Suso pelea con un rival por la posesión del balón (Ultima Hora Ibiza).

Ficha Técnica

Un gol de Puet en el 64 ha permitido que el Isleño se haga con un triunfo de prestigio ante un rival que llegaba a Can Misses después de ganar sus dos últimos encuentros. El equipo de David Torres, por su parte, encadena una excelente dinámica de resultados, ya que ha sumado siete puntos de nueve posibles.
Diego, en el 27, puso por delante al Santanyí en el marcador, pero Toni Ramírez, en el 43, igualó el partido. Tras el descanso, emergió la figura de Puet para lanzar al Isleño en la clasificación y acercar al equipo a la salvación.

Al Isleño le han bastado tres jornadas para salir del coma profundo en el que estaba sumido. Era un paciente de pronóstico incierto. Su estado de salud sufría continuas complicaciones y recaídas tanto en el plano deportivo como institucional y no parecía responder a la gestión de medicamentos suministrada por la directiva, que tampoco andaba radiante de vitalidad. Pero el fútbol es tan cambiante como la vida misma y hoy, tres semanas después de estar debatiéndose entre la vida y la muerte, de verlo todo más negro que blanco, es de nuevo un equipo saludable y lleno de esperanza. Vuelve a sonreir, un empate y dos victorias después, y se agarra a la permanencia con todas sus fuerzas.
Ganó el Isleño al Santanyí no se sabe muy bien cómo, más allá de que marcó un gol más, 2-1. Al equipo de David Torres se le advierte una ligera mejoría. Trata de jugar aunque no siempre le sale y combina por banda o al menos lo intenta. Le falta recorrido aún, sin embargo, para hacerse con el dominio del balón en partidos como el de esta jornada ante el Santanyí, que fue superior en el campo sin ser mucho mejor equipo y que además podría haber ganado holgadamente si hubiera afinado la puntería y Torres no hubiese estado bajo palos.
Tuvieron bastantes más ocasiones los mallorquines en los primeros 45 minutos. Llevaron la iniciativa en la primera parte ante un Isleño que entraba y salía del partido continuamente. Aparecía para desvanecerse al instante. Tras varios avisos, el Santanyí montó una contra de libro, con un exquisito control orientado de Kiko que le dio ventaja en la carrera sobre los defensores. Definió con acierto ante la salida de Torres y la entrada a la desesperada de Javi Escandell, que podría haberse ido a la calle si la jugada no acaba en gol, 0-1 minuto 27.
Pintaba mal el encuentro para los locales, pero el Santanyí creyó que había hecho lo más difícil y que el resto iba a llegar por sí solo. Al Isleño no le pesó el gol en contra, y en una buena triangulación el cuero cayó a la derecha desde donde el lateral, Fran Vilariño, puso un buen centro al segundo palo que Toni Ramírez cabeceó cruzado al fondo de las mallas sin que el portero la holiera siquiera, 1-1 minuto 43.
Poco más ocurriría hasta el final de la primera parte, mala para el Isleño en cuanto a comportamiento futbolístico y exageradamente buena por el resultado de empate a uno con el que se retiraba a los vestuarios.
La segunda mitad resultó más igualada, si bien fueron los visitantes quienes gozaron de nuevo de más ocasiones, algunas de las cuales aún deben estar preguntándose cómo no acabaron abrazando las mallas. Y es que al Isleño le ha cambiado la suerte en pocas semanas y de un tiempo a esta parte va de su lado y no deja de hacerle guiños. Puet, en el minuto 58, acertó a rematar en semifallo una falta botada desde la derecha que ponía a los suyos por delante, 2-1, solo unos minutos después de que el Santanyí tuviera dos clamorosas oportunidades para marcar que Torres desvió en una doble parada tras una misma acción de ataque
Con este triunfo, el conjunto de Can Misses ha sumado siete de los últimos nueve puntos y recobra el pulso en una Liga en la que hace nada estaba a las puertas de una parada cardiorespiratoria por falta de juego, goles, puntos y otros problemas que parecen hoy olvidados.

David Torres: “El equipo habla de fútbol y no de otros temas y se nota”
Contento por la victoria, el entrenador del Isleño, David Torres, comentó al término del encuentro que ve al equipo motivado y que “habla de fútbol y no de otros asuntos extradeportivos y eso se nota”, señaló en referencia a la preocupación que vivían los jugadores semanas atrás por aspectos económicos. “Son tres puntos muy importantes para nosotros estos que hemos conseguido hoy y no quiero hablar de porcentajes de salvación ni cosas así porque tenemos que tener muy claro que este triunfo solo nos da un poco de tranquilidad para afrontar las próximas jornadas”, dijo. Reconoció Torres que en la primera parte su equipo estuvo impreciso, pero “en la segunda hemos estado más en su parcela que en la nuestra y hemos estado mejor”.

2.- Isleño: Torres; Fran, Víctor, Javi  Escandell, Grimaldo; Tomás, Cardona (Franco, 70’); Suso, Ramón (Pierre, 58′), Toni Ramírez; y Puet (Vega, 82′)
1.- Santanyí: Ángel; Estlerich, Mario, Nicolau, Cerdà; Silver, Luis Giménez, Picó (Borrel, 68’), Simón; Kiko y Salvá.
Árbitro: Benavent Rodríguez. Amonestó con tarjeta amarilla a Simón, Cardona, Vega, Grimaldo, Javi Escandell y Torres.
Goles: 0-1,minuto 27, Kiko. 1-1,minuto 43, Toni  Ramírez. 2-1, minuto 58, Puet.
Incidencias: Partido disputado en el estadio de  Can Misses ante 100 espectadores.

noudiari.es

2-1. Puet da brillo al Isleño frente al Santanyí

Suso pelea con un rival por la posesión del balón (Ultima Hora Ibiza).

