2-0. ¡Son la leche!

0
1070

El Sant Jordi logró un crucial triunfo contra el Ciudad de Ibiza, al cual derrotó por 2-0, y lo hizo gracias al acierto, otra vez, en los minutos finales de partido. Al igual que en citas precedentes, el equipo que dirige Rafa Payán, líder de la Regional Preferente, solventó el duelo cuando éste ya agonizaba, una estrategia que ha convertido en arma fundamental para sus intereses. ¿Casualidad? Con tantas repeticiones en las últimas jornadas, tal vez mejor pensar en cuestión de fe.

Era el partido más esperado de la jornada y así resultó, un enfrentamiento muy igualado y de poder a poder. El Ciudad de Ibiza de Manu Tarrazo llegó al Kiko Serra de lo más motivado, después de seis victorias consecutivas y solo un gol recibido en dichas jornadas. Momento perfecto para abordar a un líder que, por el contrario, afrontó la cita con las primeras dudas de la temporada por los últimos resultados conseguidos, con goles decisivos en los últimos minutos y un empate contra el Luchador que hizo menguar su distancia de puntos con el Inter Ibiza.

Tras un primer tiempo de dominio local, con el Sant Jordi controlando el esférico y un Ciudad Ibiza esperando hacer daño a la contra, se llegó sin goles al descanso. Después, el equipo visitante dio un paso al frente e intentó maniatar al líder de la competición, que pasó por algunos momentos de dudas, aunque sin demasiados apuros. La traca estaba reservada para el final.

A dos minutos para que concluyera el tiempo reglamentado, el Ciudad de Ibiza disfrutó de un claro mano a mano pero falló en el momento decisivo. Y en el añadido llegó el momento de la polémica. El equipo de Manu Tarrazo reclama una mano de un defensor del Sant Jordi en un control del balón previo a la jugada que dio origen al primer gol local. Un centro desde el costado fue aprovechado por el “tanque” Michlig, revulsivo desde el banquillo, para anotar en el segundo palo el primer gol del partido (92’) y desatar la alegría en el Kiko Serra.

Y con el Ciudad de Ibiza totalmente volcado en busca del empate, llegó el gol de la sentencia. Este fue obra de Flavio Scarone, de nuevo goleador, quien aprovechó la coyuntura para cerrar el partido en una contra (95’).

Así, el Sant Jordi mantiene su ventaja de cuatro puntos de distancia con el Inter Ibiza, a la espera de enfrentarse contra el filial del Formentera en la isla pequeña de las Pitiusas dentro de siete días. El Ciudad de Ibiza, por el contrario, deberá enfrentarse contra el Santa Gertrudis con el propósito de recuperar la senda de la victoria.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.