La Peña Deportiva continúa a toda velocidad hacia el descenso de categoría. El equipo de Rául Casañ volvió a perder un partido más (ya van 15) y cierra el año como colista del grupo 3 con sólo 4 dígitos en su casillero y salvo milagro en 2018 certificará su regreso a Liga Nacional. No en vano, la salvación, transcurridas 17 jornadas, se sitúa a 13 puntos, una distancia que se antoja insalvable teniendo en cuenta que el plantel blanco únicamente ha logrado una victoria y dos empates, perdiendo, para más inri, uno de los puntos por alineación indebida.

Ayer, la Peña fue ninguneada en el terreno de juego del líder, el todopoderoso FC Barcelona. Los de Gabri se enseñaron con los ibicencos y dejaron visto para sentencia el partido en el primer tiempo (4-0). El conjunto blanco no fue capaz de parar la sangría tras el descanso y el cuadro azulgrana se marchó en el marcador 7-0. Fue entonces cuando el bloque de la Villa del Río aprovechó la relajación del Barça para maquillar el tanteador gracias a los goles de Adri y Monti en los últimos compases de un encuentro que finalmente concluyó con un nuevo chicharro del líder.

8-2. Nocaut

La Peña Deportiva continúa a toda velocidad hacia el descenso de categoría. El equipo de Rául Casañ volvió a perder un partido más (ya van 15) y cierra el año como colista del grupo 3 con sólo 4 dígitos en su casillero y salvo milagro en 2018 certificará su regreso a Liga Nacional. No en vano, la salvación, transcurridas 17 jornadas, se sitúa a 13 puntos, una distancia que se antoja insalvable teniendo en cuenta que el plantel blanco únicamente ha logrado una victoria y dos empates, perdiendo, para más inri, uno de los puntos por alineación indebida. Ayer, la Peña fue ninguneada en el terreno de juego del líder, el todopoderoso FC Barcelona. Los de Gabri se enseñaron con los ibicencos y dejaron visto para sentencia el partido en el primer tiempo (4-0). El conjunto blanco no fue capaz de parar la sangría tras el descanso y el cuadro azulgrana se marchó en el marcador 7-0. Fue entonces cuando el bloque de la Villa del Río aprovechó la relajación del Barça para maquillar el tanteador gracias a los goles de Adri y Monti en los últimos compases de un encuentro que finalmente concluyó con un nuevo chicharro del líder.

1 Comentario

Dejar respuesta