El Ibiza ha vuelto por sus fueros y la goleada de la jornada pasada en el campo del Alcúdia no fue flor de un día, ya que el equipo unionista ha vuelto a darse un festín de goles este mediodía ante el Mercadal (4-1), un triunfo dedicado al portero Manolo, lesionado gravemente y que desafortundamente se perderá lo que queda de temporada.

Un futbolista ha salido por la puerta grande de Can Misses. Mateu Ferrer ha sido el gran protagonista del partido, ya que suyos han sido los cuatro tantos que el plantel de Toni Amor le ha endosado el conjunto menorquín. El delantero de Inca se ha salido y ha firmado un póker de goles para alegría de la fiel afición del equipo.

El Ibiza ha sido muy superior al Mercadal e, incluso, ha tenido ocasiones de gol como para haber acabado el partido con un tanteador más abultado. Pero los disparos que tocaron finalmente la red rival fueron los de Mateu Ferrer en el 6′, 21′, 53′, 74′. Elliot, en el 70′ fue quien maquilló el resultado para el cuadro de Juan Moll.

La escuadra ibicenca, tras el pequeño bache que supuso la pérdida del liderato, sigue en sexta velocidad y podría dormir líder en solitario si esta tarde el Mallorca cae en el partido que le mide al Playas de Calvià (17.00h). La jornada que viene, el Ibiza rinde visita al Llosetense en un encuentro clave para sus ambiciosas aspiraciones. Ficha Técnica

El equipo unionista ha saltado al verde con camisetas en apoyo al compañero Manolo, lesionado de gravedad.
El equipo unionista ha saltado al verde con camisetas en apoyo al compañero Manolo, lesionado de gravedad.

noudiari.es La UD Ibiza ha cumplido con el trámite ante el Mercadal en Can Misses en un partido que ha tenido a Mateu Ferrer como protagonista principal y autor de los cuatro goles de su equipo, 4-1. Los menorquines son la sombra del equipo que en pasadas temporadas se había hecho fuerte en las posiciones de cabeza de la Liga balear de Tercera División. Poco o nada pudieron hacer ante un rival que está inmerso de lleno en la lucha por el título de campeón y que no puede permitirse el más mínimo error si quiere ir a la fase de ascenso como cabeza de serie.

El goleador de la jornada no tardaría en demostrar sus dotes de cara a puerta y a los seis minutos de encuentro ponía a los suyos por delante en el marcador. En el 21 repetía y dejaba el duelo muy cuesta arriba para los visitantes, que lo intentaron pero no consiguieron poner en demasiados aprietos al conjunto que entrena Toni Amor, más sólido atrás y resolutivo en la parte de arriba.

El partido alcanzó su ecuador con 2 a 0 en el marcador y el trabajo medio hecho para los de casa, que no bajaron el pie del acelerador tras el intermedio y siguieron siendo los grandes dominadores del choque. Ferrer, en estado de gracia, lo reflejó en el marcador con el tercero de su cuenta particular a los 52 minutos. El Mercadal, con el partido muy cuesta arriba, sacó fuerzas de la flaqueza y logró después el tanto del honor, obra de Elliot en el minuto 70.

Sin ganas de complicarse la vida, la UD Ibiza contestó prácticamente a renglón seguido con el cuarto gol, que de nuevo llegaría con la firma de Mateu Ferrer en el minuto 74. No se movería de nuevo el marcador hasta el pitido final, con el que acabó la tortuosa comparecencia del Mercadal en Can Misses, donde se topó con un adversario que cada vez está jugando mejor y que llega al tramo final de la campaña en un gran momento de forma.

4-1. Para bíceps los míos

El Ibiza ha vuelto por sus fueros y la goleada de la jornada pasada en el campo del Alcúdia no fue flor de un día, ya que el equipo unionista ha vuelto a darse un festín de goles este mediodía ante el Mercadal (4-1), un triunfo dedicado al portero Manolo, lesionado gravemente y que desafortundamente se perderá lo que queda de temporada. Un futbolista ha salido por la puerta grande de Can Misses. Mateu Ferrer ha sido el gran protagonista del partido, ya que suyos han sido los cuatro tantos que el plantel de Toni Amor le ha endosado el conjunto menorquín. El delantero de Inca se ha salido y ha firmado un póker de goles para alegría de la fiel afición del equipo. El Ibiza ha sido muy superior al Mercadal e, incluso, ha tenido ocasiones de gol como para haber acabado el partido con un tanteador más abultado. Pero los disparos que tocaron finalmente la red rival fueron los de Mateu Ferrer en el 6', 21', 53', 74'. Elliot, en el 70' fue quien maquilló el resultado para el cuadro de Juan Moll. La escuadra ibicenca, tras el pequeño bache que supuso la pérdida del liderato, sigue en sexta velocidad y podría dormir líder en solitario si esta tarde el Mallorca cae en el partido que le mide al Playas de Calvià (17.00h). La jornada que viene, el Ibiza rinde visita al Llosetense en un encuentro clave para sus ambiciosas aspiraciones. Ficha Técnica
El equipo unionista ha saltado al verde con camisetas en apoyo al compañero Manolo, lesionado de gravedad.
El equipo unionista ha saltado al verde con camisetas en apoyo al compañero Manolo, lesionado de gravedad.
noudiari.es La UD Ibiza ha cumplido con el trámite ante el Mercadal en Can Misses en un partido que ha tenido a Mateu Ferrer como protagonista principal y autor de los cuatro goles de su equipo, 4-1. Los menorquines son la sombra del equipo que en pasadas temporadas se había hecho fuerte en las posiciones de cabeza de la Liga balear de Tercera División. Poco o nada pudieron hacer ante un rival que está inmerso de lleno en la lucha por el título de campeón y que no puede permitirse el más mínimo error si quiere ir a la fase de ascenso como cabeza de serie. El goleador de la jornada no tardaría en demostrar sus dotes de cara a puerta y a los seis minutos de encuentro ponía a los suyos por delante en el marcador. En el 21 repetía y dejaba el duelo muy cuesta arriba para los visitantes, que lo intentaron pero no consiguieron poner en demasiados aprietos al conjunto que entrena Toni Amor, más sólido atrás y resolutivo en la parte de arriba. El partido alcanzó su ecuador con 2 a 0 en el marcador y el trabajo medio hecho para los de casa, que no bajaron el pie del acelerador tras el intermedio y siguieron siendo los grandes dominadores del choque. Ferrer, en estado de gracia, lo reflejó en el marcador con el tercero de su cuenta particular a los 52 minutos. El Mercadal, con el partido muy cuesta arriba, sacó fuerzas de la flaqueza y logró después el tanto del honor, obra de Elliot en el minuto 70. Sin ganas de complicarse la vida, la UD Ibiza contestó prácticamente a renglón seguido con el cuarto gol, que de nuevo llegaría con la firma de Mateu Ferrer en el minuto 74. No se movería de nuevo el marcador hasta el pitido final, con el que acabó la tortuosa comparecencia del Mercadal en Can Misses, donde se topó con un adversario que cada vez está jugando mejor y que llega al tramo final de la campaña en un gran momento de forma.

No hay comentarios

Dejar respuesta