Ademario, Sopa, Palomo, Raú, Pablo y César, jugadores del Formentera B, celebran el trabajado triunfo.
Ademario, Sopa, Palomo, Raú, Pablo y César, jugadores del Formentera B, celebran el trabajado triunfo ante el Ciudad de Ibiza.

Le hacía falta como agua de mayo un triunfo al Formentera B y consiguió el tercero de la temporada delante de su afición frente al Ciudad de Ibiza. Sin hacer un juego brillante, los chicos de Paco Cabezuelo han superado al bloque de David Torres y suman tres puntos importantes y una buena dosis de autoestima para afrontar el partido de la semana que viene ante el líder Portmany.

El choque se puso cuesta arriba para los locales con el gol de Maciel, pero la escuadra rojinegra, lejos de venirse abajo, remontó el encuentro antes del asueto con los goles del juvenil Hugo y de Palomo, que volvió a mojar tras varios partidos sin ver puerta. La segunda parte, competida, igualada y física, arrancó mejor para el Formentera B y César ponía más tierra de por medio en el marcador, 3-1. Aún así, el Ciudad de Ibiza, que nunca arrojó la toalla y siempre buscó el triunfo, logró meterse en el partido gracias a un tanto de Fall, pero el tiempo se agotó y la reacción ibicenca se quedó a medias.

Al acabar el partido, Palomo, autor del segundo gol local, se mostró contento y satisfecho por la victoria y aseguró que ésta “viene muy bien para coger moral de cara al partido frente al Portmany”. El delantero explicó que “hacía tiempo que no ganábamos y esta tarde lo hemos merecido”. “El partido ha sido muy reñido y nosotros hemos estado muy bien en tareas defensivas”, añadió el futbolista, que confía en que su equipo dé la sorpresa ante el líder la jornada próxima. “Podemos darle un susto”, apuntó.

3-2. El Formentera B se reencuentra con la victoria

Ademario, Sopa, Palomo, Raú, Pablo y César, jugadores del Formentera B, celebran el trabajado triunfo.
Ademario, Sopa, Palomo, Raú, Pablo y César, jugadores del Formentera B, celebran el trabajado triunfo ante el Ciudad de Ibiza.
Le hacía falta como agua de mayo un triunfo al Formentera B y consiguió el tercero de la temporada delante de su afición frente al Ciudad de Ibiza. Sin hacer un juego brillante, los chicos de Paco Cabezuelo han superado al bloque de David Torres y suman tres puntos importantes y una buena dosis de autoestima para afrontar el partido de la semana que viene ante el líder Portmany. El choque se puso cuesta arriba para los locales con el gol de Maciel, pero la escuadra rojinegra, lejos de venirse abajo, remontó el encuentro antes del asueto con los goles del juvenil Hugo y de Palomo, que volvió a mojar tras varios partidos sin ver puerta. La segunda parte, competida, igualada y física, arrancó mejor para el Formentera B y César ponía más tierra de por medio en el marcador, 3-1. Aún así, el Ciudad de Ibiza, que nunca arrojó la toalla y siempre buscó el triunfo, logró meterse en el partido gracias a un tanto de Fall, pero el tiempo se agotó y la reacción ibicenca se quedó a medias. Al acabar el partido, Palomo, autor del segundo gol local, se mostró contento y satisfecho por la victoria y aseguró que ésta "viene muy bien para coger moral de cara al partido frente al Portmany". El delantero explicó que "hacía tiempo que no ganábamos y esta tarde lo hemos merecido". "El partido ha sido muy reñido y nosotros hemos estado muy bien en tareas defensivas", añadió el futbolista, que confía en que su equipo dé la sorpresa ante el líder la jornada próxima. "Podemos darle un susto", apuntó.

No hay comentarios

Dejar respuesta