1-1. Trabajo a medias

0
375

Pablo Sierra del Sol

Para la UD Ibiza, el sueño del playoff ha quedado prácticamente enterrado en Murcia. Solo hace falta confirmar matemáticamente que el gran objetivo para esta temporada -disputar la fase de ascenso- se ha desvanecido. La obligación del equipo de Pablo Alfaro era derrotar a domicilio a la UCAM y el trabajo se ha quedado a medias. El reparto de puntos mantiene a los ibicencos a nueve de la cuarta plaza, que ahora es propiedad de un Badajoz al alza. El empate en La Condomina se valoraría de forma diferente si no se hubiera producido en la jornada 34. Con doce puntos en juego, cuesta imaginar que los celestes puedan adelantar a pacenses y murcianos, y al San Fernando, que cayó ayer en la trampa de Don Benito (perdieron los gaditanos 4-3, y, como le pasó al Ibiza, desaprovecharon una renta de dos goles), y es sexto con seis puntos más que el Ibiza.

El encuentro contra la UCAM Murcia resumió en cierta manera la temporada del Ibiza, buena, a tramos notable, pero casi nunca espectacular. Y, en muchas ocasiones, cuesta arriba. En la primera jugada de ataque de los ibicencos un choque entre Provencio y Gonzalo acabó con el central por el suelo y su brazo derecho dolorido. En el banquillo no había recambios naturales para una zaga que tiene a Verdú y Albizua en la enfermería. El Ibiza aguantó con diez un par de minutos y, en cuanto se reincorporó, Gonzalo transformó un control defectuoso en una asistencia involuntaria que aprovechó Kilian Grant para definir ante Lucas Annacker, que no tuvo opción de detener el uno a cero.

Tocaba remontar y, resueltos los problemas internos que tuvieron apartados durante unos días a Jordi Sánchez y Javi García, el Ibiza no tuvo problemas para ponerse a currar. Perdomo cuajó un buen partido organizando el juego desde el interior durante muchos minutos. Las pelotas iban llegando al área de la UCAM pero no encontraban rematador. Hasta que la pierna izquierda de Bonilla trazó un centro perfecto que, llegando desde atrás como un tren, Rodado remató a gol. Con la cabeza y picándosela mortalmente a Germán. Ocurrió en el minuto 32 y el Ibiza se fue al descanso en plenitud de facultades.

En la segunda mitad, los celestes salieron mordiendo. La lástima fue que no encontraron la chispa necesaria para desnivelar la balanza. La UCAM, que poco fútbol había producido en el primer tiempo, estuvo desdibujada durante los primeros quince minutos del segundo tiempo. Munitis, que se fundió en un abrazo con Alfaro, ex compañero suyo en el Racing, antes de empezar el partido, tenía muchos argumentos en el banquillo y decidió usarlos. Fueron entrando Luis Fernández, Hicham y Titi. Durante el último tramo del duelo, los dos primeros estuvieron muy cerca de marcar. Lo evitó Lucas Annacker, autor de varios paradones que hicieron olvidar los despistes que tuvo en la primera parte con el balón en los pies y que le podrían haber salido caros al Ibiza.

Alfaro respondió poniendo a Fobi en el doble pivote, pero el peligro que crearon los visitantes se redujo a varias internadas de Rai que tuvieron que ser detenidas en falta. Sin Miguel Núñez en el campo -su presencia es fundamental, la aportación de Provencio, que jugó en el puesto del extremeño, fue muy inferior a lo que suele aportar el centrocampista pelirrojo-, esas jugadas a balón parado no encontraron el camino del gol.

Pablo Alfaro valoró positivamente en rueda de prensa la entrega de sus futbolistas. Según el técnico, los dos equipos jugaron un partido digno de una división superior. Le alegra al maño que la UD Ibiza haya levantado los brazos de nuevo y recupere el instinto ganador para acabar la temporada en la mejor posición posible. A partir de mañana -aunque aún no se hayan agotado todas las posibilidades de un playoff que se va quedando cada día más lejos- la cabeza del míster pensará en la próxima campaña con más fuerza todavía. Alfaro tiene firmado un año más y, a tenor de las declaraciones que ha hecho ante los medios durante las últimas semanas, la posibilidad de dirigir desde el inicio de la Liga al Ibiza le seduce muchísimo. Si eso ocurre, habrá que ver qué mimbres le prepara Fernando Soriano en forma de fichajes durante el verano para confeccionar el cesto del ascenso.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.