La Peña Deportiva, ya descendida a Liga Nacional, continúa padeciendo su particular ‘via crucis’ en la División de Honor. Esta jornada, antepenúltima de la temporada, el equipo de Raúl Casañ ha sufrido un duro correctivo en el campo del Espanyol, que se ha ensañado con los ibicencos.

La jornada que viene, el plantel peñista se despide de su afición recibiendo al Sant Andreu y echará el telón a un curso deportivo para olvidar rindiendo visita al Gimàstic de Tarragona.

La aventura del conjunto blanco en la máxima categoría del fútbol juvenil ha sido todo un sufrimiento. Tres partidos ganados, 2 empatados y 23 perdidos, con 13 goles a favor y 76 en contra es el pobre bagaje de un equipo al que la División de Honor le ha quedado muy grande. Que acabe esto ya.

8-0. La crucifixión de la Peña

La Peña Deportiva, ya descendida a Liga Nacional, continúa padeciendo su particular 'via crucis' en la División de Honor. Esta jornada, antepenúltima de la temporada, el equipo de Raúl Casañ ha sufrido un duro correctivo en el campo del Espanyol, que se ha ensañado con los ibicencos. La jornada que viene, el plantel peñista se despide de su afición recibiendo al Sant Andreu y echará el telón a un curso deportivo para olvidar rindiendo visita al Gimàstic de Tarragona. La aventura del conjunto blanco en la máxima categoría del fútbol juvenil ha sido todo un sufrimiento. Tres partidos ganados, 2 empatados y 23 perdidos, con 13 goles a favor y 76 en contra es el pobre bagaje de un equipo al que la División de Honor le ha quedado muy grande. Que acabe esto ya.

1 Comentario

Dejar respuesta