noudiari.es Este lunes han comenzado los trabajos de sustitución del acumulador de agua de las instalaciones deportivas de Sant Rafel. Estos trabajos, encargados por el Ayuntamiento de Sant Antoni, tienen un coste de 24.110 euros y consisten en la sustitución del actual acumulador, con una capacidad de 800 litros, por otro de 2.000 litros. Además, se reemplazará una válvula termostática y se colocarán 25 pulsadores nuevos que permitirán ahorrar agua.

Dichas actuaciones tienen el objetivo de conseguir un correcto funcionamiento de estas instalaciones deportivas, que dan servicio tanto a las alumnas del Club de Gimnàstica Rítmica como a los usuarios del campo de fútbol, y que desde su puesta en marcha han presentado problemas, ya que la falta de capacidad del acumulador impedía el adecuado calentamiento del agua de las duchas de los usuarios.

En ese sentido, Vicente Román, entrenador del San Rafael, ya había denunciado en varias ocasiones que sus jugadores se tenían que duchar con agua fría en invierno, con los consiguientes problemas en forma de gripes y resfriados para la plantilla. “El año pasado ya nos pasó lo mismo y hubo que cambiar la caldera, pero sigue sin resolverse el problema”, afirmó el técnico el pasado 12 de diciembre de 2015.

Agua caliente para el San Rafael

noudiari.es Este lunes han comenzado los trabajos de sustitución del acumulador de agua de las instalaciones deportivas de Sant Rafel. Estos trabajos, encargados por el Ayuntamiento de Sant Antoni, tienen un coste de 24.110 euros y consisten en la sustitución del actual acumulador, con una capacidad de 800 litros, por otro de 2.000 litros. Además, se reemplazará una válvula termostática y se colocarán 25 pulsadores nuevos que permitirán ahorrar agua.Dichas actuaciones tienen el objetivo de conseguir un correcto funcionamiento de estas instalaciones deportivas, que dan servicio tanto a las alumnas del Club de Gimnàstica Rítmica como a los usuarios del campo de fútbol, y que desde su puesta en marcha han presentado problemas, ya que la falta de capacidad del acumulador impedía el adecuado calentamiento del agua de las duchas de los usuarios.En ese sentido, Vicente Román, entrenador del San Rafael, ya había denunciado en varias ocasiones que sus jugadores se tenían que duchar con agua fría en invierno, con los consiguientes problemas en forma de gripes y resfriados para la plantilla. “El año pasado ya nos pasó lo mismo y hubo que cambiar la caldera, pero sigue sin resolverse el problema”, afirmó el técnico el pasado 12 de diciembre de 2015.

No hay comentarios

Dejar respuesta