Ficha Técnica

Un gol de Puet en el 64 ha permitido que el Isleño se haga con un triunfo de prestigio ante un rival que llegaba a Can Misses después de ganar sus dos últimos encuentros. El equipo de David Torres, por su parte, encadena una excelente dinámica de resultados, ya que ha sumado siete puntos de nueve posibles.
Diego, en el 27, puso por delante al Santanyí en el marcador, pero Toni Ramírez, en el 43, igualó el partido. Tras el descanso, emergió la figura de Puet para lanzar al Isleño en la clasificación y acercar al equipo a la salvación.

Al Isleño le han bastado tres jornadas para salir del coma profundo en el que estaba sumido. Era un paciente de pronóstico incierto. Su estado de salud sufría continuas complicaciones y recaídas tanto en el plano deportivo como institucional y no parecía responder a la gestión de medicamentos suministrada por la directiva, que tampoco andaba radiante de vitalidad. Pero el fútbol es tan cambiante como la vida misma y hoy, tres semanas después de estar debatiéndose entre la vida y la muerte, de verlo todo más negro que blanco, es de nuevo un equipo saludable y lleno de esperanza. Vuelve a sonreir, un empate y dos victorias después, y se agarra a la permanencia con todas sus fuerzas.
Ganó el Isleño al Santanyí no se sabe muy bien cómo, más allá de que marcó un gol más, 2-1. Al equipo de David Torres se le advierte una ligera mejoría. Trata de jugar aunque no siempre le sale y combina por banda o al menos lo intenta. Le falta recorrido aún, sin embargo, para hacerse con el dominio del balón en partidos como el de esta jornada ante el Santanyí, que fue superior en el campo sin ser mucho mejor equipo y que además podría haber ganado holgadamente si hubiera afinado la puntería y Torres no hubiese estado bajo palos.
Tuvieron bastantes más ocasiones los mallorquines en los primeros 45 minutos. Llevaron la iniciativa en la primera parte ante un Isleño que entraba y salía del partido continuamente. Aparecía para desvanecerse al instante. Tras varios avisos, el Santanyí montó una contra de libro, con un exquisito control orientado de Kiko que le dio ventaja en la carrera sobre los defensores. Definió con acierto ante la salida de Torres y la entrada a la desesperada de Javi Escandell, que podría haberse ido a la calle si la jugada no acaba en gol, 0-1 minuto 27.
Pintaba mal el encuentro para los locales, pero el Santanyí creyó que había hecho lo más difícil y que el resto iba a llegar por sí solo. Al Isleño no le pesó el gol en contra, y en una buena triangulación el cuero cayó a la derecha desde donde el lateral, Fran Vilariño, puso un buen centro al segundo palo que Toni Ramírez cabeceó cruzado al fondo de las mallas sin que el portero la holiera siquiera, 1-1 minuto 43.
Poco más ocurriría hasta el final de la primera parte, mala para el Isleño en cuanto a comportamiento futbolístico y exageradamente buena por el resultado de empate a uno con el que se retiraba a los vestuarios.
La segunda mitad resultó más igualada, si bien fueron los visitantes quienes gozaron de nuevo de más ocasiones, algunas de las cuales aún deben estar preguntándose cómo no acabaron abrazando las mallas. Y es que al Isleño le ha cambiado la suerte en pocas semanas y de un tiempo a esta parte va de su lado y no deja de hacerle guiños. Puet, en el minuto 58, acertó a rematar en semifallo una falta botada desde la derecha que ponía a los suyos por delante, 2-1, solo unos minutos después de que el Santanyí tuviera dos clamorosas oportunidades para marcar que Torres desvió en una doble parada tras una misma acción de ataque
Con este triunfo, el conjunto de Can Misses ha sumado siete de los últimos nueve puntos y recobra el pulso en una Liga en la que hace nada estaba a las puertas de una parada cardiorespiratoria por falta de juego, goles, puntos y otros problemas que parecen hoy olvidados.

David Torres: “El equipo habla de fútbol y no de otros temas y se nota”
Contento por la victoria, el entrenador del Isleño, David Torres, comentó al término del encuentro que ve al equipo motivado y que “habla de fútbol y no de otros asuntos extradeportivos y eso se nota”, señaló en referencia a la preocupación que vivían los jugadores semanas atrás por aspectos económicos. “Son tres puntos muy importantes para nosotros estos que hemos conseguido hoy y no quiero hablar de porcentajes de salvación ni cosas así porque tenemos que tener muy claro que este triunfo solo nos da un poco de tranquilidad para afrontar las próximas jornadas”, dijo. Reconoció Torres que en la primera parte su equipo estuvo impreciso, pero “en la segunda hemos estado más en su parcela que en la nuestra y hemos estado mejor”.

2.- Isleño: Torres; Fran, Víctor, Javi  Escandell, Grimaldo; Tomás, Cardona (Franco, 70’); Suso, Ramón (Pierre, 58′), Toni Ramírez; y Puet (Vega, 82′)
1.- Santanyí: Ángel; Estlerich, Mario, Nicolau, Cerdà; Silver, Luis Giménez, Picó (Borrel, 68’), Simón; Kiko y Salvá.
Árbitro: Benavent Rodríguez. Amonestó con tarjeta amarilla a Simón, Cardona, Vega, Grimaldo, Javi Escandell y Torres.
Goles: 0-1,minuto 27, Kiko. 1-1,minuto 43, Toni  Ramírez. 2-1, minuto 58, Puet.
Incidencias: Partido disputado en el estadio de  Can Misses ante 100 espectadores.

noudiari.es


No hay comentarios

Dejar respuesta