplicaban en tareas defensivas para nublar la línea de creación del cuadro de Vila, que protegía la posesión y se defendía con ella pero carecía de profundidad y de alguien capaz de filtrar un pase que, además, cuando se producía no acababa en un remate con peligro.

Nirvana

sacaleta

Poco o nada ha cambiado el decorado de la primera a la segunda parte, salvo por el gol del Ferriolense, que ha llegado por mediación de Cristian Rendón con un tiro raso y ajustado desde la frontal que ha sorprendido al meta. Ni con el marcador en contra ha tenido la UD Ibiza una ocasión clara con la que nivelar la balanza en el marcador de un partido que se ha llevado quien menos ha propuesto y arriesgado.

Con la de esta jornada, la UD Ibiza encaja la segunda derrota en la Liga balear de Tercera División, las dos en su estadio, Can Misses, y ante equipos que han construido un muro en torno a su área. Primero fue el Felanitx y en esta ocasión el Ferriolense quienes se han llevado el botín de los tres puntos de un campo que, de momento, no está siendo el fortín que necesita un equipo que aspira, como el de Vila, a luchar por el título.

sanovallumibiza

Senses

0-1. Para olvidar

Wok unnamed Paco Natera El Ferriolense ha cortado en seco la marcha triunfal de la UD Ibiza, que acumulaba tres victorias seguidas y se ha llevado los tres puntos de Can Misses después de materializar una de las contadas ocasiones claras de todo el partido. El conjunto mallorquín, que llevaba tres encuentros consecutivos perdiendo, ha planteado un partido ultradefensivo para atacar contragolpeando y la estrategia le ha salido de lujo. No en vano, en el minuto 69, Cristian ha superado a Manolo con un disparo desde la frontal del área que ha silenciado a la afición local. Los de Manel Benavente, por mucho que han tocado y tocado en campo rival a lo largo de los 90 minutos, no han encontrado el modo de romper el muro que ha levantado el Ferriolense. El asedio local no se ha traducido en oportunidades de gol para frustración de unos jugadores que no han tenido la chispa de otras tardes. Un partido para olvidar. Mobile Ibiza Marí Mayans noudiari.es El toque y la posesión han corrido por parte de los de casa, a los que les ha faltado, sin embargo, un último pase en condiciones, desmarque y gol. Sabía el grupo mallorquín adonde iba y cual iba a ser su planteamiento. La acumulación de jugadores cerca de la frontal cuando el rival tenía el cuero han maniatado a los de casa, faltos de imaginación y chispa de tres cuartos en adelante. Incluso los puntas del Ferriolense se aplicaban en tareas defensivas para nublar la línea de creación del cuadro de Vila, que protegía la posesión y se defendía con ella pero carecía de profundidad y de alguien capaz de filtrar un pase que, además, cuando se producía no acababa en un remate con peligro. Nirvana sacaleta Poco o nada ha cambiado el decorado de la primera a la segunda parte, salvo por el gol del Ferriolense, que ha llegado por mediación de Cristian Rendón con un tiro raso y ajustado desde la frontal que ha sorprendido al meta. Ni con el marcador en contra ha tenido la UD Ibiza una ocasión clara con la que nivelar la balanza en el marcador de un partido que se ha llevado quien menos ha propuesto y arriesgado. Con la de esta jornada, la UD Ibiza encaja la segunda derrota en la Liga balear de Tercera División, las dos en su estadio, Can Misses, y ante equipos que han construido un muro en torno a su área. Primero fue el Felanitx y en esta ocasión el Ferriolense quienes se han llevado el botín de los tres puntos de un campo que, de momento, no está siendo el fortín que necesita un equipo que aspira, como el de Vila, a luchar por el título. sanovallumibiza Senses

2 Comentarios

  1. La verdad que penoso. Recuerdos del pasado suelen ser maravillosos. Desde los calcetines del Ibiza que vendían en Olympic al Ibiza del señor Riera, gran jugador Anselmo. Hacía más Anselmo con fiebre, que toda la plantilla que jugara ayer un partido para olvidar. Salvo un remate de cabeza a cargo de Cirio y la espontánea verticalidad y espíritu combativo del señor Verdu, poco más que destacar de ayer.
    Agradecer a la grada de animación, tambor al frente y bien comandado por un lider, a los acompañantes que a golpe de bocina y gritos de UD UD UD, IBIZA IBIZA IBIZA Y !! el que no bote de la peña o del portmany, de la peña o del portmany!! intentaban transmitir ilusión al juego.
    Se agradece también ver rostros conocidos, ver que 16 años después mismas personas acuden a Can Misses para ver futbol, futbol de un Ibiza, de postín que a golpe de talonario nos intentan devolver la ilusión.
    Recuerdo con anhelo el viejo campo de la calle canarias y al entrañable señor con la caja de cartón al grito de ¡¡ pipas, pipas, cacahuetes y palomitas!! subiendo y bajando las gradas. Al señor Alejo corriendo detrás de niños que entraban al campo un lunes cualquiera.
    Recuerdo al Ibiza de Bragantini con un campo lleno a rebosar, ganando a cualquier equipo, y con menos entusiasmo la carga policial en una tarde noche conflictiva.
    Sonrojarme al recordar al Ibiza de Vicente Segovia, uuff mejor no hablar.
    Bueno, como dije al empezar, recuerdos.

Dejar respuesta