Ramón Martínez Personal Trainer

toni-sanchez

Fin a la crisis. El Ibiza ha recuperado la senda del triunfo después de tres jornadas alejado del mismo (con dos empates y una derrota) tras vencer por la mínima al Constància con un golazo de Gregori en el primer tiempo en el Municipal de Santa Eulalia, su cuarto exilio lejos de Can Misses, donde aún se trabaja a destajo en la colocación del nuevo césped artificial. Y a destajo tuvo que emplearse el equipo de Toni Amor para volver a sumar de tres en tres y no perder fuelle en la parte alta de la tabla. Tuvieron ocasiones claras de gol los unionistas para no acabar sufriendo tanto, pero el gol se hizo de rogar y uno anulado al plantel de Inca a diez minutos del final puso el miedo en el cuerpo a la fiel parroquia vilera, que respiró aliviada con la decisión del colegiado. Al final, los futbolistas de la UD Ibiza volvieron a cantar, al estilo gregoriano, en una liturgia de su particular iglesia, la unionista, donde resurgió un feligrés: Sergio Cirio, que volvió a pisar el verde tras su periodo de convalecencia.

1-0. Canto GREGORIano

Ramón Martínez Personal Trainer toni-sanchez Fin a la crisis. El Ibiza ha recuperado la senda del triunfo después de tres jornadas alejado del mismo (con dos empates y una derrota) tras vencer por la mínima al Constància con un golazo de Gregori en el primer tiempo en el Municipal de Santa Eulalia, su cuarto exilio lejos de Can Misses, donde aún se trabaja a destajo en la colocación del nuevo césped artificial. Y a destajo tuvo que emplearse el equipo de Toni Amor para volver a sumar de tres en tres y no perder fuelle en la parte alta de la tabla. Tuvieron ocasiones claras de gol los unionistas para no acabar sufriendo tanto, pero el gol se hizo de rogar y uno anulado al plantel de Inca a diez minutos del final puso el miedo en el cuerpo a la fiel parroquia vilera, que respiró aliviada con la decisión del colegiado. Al final, los futbolistas de la UD Ibiza volvieron a cantar, al estilo gregoriano, en una liturgia de su particular iglesia, la unionista, donde resurgió un feligrés: Sergio Cirio, que volvió a pisar el verde tras su periodo de convalecencia.

No hay comentarios

Dejar respuesta