Los dos equipos salieron al campo apoyando la campaña anti prospecciones petrolíferas.
Los dos equipos salieron al campo apoyando la campaña anti prospecciones petrolíferas.

Un gol de Pepe Bernal le ha bastado al Formentera para llevarse el derbi ante la Peña Deportiva y, de paso, ganar el primer partido del 2014. Los de Elcacho zanjan la crisis de resultados y dan un golpe de autoridad en la parte alta de la tabla. Así, los rojinegros continúan en puestos de play-off y salen reforzados para afrontar el futuro más inmediato. El Municipal de San Francisco Javier, con 650 personas, ha vivido sus mejores galas y la afición local, por fin, ha podido celebrar un triunfo balsámico de su equipo ante una Peña Deportiva que pierde después de once jornadas invicta.

@V. R. El Formentera ha salido de la crisis de resultados en la que estaba inmerso y lo ha hecho en el mejor escenario posible, en casa y ante la Peña Deportiva, 1-0. El derbi no ha respondido al esquema típico de este tipo de encuentros, en los que por norma predomina el respeto excesivo entre contendientes y el juego suele brillar por su ausencia. A falta de oportunidades, ha ofrecido otras muchas cosas tanto o más interesantes que suceden en este tipo de enfrentamientos.

No ha sido un duelo de rivalidad local al uso. Los dos equipos han cuajado un partido de nivel, de lo mejor que puede verse en esta categoría, en el que han ofrecido muchas variantes al margen de ocasiones. Cierto es que el balón no ha viajado principalmente por el raso y que ambos han echado mano del juego directo en muchos momentos del choque, que los porteros no han sido protagonistas y que no se han contabilizado muchas ocasiones. Aún así, ha resultado un partido vistoso por la entrega, el cuerpo a cuerpo, la tensión y el desgaste.

Desde muy pronto se adivino que el Formentera necesitaba la victoria como el aire que respira para seguir en la pomada de la Liga, en la lucha por las cuatro posiciones de vanguardia. No especuló. Fue directo en busca del gol y cogió a la Peña que aún no se había asentado sobre el rectángulo. Un error atrás de los blancos desembocó en un córner que Bernal convirtió en gol en el minuto 8, un tanto olímpico poco ortodoxo sacado al primer palo y con bote en el suelo antes de entrar de rebote.

Fuego
Despertó la Peña de golpe para recuperar esa chispa que le caracteriza y que no tuvo en el inicio del encuentro. Sin embargo, el Formentera no le dejaba maniobrar en la zona ancha, donde Pando, muy vigilado, no intervenía en la creación más que en cuentagotas. Lo mismo ocurría en el bando local, donde Maikel no encontraba espacio para el pase o la pared ni para asociarse con Urrea. La vigilacia, presión y dureza era constante. Con el marcador a favor el Formentera se decidió a hacer su partido, dejó el cuero al rival y en esa situación no estuvo cómoda la Peña porque no hallaba por donde quebrar el sólido entramado formenterense, rocoso como nunca.

La tensión se palpaba a cada jugada y balón dividido y dio paso a una pequeña tangana mediada la primera mitad reflejo de la intensidad del momento. El Formentera se resistía a tirar fuera un balón que la Peña entendía que debía devolverle cuando Rubén Martínez se cobró la justicia por su mano en con una fea entrada sobre Trujillo que pudo costarle algo más que la amarilla que vio. Esta acción, que se produjo justo en la banda donde está la grada, ocasionó una pequeña trifulca que no fue a mayores y que el arbitro saldó con tres amarillas, para el inductor de la misma y para los dos capitanes, Gómez y Romero.

Poco más hubo al margen de forcejeo y juego subterráneo hasta el descanso. Tras la reanudación, la Peña fue más incisiva en ataque y aunque llegaba más veces que su rival al área contraria se atascaba en los metros finales por el orden y serenidad de la zaga formenterense, un frontón como pocas veces esta campaña. Armando se batía el cobre en la zona ancha para que ningún rival se sintiera cómodo ni tuviera tiempo de idear un plan con que romper la defensa local y el grupo ibicenco parecía haber perdido la magia que Salinas suele sacarse de la chistera para arreglar partidos cunado las cosas no van bien dadas.

