4-1. Goleada y cabreo

0
506

El filial del Sant Jordi ha doblegado con autoridad al del Formentera (4-1), en un resultado de altura para el equipo que dirige Edu Amoedo, que escala puestos en la clasificación. Los verdinegros han sabido sacar partido de la superioridad en el terreno de juego, tanto futbolística como numérica, pues el equipo visitante ha acabado con dos jugadores expulsados. De hecho, el técnico Armando se ha mostrado muy contrariado con el arbitraje de José Rivera a la conclusión del partido.

El primer tanto del enfrentamiento ha llegado en el ecuador de la primera mitad, gracias al acierto de Aarón Domínguez (31’), que adelantaba a los propietarios del Kiko Serra. Justo antes del descanso ha llegado la primera de las expulsiones visitantes, por doble amarilla a Jorge Haro (43’). Tras el paso por vestuarios, el filial del Sant Jordi ha percutido en su esfuerzo y, fruto de ello, Julián Torres ha hecho el segundo (52’). A partir de ahí, el Formentera ha adelantado líneas para buscar la reacción, que ha llegado en forma de gol con la firma de Rubén Quevedo (64’).

Sin embargo, el goleador rojillo ha visto dos amarillas en un breve lapso de tiempo (67’ y 68’), para enfilar el túnel de vestuarios. Con dos jugadores más, los locales han sabido manejar la situación y sentenciar el duelo, primero con un gol de Roger Serra (83’), que competirá con el filial verdinegro lo que resta de temporada, y después con otro de Jaime Colomer (85’).

Al final del partido, el técnico visitante Armando se ha mostrado molesto con el colegiado, al afirmar: “Solo pido que los árbitros dejen de ser protagonistas y dejen serlo a los jugadores. Quiero una Preferente competitiva, con buen fútbol, y no que un árbitro se cargue un partido. Da pena”.

Ficha Técnica

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.