4-3. Remontada épica para seguir soñando en la Copa

0
898

@futbolpitiuso El Formentera sigue empeñando en hacer historia en la Copa del Rey. El equipo de Tito García Sanjuán se ha clasificado para 1/16 de final por segunda temporada consecutiva después de eliminar al Logroñés en una noche mágica, épica, con una remontada de leyenda. Los rojinegros, que iban perdiendo 0-2 en el minuto 70, igualaron la contienda en los últimos minutos del tiempo reglamentado gracias a los goles de Bruno Vinicius (m. 80) y Fobi (m. 86), forzando la prórroga para alegría de la fiel hinchada formenterense, que llenó el pequeño coliseo de la Pitiusa menor. En el 95 fue Dailos quien desató la locura en la grada con el 3-2, aunque el conjunto riojano igualó el choque con un tanto de Muneta en el minuto 100. Pese al mazazo, el Formentera, con un futbolista menos sobre el verde tras la expulsión del lateral canario Dailos, siguió creyendo en sí mismo y Gabri, en el 107, estableció el definitivo 4-3, resultado que permite al Formentera continuar vivo en el torneo del KO y poder enfrentarse de nuevo, como hiciera la campaña pasada contra el Sevilla, a un grande del fútbol español de Champions League como el Real Madrid o el Barça.

noudiari.es El Formentera volverá a jugar este curso con un equipo de Primera División en la Copa del Rey como ocurriera la pasada temporada al derrotar en el torneo del k.o. al Logroñés por 4 a 3 en un partido vibrante y loco. Los formenterenses perdían por 0 a 2 a falta de 19 minutos para el final del encuentro. Pero consiguieron empatar antes del final del tiempo reglamentado para conducirlo a la prórroga, donde hubo tres nuevos goles, dos a favor de los de casa uno para los visitantes, que no pudieron con la fe del cuadro que entrena Tito García Sanjuán.

Los dos equipos han saltado al campo decididos darlo todo desde el primer minuto sin guardarse nada y eso ha propiciado un primer tiempo con mucho ritmo. Ambos querían la posesión del balón para jugar a ras de suelo pero los riojanos se han ido haciendo poco a poco con ella.

Eso, sin embargo, no se ha traducido en ocasiones de gol ni llegadas nítidas que pusieran en apuros al meta formenterense. De hecho, las aproximaciones más peligrosas han llegado por parte del conjunto de casa, pero ni Juan Antonio primero y Garmendia después han llegado a rematar sendos centros al área a los que han llegado tarde por muy poco.

La acción de mayor peligro de los visitantes ha llegado después de la lesión de Álvaro, que ha tenido que ser sustituido en las filas locales. Una falta en la frontal del área local ha puesto el miedo en el cuerpo de los jugadores formenterenses y del numeroso público que se ha dado cita en la grada del municipal de Sant Francesc. El disparo por encima de la barrera iba adentro a la derecha de Contreras, que ha logrado desviar el balón lanzándose abajo.

El Logroñés quería, tenía y movía con fluidez el balón pero no conseguía romper la zaga de un Formentera ordenado atrás que cuando recuperaba trataba de salir con velocidad al ataque. Un disparo del cuadro local repelido por un defensa del cuadro riojano por encima del larguero fue lo último destacado de un vistoso primer tiempo sin goles pero con momentos de buen juego y mucha intensidad por parte de los dos protagonistas.

La segunda parte arrancó con dos ocasiones casi consecutivas del Formentera que no acabaron en gol por poco, una dio incluso en el palo tras un mal despeje de la defensa, pero fue el Logroñés quien marcaría. Aguilar, con sangre fría, paró el balón tras recibir un centro desde la izquierda y rodeado de rivales buscó el hueco para disparar y batir a Contreras de fuerte disparo en el minuto 52 de partido.

Tras el tanto, el Logroñés fue precavido y empezó a jugar atendiendo a la ventaja de la que gozaba en el marcador. No quiso tomar riesgos atrás y prefirió salir a la contra o retener el cuero para arañar segundos al cronómetro para tratar de hacer bueno el 1 a 0. Por su parte, el técnico del Formentera, Tito García Sanjuán, sacó a un central para poner más pólvora en ataque con la incorporación de Riera al ataque de su conjunto.

A corto plazo, el cambio no surtió el efecto deseado, puesto que poco después, en el minuto 71, el Logroñés marcaba el segundo y dejaba el partido prácticamente decidido. Otro centro desde la izquierda en una buena acción de ataque de los visitantes encontró la cabeza de Marcos, que, completamente solo, conectó a la red por encima de Contreras para colocar el 0-2 en el luminoso.

No se rindió ni bajó los brazos el Formentera a pesar del mazazo recibido y producto de esa fe consiguió reducir diferencias y meterse de nuevo de lleno en el partido gracias a un tanto de Vinicius a falta de ocho minutos para el final del tiempo reglamentado. El tanto enchufó de nuevo a una grada casi apagada y dio alas a los futbolistas locales.

Tanto fue así que Fobi, de fuerte disparo, marcaba el tanto del empate en el minuto 88 y llevaba a su equipo a la prórroga. Jugaba con diez el Formentera por la lesión de Vinicius después de haber agotado los cambios, pero eso no fue óbice para poner el 2 a 2 en el marcador.

Creían los jugadores en sus posibilidades y, espoleados por su afición, se vaciaron en los instantes finales del tiempo reglamentado para tratar incluso de evitar la prórroga, a la que se fue finalmente el partido habida cuenta del empate a dos con el que terminaron los 90 minutos más el añadido.

Afrontaba el Formentera los 30 minutos extras con uno menos por la lesión de Vinicius, pero por momentos parecía que tenía uno más. Seguía mirando con verticalidad el marco contrario el equipo de casa y Dailos, a los cinco minutos de la primera parte de la prórroga, volvía a marcar para los de casa y establecía el 3-2 en el marcador.

Tras el gol, los formenterenses cerraron filas en torno a su portería para salvaguardar la ventaja, pero no pudieron porque el árbitro señaló un penalti muy dudoso y protestado a favor del Logroñés. Muneta, en el último minuto del primer tiempo de la prórroga, lo transformaba en gol y lograba el empate para los suyos.

A los dos minutos de la reanudación de la prórroga, el Formentera marcaba de nuevo tras un disparo de Gabri desde la frontal que tocó con un rival, engañó al portero y se fue para dentro. Subía el 4 a 3 al marcador en un partido loco, atípico, de los que hacen afición. El público no se lo cría y explotaba el júbilo en la grada del municipal de Sant Francesc Xavier, lleno hasta la bandera.

Tuvo el Logroñés ocasiones para empatar, pero el Formentera no erró, frenó al adversario y acabó haciéndose con un triunfo épico a base de fe y confianza.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.