Guerra de guerrillas
La brega y el toma y daca constante monopolizaron un segundo tiempo que transcurrió más tiempo cerca de la divisoria que de la frontal de las dos áreas. Se agotaban los minutos y los dos entrenadores, como si de una partida de ajedrez se tratara, rotaron el banquillo, uno en el intento por hallar la igualada y el otro para mantener la ventaja. La partida fue esta vez para Elcacho y los suyos, que devolvían la moneda de la derrota encajada en Santa Eulària en la primera vuelta del torneo.

Las tuvieron para marcar Paolo mediado el segundo tiempo a centro de José Luis y Pando en un balón sin dueño en las postrimerías del encuentro, pero el cabezazo del primero salió fuera por poco cerca del palo derecho de Marcos y el disparo del segundo se perdió por encima del larguero cuando el encuentro estaba a punto de expirar. Al final, victoria local que alivia la situación de un Formentera que llevaba cinco encuentros sin ganar y que estrena el casillero de triunfos en 2014 ante el todoterreno de la Peña de Mario Ormaechea.

Ficha técnica

1.- SD Formentera: Marcos, Diego Romero (Larra, min 62), Dani, Òscar Mayans, Damian, Armando, Albert Urrea, Maikel, Piquero, Bernal (Mourad, min 81) y Trujillo (Winde, 73).

0.- Peña Deportiva: Seral, Pau Pomar, Raúl Gómez (Alexandre, 84), Rubén Martínez, Adrián Rosa, José Luis, Fofi (Fofi, min. 61), Borja Pando, Salinas, Paolo y Ramiro (Zambrano, min. 71).

Gol: 1-0. Minuto 8. Pepe Bernal, de córner directo.

Árbitro: Alberto Morena, asistido en las bandas por Lopera Molina y Couñago Rincón. Mostró amarilla a los locales Diego Romero, Armando, Piquero y Bernal y a los visitantes Raúl Gómez, Rubén Martínez y Tomillero.

Incidencias: Unas 650 personas en el municipal de deportes de Sant Francesa Xavier. Antes del encuentro, los dos equipos posaron con una pancarta en contra de las prospecciones petrolíferas. El marcador electrónico no funcionaba.

1-0. Pepe Bernal zanja la crisis del Formentera ante una Peña que pierde después de once jornadas invicta

Los dos equipos salieron al campo apoyando la campaña anti prospecciones petrolíferas.
Los dos equipos salieron al campo apoyando la campaña anti prospecciones petrolíferas.
Un gol de Pepe Bernal le ha bastado al Formentera para llevarse el derbi ante la Peña Deportiva y, de paso, ganar el primer partido del 2014. Los de Elcacho zanjan la crisis de resultados y dan un golpe de autoridad en la parte alta de la tabla. Así, los rojinegros continúan en puestos de play-off y salen reforzados para afrontar el futuro más inmediato. El Municipal de San Francisco Javier, con 650 personas, ha vivido sus mejores galas y la afición local, por fin, ha podido celebrar un triunfo balsámico de su equipo ante una Peña Deportiva que pierde después de once jornadas invicta.

@V. R. El Formentera ha salido de la crisis de resultados en la que estaba inmerso y lo ha hecho en el mejor escenario posible, en casa y ante la Peña Deportiva, 1-0. El derbi no ha respondido al esquema típico de este tipo de encuentros, en los que por norma predomina el respeto excesivo entre contendientes y el juego suele brillar por su ausencia. A falta de oportunidades, ha ofrecido otras muchas cosas tanto o más interesantes que suceden en este tipo de enfrentamientos.

No ha sido un duelo de rivalidad local al uso. Los dos equipos han cuajado un partido de nivel, de lo mejor que puede verse en esta categoría, en el que han ofrecido muchas variantes al margen de ocasiones. Cierto es que el balón no ha viajado principalmente por el raso y que ambos han echado mano del juego directo en muchos momentos del choque, que los porteros no han sido protagonistas y que no se han contabilizado muchas ocasiones. Aún así, ha resultado un partido vistoso por la entrega, el cuerpo a cuerpo, la tensión y el desgaste.

Desde muy pronto se adivino que el Formentera necesitaba la victoria como el aire que respira para seguir en la pomada de la Liga, en la lucha por las cuatro posiciones de vanguardia. No especuló. Fue directo en busca del gol y cogió a la Peña que aún no se había asentado sobre el rectángulo. Un error atrás de los blancos desembocó en un córner que Bernal convirtió en gol en el minuto 8, un tanto olímpico poco ortodoxo sacado al primer palo y con bote en el suelo antes de entrar de rebote.

