noudiari.es Una victoria en 8 partidos es el triste bagaje de un Sant Rafel que debería empezar a preocuparse. La derrota contra el Felanitx le deja duodécimo con 33 puntos, aún lejos, eso sí, de la zona de teórico descenso. Pero ojo, decimos “teórico”, porque todo apunta, con el triste desempeño de los equipos baleares de Segunda B, que podrían caer arrastrados más  equipos de Tercera directos a Regional. Y el quinto por la cola está a sólo 5 puntos.

Prácticamente no habían decidido donde sentarse los escasos 60 espectadores que acudieron al Municipal en la invernal mañana de fútbol en Sa Creu y el Felanitx asestó un directo a la cara blue. Minuto y medio de partido, y Hamza culminaba una gran jugada de los mallorquines para inaugurar el marcador resolviendo bien dentro del área, cruzando su remate lejos del alcance de Matías.

Pesadillas recientes volvían al ambiente, y antes de poder levantarse de la lona, a punto estuvo el Felanitx de hacer el segundo. Pero esta vez, a los 6 minutos, el remate de Merca de cabeza se estrelló en el poste. La fortuna salvó esta vez a los de Román, que todavía no estaban, pero se les esperaba.

El Felanitx olió la sangre y demostraba porqué es el equipo revelación de la temporada. Los blanquinegros combinaban bien, ante un Sant Rafel que, eso sí, pareció ir cogiendo el tono poco a poco. Entonces, el partido se convirtió en un intercambio de golpes. Julià puso a prueba a Matias Vivaldo, que salvó con una buena mano el 0-2. Después, fue Pacheta quien a punto estuvo de empatar, pero su remate con la testa a una falta lateral se estrelló en la madera. Uno a uno a postes.

Grises
El paso de los minutos hizo mejorar en juego y autoestima al equipo de casa. Con todo, la ocasión más clara hasta el descanso fue para los felanitxers, a la contra, en un mano a mano que Nico envió a las nubes. Gris era el día, y grises las ideas ofensivas rafeleras.

Vicente Román movió ficha en el paso por vestuarios y dio entrada a José Luis en detrimento de Galera. Partido de regulín el del ex de la UD Ibiza. La modificación en la pizarra no trajo fluidez al Sant Rafel. Los blues fueron víctimas de la telaraña preparada por un gato viejo como Jaume Mut. El dominio era azul, con la permisividad del Felanitx, pero las ocasiones brillaban por su ausencia. De hecho, más cerca estuvo el bloque mallorquín de mover el electrónico, pero Mari estrello su remate en la mano de Matías, quien una vez más salvó a su equipo. El Sant Rafel adolecía de ideas para pasar de la línea de tres cuartos mallorquina. Su juego estaba como el tiempo: frío frío.

El dominio de la posesión no se tradujo en ocasiones claras, y el partido agonizó en un guión que se ha repetido ya varias veces esta temporada. Para colmo de males, ya con el Sant Rafel volcado y Matías buscando n nuevo milagro en la otra portería, fue el Felanitx quien, a la contra, mató el encuentro con el 0-2 anotado por Julià. Cruel derrota para un conjunto blue que empieza a ver las orejas al lobo.

0-2. Contra las cuerdas

noudiari.es Una victoria en 8 partidos es el triste bagaje de un Sant Rafel que debería empezar a preocuparse. La derrota contra el Felanitx le deja duodécimo con 33 puntos, aún lejos, eso sí, de la zona de teórico descenso. Pero ojo, decimos “teórico”, porque todo apunta, con el triste desempeño de los equipos baleares de Segunda B, que podrían caer arrastrados más  equipos de Tercera directos a Regional. Y el quinto por la cola está a sólo 5 puntos. Prácticamente no habían decidido donde sentarse los escasos 60 espectadores que acudieron al Municipal en la invernal mañana de fútbol en Sa Creu y el Felanitx asestó un directo a la cara blue. Minuto y medio de partido, y Hamza culminaba una gran jugada de los mallorquines para inaugurar el marcador resolviendo bien dentro del área, cruzando su remate lejos del alcance de Matías. Pesadillas recientes volvían al ambiente, y antes de poder levantarse de la lona, a punto estuvo el Felanitx de hacer el segundo. Pero esta vez, a los 6 minutos, el remate de Merca de cabeza se estrelló en el poste. La fortuna salvó esta vez a los de Román, que todavía no estaban, pero se les esperaba. El Felanitx olió la sangre y demostraba porqué es el equipo revelación de la temporada. Los blanquinegros combinaban bien, ante un Sant Rafel que, eso sí, pareció ir cogiendo el tono poco a poco. Entonces, el partido se convirtió en un intercambio de golpes. Julià puso a prueba a Matias Vivaldo, que salvó con una buena mano el 0-2. Después, fue Pacheta quien a punto estuvo de empatar, pero su remate con la testa a una falta lateral se estrelló en la madera. Uno a uno a postes.
Grises El paso de los minutos hizo mejorar en juego y autoestima al equipo de casa. Con todo, la ocasión más clara hasta el descanso fue para los felanitxers, a la contra, en un mano a mano que Nico envió a las nubes. Gris era el día, y grises las ideas ofensivas rafeleras. Vicente Román movió ficha en el paso por vestuarios y dio entrada a José Luis en detrimento de Galera. Partido de regulín el del ex de la UD Ibiza. La modificación en la pizarra no trajo fluidez al Sant Rafel. Los blues fueron víctimas de la telaraña preparada por un gato viejo como Jaume Mut. El dominio era azul, con la permisividad del Felanitx, pero las ocasiones brillaban por su ausencia. De hecho, más cerca estuvo el bloque mallorquín de mover el electrónico, pero Mari estrello su remate en la mano de Matías, quien una vez más salvó a su equipo. El Sant Rafel adolecía de ideas para pasar de la línea de tres cuartos mallorquina. Su juego estaba como el tiempo: frío frío. El dominio de la posesión no se tradujo en ocasiones claras, y el partido agonizó en un guión que se ha repetido ya varias veces esta temporada. Para colmo de males, ya con el Sant Rafel volcado y Matías buscando n nuevo milagro en la otra portería, fue el Felanitx quien, a la contra, mató el encuentro con el 0-2 anotado por Julià. Cruel derrota para un conjunto blue que empieza a ver las orejas al lobo.

No hay comentarios

Dejar respuesta