14-2, un número para el ‘Gordo’ de Navidad

0
185
Juan Antonio le disputa un balón a un rival durante un lance del partido disputado ayer en el Sánchez Pizjuán (Foto: Kevin Cabezuelo).

R. Sundaysson Quizás el 14-2 del global de la eliminatoria copera del Formentera ante el Sevilla pueda parecer excesivo, pero no lo es. Esas cifras marcan con somera claridad las inmensas diferencias entre un equipo y otro, entre un conjunto de la máxima categoría como el Sevilla y otro de Tercera división como el Formentera. Son números que hablan por sí solos del inmenso poder que posee un portaviones de combate como el Sevilla frente a una marinera barca como la del Formentera. Pero al final, los números por sí solos, números son, ni más ni menos. Y esos números demuestran también que el equipo rojillo puede irse con la cabeza alta de un duelo desigual en el que las cifras mandan y del que salen moralmente triunfantes.

alibaba

Porque a pesar del número de goles que encajó, el Formentera nunca le perdió la cara al partido de vuelta, le echó coraje al asunto, se arremangó frente al temporal sevillista y le hizo después un homenaje numérico a sus aficionados regalándoles para el recuerdo un fútbol combativo y descarado con el que insistió machaconamente en busca de su propio premio. Un premio colectivo en forma de gol en el Sánchez Pizjuán, que de nuevo le tocó materializar a Gabri, autor de las dos dianas rojillas en los dos partidos de esta eliminatoria.

Y como los números, números son, no debemos olvidar que el 14 del 2 también se celebra San Valentín. Y como los enamorados son dos, el color de los enamorados es el rojo pasión y pasión entre sus aficionados es lo que levanta el cuadro rojillo, váyanse ustedes a saber si no sería algo bueno que hoy el número del Gordo del sorteo de Navidad no terminase acabando en ciento cuarenta y dos.

logo-paco-natera_apaisado

14-2, un número para el ‘Gordo’ de Navidad

R. Sundaysson Quizás el 14-2 del global de la eliminatoria copera del Formentera ante el Sevilla pueda parecer excesivo, pero no lo es. Esas cifras marcan con somera claridad las inmensas diferencias entre un equipo y otro, entre un conjunto de la máxima categoría como el Sevilla y otro de Tercera división como el Formentera. Son números que hablan por sí solos del inmenso poder que posee un portaviones de combate como el Sevilla frente a una marinera barca como la del Formentera. Pero al final, los números por sí solos, números son, ni más ni menos. Y esos números demuestran también que el equipo rojillo puede irse con la cabeza alta de un duelo desigual en el que las cifras mandan y del que salen moralmente triunfantes.alibabaPorque a pesar del número de goles que encajó, el Formentera nunca le perdió la cara al partido de vuelta, le echó coraje al asunto, se arremangó frente al temporal sevillista y le hizo después un homenaje numérico a sus aficionados regalándoles para el recuerdo un fútbol combativo y descarado con el que insistió machaconamente en busca de su propio premio. Un premio colectivo en forma de gol en el Sánchez Pizjuán, que de nuevo le tocó materializar a Gabri, autor de las dos dianas rojillas en los dos partidos de esta eliminatoria.Y como los números, números son, no debemos olvidar que el 14 del 2 también se celebra San Valentín. Y como los enamorados son dos, el color de los enamorados es el rojo pasión y pasión entre sus aficionados es lo que levanta el cuadro rojillo, váyanse ustedes a saber si no sería algo bueno que hoy el número del Gordo del sorteo de Navidad no terminase acabando en ciento cuarenta y dos.logo-paco-natera_apaisado

No hay comentarios

Dejar respuesta