Fuego Despertó la Peña de golpe para recuperar esa chispa que le caracteriza y que no tuvo en el inicio del encuentro. Sin embargo, el Formentera no le dejaba maniobrar en la zona ancha, donde Pando, muy vigilado, no intervenía en la creación más que en cuentagotas. Lo mismo ocurría en el bando local, donde Maikel no encontraba espacio para el pase o la pared ni para asociarse con Urrea. La vigilacia, presión y dureza era constante. Con el marcador a favor el Formentera se decidió a hacer su partido, dejó el cuero al rival y en esa situación no estuvo cómoda la Peña porque no hallaba por donde quebrar el sólido entramado formenterense, rocoso como nunca.

La tensión se palpaba a cada jugada y balón dividido y dio paso a una pequeña tangana mediada la primera mitad reflejo de la intensidad del momento. El Formentera se resistía a tirar fuera un balón que la Peña entendía que debía devolverle cuando Rubén Martínez se cobró la justicia por su mano en con una fea entrada sobre Trujillo que pudo costarle algo más que la amarilla que vio. Esta acción, que se produjo justo en la banda donde está la grada, ocasionó una pequeña trifulca que no fue a mayores y que el arbitro saldó con tres amarillas, para el inductor de la misma y para los dos capitanes, Gómez y Romero.

Poco más hubo al margen de forcejeo y juego subterráneo hasta el descanso. Tras la reanudación, la Peña fue más incisiva en ataque y aunque llegaba más veces que su rival al área contraria se atascaba en los metros finales por el orden y serenidad de la zaga formenterense, un frontón como pocas veces esta campaña. Armando se batía el cobre en la zona ancha para que ningún rival se sintiera cómodo ni tuviera tiempo de idear un plan con que romper la defensa local y el grupo ibicenco parecía haber perdido la magia que Salinas suele sacarse de la chistera para arreglar partidos cunado las cosas no van bien dadas.

Guerra de guerrillas La brega y el toma y daca constante monopolizaron un segundo tiempo que transcurrió más tiempo cerca de la divisoria que de la frontal de las dos áreas. Se agotaban los minutos y los dos entrenadores, como si de una partida de ajedrez se tratara, rotaron el banquillo, uno en el intento por hallar la igualada y el otro para mantener la ventaja. La partida fue esta vez para Elcacho y los suyos, que devolvían la moneda de la derrota encajada en Santa Eulària en la primera vuelta del torneo.

Las tuvieron para marcar Paolo mediado el segundo tiempo a centro de José Luis y Pando en un balón sin dueño en las postrimerías del encuentro, pero el cabezazo del primero salió fuera por poco cerca del palo derecho de Marcos y el disparo del segundo se perdió por encima del larguero cuando el encuentro estaba a punto de expirar. Al final, victoria local que alivia la situación de un Formentera que llevaba cinco encuentros sin ganar y que estrena el casillero de triunfos en 2014 ante el todoterreno de la Peña de Mario Ormaechea.

Ficha técnica

1.- SD Formentera: Marcos, Diego Romero (Larra, min 62), Dani, Òscar Mayans, Damian, Armando, Albert Urrea, Maikel, Piquero, Bernal (Mourad, min 81) y Trujillo (Winde, 73).

0.- Peña Deportiva: Seral, Pau Pomar, Raúl Gómez (Alexandre, 84), Rubén Martínez, Adrián Rosa, José Luis, Fofi (Fofi, min. 61), Borja Pando, Salinas, Paolo y Ramiro (Zambrano, min. 71).

Gol: 1-0. Minuto 8. Pepe Bernal, de córner directo.

Árbitro: Alberto Morena, asistido en las bandas por Lopera Molina y Couñago Rincón. Mostró amarilla a los locales Diego Romero, Armando, Piquero y Bernal y a los visitantes Raúl Gómez, Rubén Martínez y Tomillero.

Incidencias: Unas 650 personas en el municipal de deportes de Sant Francesa Xavier. Antes del encuentro, los dos equipos posaron con una pancarta en contra de las prospecciones petrolíferas. El marcador electrónico no funcionaba.

1 Comentario

  1. Gracias a Dios, nos hemos reencontrado con nuestro sendero, del que nos habiamos extraviado un corto periodo de tiempo; pero a partir de ahora, NUNCA MAS, DEJAREMOS LA SENDA. !!!ARRIBA ESE FORMENTERA BUENO!!!

Dejar respuesta