2-1. ¿Qué titular ponemos?

0
814

Lo que está haciendo el Sant Jordi en su histórico debut en Tercera División es brutal. Un equipo de currantes, con un presupuesto justito para la categoría, está deslumbrando a propios y extraños a base de victorias en un espectacular arranque de competición. Este sábado ha logrado su quinto triunfo frente al Binissalem y sólo la derrota ante el Mallorca B empaña la escandalosa dinámica de resultados de un conjunto que no renuncia a nada y que, de momento, continúa en segunda posición con 16 puntos, los mismos que el líder Platges de Calvià, que aún tiene que jugar esta jornada.

La escuadra de David Escandell ha hecho del Kiko Serra su particular fortín. En casa, los verdinegros han logrado un pleno de victorias, cuatro en total. Lejos del Kiko Serra, el Sant Jordi tampoco va mal del todo. En Formentera ganó, en Esporles empató y en Son Bibiloni, ante el filial mallorquinista, perdió. Un balance que habla por sí solo de la fiabilidad que está brindando el cuadro jordier.

Ante el Binissalem, el Sant Jordi se ha puesto el mono de trabajo para llevarse los tres puntos en juego. El cuadro visitante se adelantó en el marcador en el minuto 75 con un gol de Sergi Oliver y el bloque de David Escandell, lejos de venirse abajo, acabó dándole la vuelta al enfrentamiento para alegría de su afición con un futbolista menos tras la expulsión de Sergi Grimau en el 71 por doble cartulina amarilla. Un minuto después del tanto del Binissalem, Nacho Rosillo hizo temblar los cimientos del Kiko Serra con el tanto del empate y Roger de la Villa, en el 83, acabó liando el taco del todo con el gol que daba, a la postre, el triunfo a un Sant Jordi que acabaría con 9 jugadores en el terreno de juego después de que Roger de la Villa, en el 83, también fuese expulsado.

Sea como fuere, la temporada que está rubricando el Sant Jordi es de locos. El grupo de David Escandell está de dulce y los hinchas verdinegros están disfrutando como nunca de un equipo humilde, que se deja la piel en el terreno de juego y que, aunque vengan mal dadas, como hoy, no baja nunca los brazos. Un diez para estos chicos.

Ficha Técnica

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.