A superar el escollo azulón

0
436
Plantilla al completo del Getafe B, rival del Ibiza en el play-off (Foto: Getafe CF).

Por Pablo Sierra del Sol

El representante de la Unión Popular Langreo no remueve las bolas que quedaban en el bombo de los terceros clasificados y saca la bola de la Unión Deportiva Ibiza. Mientras la directiva ibicenca contiene la respiración, el directivo asturiano mete su mano en el bombo de los segundos clasificados, que está prácticamente por vaciar, y, también sin remover, saca la papeleta donde está escrito el nombre del Getafe B.

El equipo de Rufete acaba de evitar a uno de los campeones de Tercera División, pero tendrá que vérselas contra un rival que se quedó a un solo punto de cantar el alirón. El Getafe B terminó la temporada regular con 78 puntos. Solo una derrota en el campo del Internacional de Boadilla, uno de los ganadores de la eliminatoria de campeones que ya han subido a Segunda B, privó al filial azulón de intentar el regreso a la división de bronce por la ruta más directa. El Getafe B estuvo en el tercer nivel del fútbol español entre 2010, cuando subió con el sanantoniense Efrén Fernández como portero, y 2016, el año en que volvió al liga madrileña de Tercera tras acabar colista en el grupo II de Segunda B.

Para la UD Ibiza no será fácil el pase de ronda. Su condición de tercer clasificado le obliga a jugar la ida, el próximo fin de semana, en Can Misses. La vuelta será en la ciudad deportiva del Getafe Club de Fútbol, una escuadra que ha brillado a buen nivel en su regreso a Primera tras un añito en el infierno y que quiere redondear la temporada con el ascenso de sus cachorros a Segunda B. Varios de ellos ya saben lo que es jugar algún minuto en la élite del fútbol estatal. Pepe Bordalás ha premiado la buena trayectoria del filial dándole la oportunidad de debutar en Primera a Barri, Alba, Duro (nueve goles en Tercera y dos dianas en la primera eliminatoria, donde apearon al Coria), Calderón (trece dianas y máximo goleador del equipo), Alberto y Miguel Ángel. El congoleño Merveil Ndockyt es el canterano que más minutos ha jugado, con 64 minutos repartidos en seis partidos. Los chavales que entrena David Cubillo, ex centrocampista del primer equipo del Getafe en los tiempos en los que los azulones subieron a Primera, llegarán a Ibiza cargados de hambre y peligro. Hay pocas cosas que luzcan mejor en el curriculum de un joven futbolista que un ascenso de categoría.

Será importante que Can Misses vuelva a llenarse de aficionados. Sacar un resultado positivo –y, sobre todo, no recibir ningún gol– es fundamental para que la UD Ibiza viaje a Getafe con opciones claras de pasar de ronda. La experiencia de los veteranos que apuntalan la plantilla que entrena Rufete puede ser el elemento desequilibrante a favor del bloque insular. En la guerra psicológica que suele decidir estos encuentros cargados de emoción y trascendencia, los filiales tienen más papeletas de sucumbir. Por delante, 180 minutos (si no hay prórroga) repletos de tensión que pueden dejar a la esperanza del fútbol pitiuso a las puertas de la Segunda División B.

A superar el escollo azulón

Por Pablo Sierra del Sol El representante de la Unión Popular Langreo no remueve las bolas que quedaban en el bombo de los terceros clasificados y saca la bola de la Unión Deportiva Ibiza. Mientras la directiva ibicenca contiene la respiración, el directivo asturiano mete su mano en el bombo de los segundos clasificados, que está prácticamente por vaciar, y, también sin remover, saca la papeleta donde está escrito el nombre del Getafe B. El equipo de Rufete acaba de evitar a uno de los campeones de Tercera División, pero tendrá que vérselas contra un rival que se quedó a un solo punto de cantar el alirón. El Getafe B terminó la temporada regular con 78 puntos. Solo una derrota en el campo del Internacional de Boadilla, uno de los ganadores de la eliminatoria de campeones que ya han subido a Segunda B, privó al filial azulón de intentar el regreso a la división de bronce por la ruta más directa. El Getafe B estuvo en el tercer nivel del fútbol español entre 2010, cuando subió con el sanantoniense Efrén Fernández como portero, y 2016, el año en que volvió al liga madrileña de Tercera tras acabar colista en el grupo II de Segunda B. Para la UD Ibiza no será fácil el pase de ronda. Su condición de tercer clasificado le obliga a jugar la ida, el próximo fin de semana, en Can Misses. La vuelta será en la ciudad deportiva del Getafe Club de Fútbol, una escuadra que ha brillado a buen nivel en su regreso a Primera tras un añito en el infierno y que quiere redondear la temporada con el ascenso de sus cachorros a Segunda B. Varios de ellos ya saben lo que es jugar algún minuto en la élite del fútbol estatal. Pepe Bordalás ha premiado la buena trayectoria del filial dándole la oportunidad de debutar en Primera a Barri, Alba, Duro (nueve goles en Tercera y dos dianas en la primera eliminatoria, donde apearon al Coria), Calderón (trece dianas y máximo goleador del equipo), Alberto y Miguel Ángel. El congoleño Merveil Ndockyt es el canterano que más minutos ha jugado, con 64 minutos repartidos en seis partidos. Los chavales que entrena David Cubillo, ex centrocampista del primer equipo del Getafe en los tiempos en los que los azulones subieron a Primera, llegarán a Ibiza cargados de hambre y peligro. Hay pocas cosas que luzcan mejor en el curriculum de un joven futbolista que un ascenso de categoría. Será importante que Can Misses vuelva a llenarse de aficionados. Sacar un resultado positivo –y, sobre todo, no recibir ningún gol– es fundamental para que la UD Ibiza viaje a Getafe con opciones claras de pasar de ronda. La experiencia de los veteranos que apuntalan la plantilla que entrena Rufete puede ser el elemento desequilibrante a favor del bloque insular. En la guerra psicológica que suele decidir estos encuentros cargados de emoción y trascendencia, los filiales tienen más papeletas de sucumbir. Por delante, 180 minutos (si no hay prórroga) repletos de tensión que pueden dejar a la esperanza del fútbol pitiuso a las puertas de la Segunda División B.

No hay comentarios

Dejar respuesta