1-4. Ahí queda eso

0
334

Tras las tablas en el derbi frente al San Rafael, el CD Ibiza  ha vuelto a reencontrarse con la victoria para seguir dando caña en la parte alta de la tabla. El equipo de José Herrera se ha impuesto con suma facilidad y contundencia al Ferriolense en un partido sin historia y en donde los ibicencos ya ganaban 0-2 a las primeras de cambio.

Los deportivistas apenas tardaron tres minutos en abrir la lata. El pistolero del equipo, Cristian Terán, no perdonó dentro del área para establecer el 0-1 en el marcador. El fútbol eléctrico y vertical del CD Ibiza se tradujo en un pis pas en el segundo de la tarde. En el 12, el capitán Pau Pomar envió el cuero a la red tras un medido lanzamiento de córner de Colau.

Pero el Ferriolense, pese al mazazo encajado, no estaba dispuesto a entregar la cuchara y buscó con ahínco meterse en el partido, lográndolo en el 34 gracias a un tanto de penalti que transformó Jaume Munar. La fiesta local, no obstante, apenas duró unos segundos ya que Cristian Terán, de nuevo, puso tierra de por medio en el marcador merced a una brillante acción personal.

El dominio del CD Ibiza era total y absoluto y en el 41 llegó el 1-4 para alegría de la expedición rojilla. Enric Tarrés se sumó al festival marcando un golito gracias a un estupenda asistencia del bigoleador Cristian Terán. Y con un vendaval de fútbol y goles se llegó al descanso.

En el segundo tiempo, el ritmo del partido bajó en intensidad, pero el CD Ibiza no paró de buscar el marco contrario. Gozó de alguna clara ocasión más para marcar y lograr la manita en Son Ferriol, pero el encuentro no dio más de sí y finalizó sin que los de José Herrera pudiesen cantar más chicharros. Aun así, el conjunto de Vila firmó un soberbio partido y ya piensa en lograr tres nuevos puntos la fecha que viene, en Can Misses frente al siempre difícil Constància. Ficha Técnica

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.