1-1. Punto de valor

0
430
Los futbolistas del Formentera se abrazan tras adelantarse en el marcador (Foto: SD Formentera).

Víctor M. Victoria

La SD Formentera ha cedido un empate en su duelo contra la SD Tarazona, resultado que le permite mantenerse invicto en el tren de cabeza del grupo III de la Segunda RFEF. En un partido muy igualado y competido, el equipo que entrena Míchel Alonso no ha sabido gestionar el gol de ventaja que ha adquirido tras un error de la defensa rival e, incluso, ha acabado sufriendo ante las acometidas finales de su adversario en la recta final del duelo. En cualquier caso, las sensaciones son buenas en la entidad rojilla, que suma ya siete de nueve puntos posibles y ha mostrado máxima competitividad en todo el encuentro.

El primero en intentarlo ha sido Karim, muy activo desde el costado izquierdo del Formentera, y quien tras trazar una veloz diagonal ha disparado sin excesivo peligro a las manos del meta visitante Azón. El equipo zaragozano se ha adueñado del control del partido pero sin generar excesivo peligro hasta que, en el equilibrio del primer acto, Cristian Fernández ha estrellado el esférico contra el poste de la portería defendida por Óscar Santiago (28’). Han sido los momentos de mayor sufrimiento para el equipo pitiuso, que contaba con el viento en contra pero ha sabido defenderse con orden hasta el momento del descanso.

Tras el paso por vestuarios, el equipo de Míchel Alonso se ha adueñado de la dinámica del partido y el primero en intentarlo ha sido el espigado delantero Górriz, quien tras controlar el balón con el pecho ha enviado desviado su disparo desde la frontal 50’). Los cambios introducidos por el técnico rojillo, con la salida de un eléctrico Javi por el costado derecho, han revolucionado las pulsaciones del equipo pitiuso, mucho más activo e incisivo. Y fruto de un centro del extremo recién incorporado ha llegado el primer tanto del partido, que ha contado con la inesperada colaboración del defensa rival Mingotes, quien se ha introducido la pelota en la propia portería (59’).

Antes del 1-0, el siempre fiable Óscar Santiago había salvado con acierto un mano a mano con el atacante maño Campins, pero poco ha podido hacer en la segunda acción de peligro del Tarazona. En un saque de esquina ejecutado desde el costado derecho, los jugadores del Formentera no han tenido la contundencia esperada y Cristian García ha aprovechado la indecisión para establecer el tanto del empate con un remate muy cercano a la línea de gol (67’). El duelo ha entrado entonces en una fase de alternativas, pero poco a poco los visitantes se han adueñado de la dinámica del partido y han encerrado al equipo pitiuso.

En los minutos finales del duelo, los visitantes han podido decantar el duelo a su favor, pero el disparo cruzado de Alex Rey, en inmejorable posición, se ha marchado cruzado (87’). Y en el tiempo de descuento, el técnico local Míchel Alonso ha visto la roja directa por coger la pelota con las manos antes de que saliera del terreno de juego (92’). Un empate, en definitiva, que deja buen sabor de boca en ambos conjuntos dada la máxima igualdad vista hoy en el tapete del Municipal de Sant Francesc.

A la conclusión del partido, el técnico del Formentera Míchel Alonso ha asegurado que “ha sido un punto muy trabajado. Hemos estado bien en algunos momentos, pero también hemos sufrido en otros, sobre todo en el primer tiempo. Nos sorprendieron con un sistema de juego diferente, y si los equipos cambian aquí sus sistemas de juego es porque algo estamos haciendo bien. Hoy ha sido uno de esos días en los que si no puedes ganar, al menos sumar un empate. Le doy mucho valor al punto”.

Además, el preparador rojillo ha subrayado que “hemos marcado 5 goles en tres partidos, que está muy bien, pero también hemos encajado en todos los partidos, y eso es lo que tenemos que corregir. Un equipo como el Formentera tiene que encajar pocos goles al final de Liga”. Finalmente, sobre su expulsión ha agregado: “Yo he visto el balón fuera y lo he cogido, pero es probable que no haya salido. No he cortado una contra o interferido en el juego, y es un momento del partido en el cual nosotros también podemos ganar. Me parece una decisión un poco exagerada, pero la tengo que asumir”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.