Paco Natera El Sant Jordi ha logrado este mediodía una de las victorias más importantes de la temporada. El equipo de Tubau afrontaba el compromiso frente al San Francisco B en puestos de descenso, por lo que estaba obligado a superar a un rival que también tiene la soga al cuello y que se ha plantado en el Kiko Serra con jugadores del División de Honor.

Sea como fuere, al final los tres puntos de han quedado en casa y el conjunto verdinegro, que suma 34 dígitos a falta de dos jornadas, se da un respiro y sale de las posiciones comprometidas, superando tanto al San Francisco B como al Ciudad de Palma, que no ha pasado del empate en el terreno de juego del Atlético Villarcarlos, en un punto.

El Sant Jordi ha corrido como hacía tiempo no hacía. La necesidad de sumar el triunfo sí o sí ha hecho que los futbolistas de Tubau saltasen al verde como aviones en busca del gol. Y éste llegó de la mano de Pau Torres, que aventajó a su equipo en el marcador frente a un rival que también se jugaba la vida, pero que se fue al descanso perdiendo.

La segunda parte no varió respecto a la primera. El bloque jordier trabajó a destajo para defender su renta, mientras el San Francisco B trataba de buscar huecos en una zaga que aguantó el tipo con entereza. Los de Tubau supieron sufrir hasta que Breison desató la locura cuando marcó el 2-0 a falta de 20 minutos para el final.

El Sant Jordi allanó el camino de la victoria, pero quedaba mucho tiempo para el final y su adversario apretaba y apretaba para meterse en el partido. Afortunadamente, se cumplió el tiempo reglamentario sin que el San Francisco B marcase, pero sí lo hizo en el 92. Con el pitido final, la escuadra verdinegra respiró aliviada y alejada del descenso.

2-1. El Sant Jordi vive

Paco Natera El Sant Jordi ha logrado este mediodía una de las victorias más importantes de la temporada. El equipo de Tubau afrontaba el compromiso frente al San Francisco B en puestos de descenso, por lo que estaba obligado a superar a un rival que también tiene la soga al cuello y que se ha plantado en el Kiko Serra con jugadores del División de Honor. Sea como fuere, al final los tres puntos de han quedado en casa y el conjunto verdinegro, que suma 34 dígitos a falta de dos jornadas, se da un respiro y sale de las posiciones comprometidas, superando tanto al San Francisco B como al Ciudad de Palma, que no ha pasado del empate en el terreno de juego del Atlético Villarcarlos, en un punto. El Sant Jordi ha corrido como hacía tiempo no hacía. La necesidad de sumar el triunfo sí o sí ha hecho que los futbolistas de Tubau saltasen al verde como aviones en busca del gol. Y éste llegó de la mano de Pau Torres, que aventajó a su equipo en el marcador frente a un rival que también se jugaba la vida, pero que se fue al descanso perdiendo. La segunda parte no varió respecto a la primera. El bloque jordier trabajó a destajo para defender su renta, mientras el San Francisco B trataba de buscar huecos en una zaga que aguantó el tipo con entereza. Los de Tubau supieron sufrir hasta que Breison desató la locura cuando marcó el 2-0 a falta de 20 minutos para el final. El Sant Jordi allanó el camino de la victoria, pero quedaba mucho tiempo para el final y su adversario apretaba y apretaba para meterse en el partido. Afortunadamente, se cumplió el tiempo reglamentario sin que el San Francisco B marcase, pero sí lo hizo en el 92. Con el pitido final, la escuadra verdinegra respiró aliviada y alejada del descenso.

No hay comentarios

Dejar respuesta