1-1. ¿Qué tal si vamos a medias?

0
576

Era el partido más atractivo del estreno de competición y no defraudó a nadie. Santa Gertrudis y Luchador empataron (1-1) en la jornada inaugural de la Preferente, en un claro ejemplo de lo disputada e igualada que se prevé esta temporada la categoría. Los locales se vieron con el triunfo en el bolsillo, pero un gol cuando se cumplía el tiempo reglamentario del visitante Aitor Castaño dejó un regusto amargo en el seno de la plantilla de Fruitera, que ha depositado muchas esperanzas en su nuevo proyecto deportivo y ya acariciaba el triunfo con sus manos.

El empate, sin embargo, fue del todo merecido para el Luchador, que generó ocasiones de peligro cuando estuvo por detrás en el marcador. El equipo que dirige Tete Páez nunca se vino abajo y demostró que será un conjunto a seguir en esta emocionante competición. De haber estado algo más acertados en el remate, los de Sant Antoni hubieran podido, incluso, regresar a casa con los tres puntos en su bolsillo.

Abrió la lata el equipo de Fruitera, que ha mantenido la base del año pasado e incorporado futbolistas interesantes. Uno de ellos Diego Deleón, quien cumplió un debut soñado al transformar un penalti, poniendo en ventaja al equipo de Christian Núñez con muchos minutos todavía por delante (29’). Pero el Luchador no le perdió la cara al partido y, pese al contratiempo, mantuvo su fe inquebrantable e insistió, sin perder la fe, en el gol del empate.

Y acumuló ocasiones poco a poco el equipo visitante, con incluso ayuda de algún poste para los locales, hasta que apareció la figura de Aitor Castaño. El “14” de los verdes ejecutó un golpe franco con maestría cuando el partido ya agonizaba, y rescató al menos un punto para el equipo de Tete Páez ante la desesperación de los locales por el devenir final de los acontecimientos. Un punto para cada contendiente y las ilusiones intactas en el horizonte.

Ficha Técnica

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.