2-1. Desastre

0
392

Noudiari El San Rafael va camino de superar los registros más negativos de su historia en la Tercera División balear. El conjunto de sa Creu ha vuelto a perder esta jornada y ya acumula doce partidos seguidos sin ganar. Lo ha hecho en el campo del Manacor por 2-1 en otro partido en el que no ha estado bien.

Tras una primera parte sin goles, en la segunda se desataron las hostilidades. Los de casa pegaron primero con un gol de Javi López en el minuto 49. Los ibicencos reaccionaron súbitamente y lograron equilibrar el marcador con un tanto de Juanfran en el 54 que daba aire a su conjunto.

Sin embargo, la suerte, como en otras tantas jornadas, acabó dando la espalda a los rafalers, que en el minuto 79 vieron como el Manacor perforaba de nuevo su portería por mediación de Precious y les ponía contra las cuerdas.

Los intentos de los visitantes por conseguir la igualada fueron infructuosos, pero este no su año. Ni el arriesgado despido de Vicente Román para ser sustituido por Buti en el banquillo ni la conjura del vestuario para pasar página a la mala racha que acumula el grupo han dado sus frutos.

Y la situación es cada vez más preocupante para el club de Sant Rafel, que va dando pequeños pasos hacia el precipicio del descenso como si se le hubiera olvidado ganar y no tuviera capacidad para hacer frente a los rivales.

Algo falla en el club, porque ni a principio de campaña los jugadores eran tan buenos ni ahora son tan malos. Cortar la larga racha sin ganar que acumula el bloque ibicenco en la liga balear se ha convertido en algo vital. Ha dejado de tener categoría de anécdota para convertirse en una pesada losa que puede aplastar la trayectoria del primer equipo de la entidad.

La jornada que viene, el San Rafael tendrá en su estadio una buena oportunidad para resarcirse de todos los tropiezos de las últimas jornadas y dar un paso hacia la permanencia, que ha pasado a ser su único objetivo. Le visita el Santanyí, que este domingo ha ganado 3-1 al Ferriolense, y que se ha puesto a solo tres puntos de distancia de los ibicencos en su pelea por la salvación.

Un partido dramático, por tanto, en el que estarán en juego algo más que tres puntos y tras el que quedarán solo tres jornadas para el final de la Liga. El San Rafael, por tanto, tiene prohibido perder si no quiere llevarse un chasco importante y tener que jugarse la vida en el campo del Alcúdia, en casa ante el Mercadal, en su misma situación, o en el estadio del Llosetense, los tres rivales que le quedarán en la agenda a partir del próximo fin de semana.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.