El equipo de Juanjo Cruz lleva cuatro partidos sin conocer la derrota (Foto: Francisco Natera).
El equipo de Juanjo Cruz lleva cuatro partidos sin conocer la derrota (Foto: Francisco Natera).

La Peña regresa a tierras ibicencas con mal sabor de boca después de no pasar del empate en el feudo del Menorca B. Los verdinegros llevaban una racha de tres partidos consecutivos ganando, pero, en esta ocasión, se han tenido que conformar con punto, a pesar de tener claras ocasiones de gol para haber doblegado a su rival. Incluso, el cuadro de Juanjo Cruz, en el 89, metió el tanto que le daba el triunfo, obra de Palmera, pero el colegiado lo anuló por fuera de juego, una acción muy protestada por los ibicencos.

Pese a todo, fueron los locale quienes se adelantaron en el marcador en el primer tiempo. Un gol del que no se resintió el Sant Jordi, ya que Lucas igualó la contienda pocos minutos después al aprovechar un rechace dentro del área. El conjunto jordier se metían en el partido, pero su incombustible trabajo en la medular y sus peligrosos latigazos en ataque no tuvieron recompensa y, al descanso, ambos contendientes se marcharon con todo por decidir.

Tras el paso por vestuarios, fueron varias las ocasiones de las que dispuso el bloque de Juanjo Cruz para desnivelar el marcador, pero la pelotita no quiso entrar y, para una que rebasó la línea de gol, el colegiado no quiso conceder el gol por lo que el Sant Jordi acabó resignado, aunque, al menos, lleva cuatro partidos sin conocer la derrota.

1-1. Punto que sabe a poco del Sant Jordi en Menorca

El equipo de Juanjo Cruz lleva cuatro partidos sin conocer la derrota (Foto: Francisco Natera).
El equipo de Juanjo Cruz lleva cuatro partidos sin conocer la derrota (Foto: Francisco Natera).
La Peña regresa a tierras ibicencas con mal sabor de boca después de no pasar del empate en el feudo del Menorca B. Los verdinegros llevaban una racha de tres partidos consecutivos ganando, pero, en esta ocasión, se han tenido que conformar con punto, a pesar de tener claras ocasiones de gol para haber doblegado a su rival. Incluso, el cuadro de Juanjo Cruz, en el 89, metió el tanto que le daba el triunfo, obra de Palmera, pero el colegiado lo anuló por fuera de juego, una acción muy protestada por los ibicencos. Pese a todo, fueron los locale quienes se adelantaron en el marcador en el primer tiempo. Un gol del que no se resintió el Sant Jordi, ya que Lucas igualó la contienda pocos minutos después al aprovechar un rechace dentro del área. El conjunto jordier se metían en el partido, pero su incombustible trabajo en la medular y sus peligrosos latigazos en ataque no tuvieron recompensa y, al descanso, ambos contendientes se marcharon con todo por decidir. Tras el paso por vestuarios, fueron varias las ocasiones de las que dispuso el bloque de Juanjo Cruz para desnivelar el marcador, pero la pelotita no quiso entrar y, para una que rebasó la línea de gol, el colegiado no quiso conceder el gol por lo que el Sant Jordi acabó resignado, aunque, al menos, lleva cuatro partidos sin conocer la derrota.

No hay comentarios

Dejar respuesta