noudiari.es A perro flaco todo son pulgas. La Peña ha cosechado un empate con sabor a derrota en el campo del Sabadell, 1 a 1. Cuando el conjunto insular saboreaba las mieles de una importante victoria que le permitía ver la luz al final del túnel, ha recibido el tanto de la igualada, obra de Arturo en tiempo de descuento.

La suerte ha dado una vez más la espalda al cuadro que entrena Dani Mori, que ha estado a punto de ganar en un campo complicado gracias a un tanto de Selfa a las primeras de cambio del segundo tiempo, minuto 47.

Después de hacer lo más difícil, de marcar fuera de casa y mantener la ventaja más allá del minuto 90, los peñistas han visto con resignación cómo los locales, a la desesperada, lograban un empate que a los ibicencos le sabe a poco en vista de las necesidades y urgencias en su lucha por la permanencia en la categoría de bronce del fútbol español.

El fútbol no sabe de justicia, pero lo cierto es que la Peña está cuajando una muy buena segunda parte de la Liga. Solo le falta esa pizca de fortuna que todo equipo necesita para desequilibrar la balanza cuando las fuerzas está a la par. De seguir esta línea, no es descabellado soñar con la salvación, objetivo del cuadro de la Villa del Río.

De todas formas y mirándolo con perspectiva, el punto conseguido por la Peña Deportiva tiene más valor de lo que ahora mismo puedan pensar los jugadores y cuerpo técnico después de tener el triunfo en sus manos. Sumar fuera de casa siempre es bueno en una categoría en la que impera la igualdad y la que los partidos se suelen decidir por pequeños detalles, acciones puntuales y jugadas de estrategia.

El punto sumado hoy por los de Santa Eulàiria en Sabadell les permite, como consuelo, subir una posición en la tabla clasificatoria, situándose por delante del Atlético Baleares, que ha vuelto a perder. Ahora mismo, los peñistas están a solo cinco puntos de la salvación y a tres de la plaza de promoción de descenso, con lo que, poco a poco, el equipo de Dani Mori va dando pequeños pasos hacia la permanencia cuando restan doce partidos para que concluya el campeonato.

1-1. ¡Qué putada!

noudiari.es A perro flaco todo son pulgas. La Peña ha cosechado un empate con sabor a derrota en el campo del Sabadell, 1 a 1. Cuando el conjunto insular saboreaba las mieles de una importante victoria que le permitía ver la luz al final del túnel, ha recibido el tanto de la igualada, obra de Arturo en tiempo de descuento. La suerte ha dado una vez más la espalda al cuadro que entrena Dani Mori, que ha estado a punto de ganar en un campo complicado gracias a un tanto de Selfa a las primeras de cambio del segundo tiempo, minuto 47. Después de hacer lo más difícil, de marcar fuera de casa y mantener la ventaja más allá del minuto 90, los peñistas han visto con resignación cómo los locales, a la desesperada, lograban un empate que a los ibicencos le sabe a poco en vista de las necesidades y urgencias en su lucha por la permanencia en la categoría de bronce del fútbol español.
El fútbol no sabe de justicia, pero lo cierto es que la Peña está cuajando una muy buena segunda parte de la Liga. Solo le falta esa pizca de fortuna que todo equipo necesita para desequilibrar la balanza cuando las fuerzas está a la par. De seguir esta línea, no es descabellado soñar con la salvación, objetivo del cuadro de la Villa del Río. De todas formas y mirándolo con perspectiva, el punto conseguido por la Peña Deportiva tiene más valor de lo que ahora mismo puedan pensar los jugadores y cuerpo técnico después de tener el triunfo en sus manos. Sumar fuera de casa siempre es bueno en una categoría en la que impera la igualdad y la que los partidos se suelen decidir por pequeños detalles, acciones puntuales y jugadas de estrategia. El punto sumado hoy por los de Santa Eulàiria en Sabadell les permite, como consuelo, subir una posición en la tabla clasificatoria, situándose por delante del Atlético Baleares, que ha vuelto a perder. Ahora mismo, los peñistas están a solo cinco puntos de la salvación y a tres de la plaza de promoción de descenso, con lo que, poco a poco, el equipo de Dani Mori va dando pequeños pasos hacia la permanencia cuando restan doce partidos para que concluya el campeonato.

2 Comentarios

  1. Muy duro perder 2 puntos en el 94, pero teniendo en cuenta que tras el robo arbitral contra el Ebro el equipo se recompuso cuando nadie daba un duro por él, no hay dudas. Los próximos partidos son contra rivales directos, y buena parte de ellos en casa, así que queda mucha tela por cortar.
    Dentro de lo muy malo, se sumó 1 punto a domicilio y se remontó una posición.
    Mucha fuerza al equipo y a seguir compitiendo como en esta segunda vuelta de la competición, la diferencia respecto al inicio de temporada es abismal.

Dejar respuesta