2-1. Desafortunados

0
278

El Ibiza ha caído en El Plantío frente al Burgos (2-1) en el duelo de recién ascendidos de la jornada y dice prácticamente adiós a cualquier opción de engañarse de nuevo al sueño del playoff cuando restan seis jornadas para que concluya el campeonato. Los de Paco Jémez tienen la promoción, que marca el Oviedo, a diez puntos, una distancia que se antoja inalcanzable.

El cuadro celeste no ha estado afortunado y ha concedido a su rival muchas facilidades en los goles que han acabado por condenarle a la derrota. En el primero, Juanma superó a Germán Parreño (25′) tras una acción originada tras un error de Manu Molina en el pase de un balón, mientras que en el tanto de la sentencia, Goldar cometió un penalti innecesario que aprovechó Guillermo (70′) para marcar el segundo del Burgos.

Antes, el Ibiza logró igualar la contienda gracias a un jugadón personal de Cristian Herrera en el 55′. El canario, incluso, metió otro golazo en el 66′ después de un potente zapatazo desde fuera del área, pero el VAR lo anuló porque el balón, que impactó primero en el larguero y después en la espalda del portero burgalés, no llegó a rebasar la línea de gol totalmente.

En los últimos compases, el Ibiza buscó el tanto del empate con ambición y garra, pero no tuvo suerte de cara a portería, pese a crear claras ocasiones de gol, como una de Guerrero y un par de Davo. Al final, el Ibiza regresa de tierras castellanoleonesas sin puntuar y ya pensando en el próximo partido frente a Las Palmas en Can Misses.

Compartir
Artículo anterior1-2. Partido torcido
Artículo siguienteUn fuerte aplauso

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.