R. Sundaysson Líderes en solitario sin conocer la derrota y con cinco puntos de ventaja sobre sus inmediatos perseguidores a falta de cuatro jornadas por disputarse. Una situación privilegiada que permite a la plantilla del Ciudad de Ibiza disfrutar de un momento dulce y trabajar con mayor ahínco para tratar de hacerse cuanto antes con el campeonato de Regional Preferente.

“Lo tenemos ahí, todo depende de nosotros. Cada partido ahora va a ser una final para nosotros. Nos sentimos muy fuertes, la plantilla está muy motivada y si podemos conseguir el objetivo en tan sólo 8 jornadas, vamos a luchar por hacerlo posible en estas ocho fechas”, aseguró Alberto Cabral, guardameta del City qe debutó con 16 años en la Primera División de Paraguay con el Libertad. “También fue internacional sub-17″, recuerda.

El conjunto de Ibón Begoña se está mostrando como un equipo seguro en sí mismo gracias al equilibrio de su juego colectivo y a la seguridad bajo los palos de un portero experimentado como Alberto Cabral que, a sus casi 36 años (los cumplirá el próximo mes de agosto), está demostrando un excelente momento de forma y de acierto.

“En lo personal y en lo deportivo estoy muy contento porque vuelvo a sentirme futbolista. Cuando fiché con el Inter la temporada pasada, llevaba ocho años sin jugar. En el club toda la gente me ha acogido muy bien. Me siento muy cómodo. El cariño humano que estoy recibiendo por parte de todos es impresionante. La relación con el presi, con Ibón y con los compañeros es increíble porque una vez que acaban los entrenamientos somos todos amigos”, afirmó Cabral.

Así las cosas, el guardameta paraguayo tiene plena confianza en las posibilidades de éxito de su equipo, ya que según explicó “contamos con un vestuario que está muy unido. Somos un grupo que cree y quiere lo mismo. Todos, tanto los más veteranos como los más jóvenes, tenemos el mismo pensamiento y trabajamos juntos para conseguir nuestro objetivo”.

La fórmula para alcanzar el éxito y seguir aspirando a los máximos retos deportivos esta temporada parece ser la acertada a tenor de los resultados obtenidos por el plantel del Ciudad de Ibiza. Alberto Cabral la resumió de forma simplificada con una sencilla mezcla de “implicación, ilusión y esfuerzo”, y destacó además “la profesionalidad a la hora de trabajar de Ibón Begoña” como un factor fundamental para la buena marcha del equipo.

En cuanto al camino que aún le falta por recorrer al Ciudad de Ibiza hasta que acabe la competición, el meta guaraní señaló que “sabemos lo que hay en juego en los próximos partidos pero estamos tranquilos. Los refuerzos y la gente joven están respondiendo muy bien. Hemos conseguido que todo el equipo esté funcionando como un bloque porque jugadores y cuerpo técnico somos una piña”.

De cara a lo que resta de competición, el cancerbero del City reconoce que tendrán que hacer un gran esfuerzo porque ahora mismo son el rival a batir por todos. Un cartel que les obligará a dar el máximo sobre el terreno de juego en cada duelo.

“Este sábado tenemos otro partido muy importante ante el San Rafael B. Estoy seguro que va ser un encuentro complicado. No podemos descuidarnos ante ningún equipo ocupe la posición que ocupe en la clasificación. Tenemos que estar muy centrados porque todos los rivales se crecen ante nosotros”, indicó el arquero de los citizens

Alberto: “Vuelvo a sentirme futbolista”

R. Sundaysson Líderes en solitario sin conocer la derrota y con cinco puntos de ventaja sobre sus inmediatos perseguidores a falta de cuatro jornadas por disputarse. Una situación privilegiada que permite a la plantilla del Ciudad de Ibiza disfrutar de un momento dulce y trabajar con mayor ahínco para tratar de hacerse cuanto antes con el campeonato de Regional Preferente. “Lo tenemos ahí, todo depende de nosotros. Cada partido ahora va a ser una final para nosotros. Nos sentimos muy fuertes, la plantilla está muy motivada y si podemos conseguir el objetivo en tan sólo 8 jornadas, vamos a luchar por hacerlo posible en estas ocho fechas”, aseguró Alberto Cabral, guardameta del City qe debutó con 16 años en la Primera División de Paraguay con el Libertad. "También fue internacional sub-17", recuerda. El conjunto de Ibón Begoña se está mostrando como un equipo seguro en sí mismo gracias al equilibrio de su juego colectivo y a la seguridad bajo los palos de un portero experimentado como Alberto Cabral que, a sus casi 36 años (los cumplirá el próximo mes de agosto), está demostrando un excelente momento de forma y de acierto. “En lo personal y en lo deportivo estoy muy contento porque vuelvo a sentirme futbolista. Cuando fiché con el Inter la temporada pasada, llevaba ocho años sin jugar. En el club toda la gente me ha acogido muy bien. Me siento muy cómodo. El cariño humano que estoy recibiendo por parte de todos es impresionante. La relación con el presi, con Ibón y con los compañeros es increíble porque una vez que acaban los entrenamientos somos todos amigos”, afirmó Cabral. Así las cosas, el guardameta paraguayo tiene plena confianza en las posibilidades de éxito de su equipo, ya que según explicó “contamos con un vestuario que está muy unido. Somos un grupo que cree y quiere lo mismo. Todos, tanto los más veteranos como los más jóvenes, tenemos el mismo pensamiento y trabajamos juntos para conseguir nuestro objetivo”. La fórmula para alcanzar el éxito y seguir aspirando a los máximos retos deportivos esta temporada parece ser la acertada a tenor de los resultados obtenidos por el plantel del Ciudad de Ibiza. Alberto Cabral la resumió de forma simplificada con una sencilla mezcla de “implicación, ilusión y esfuerzo”, y destacó además “la profesionalidad a la hora de trabajar de Ibón Begoña” como un factor fundamental para la buena marcha del equipo. En cuanto al camino que aún le falta por recorrer al Ciudad de Ibiza hasta que acabe la competición, el meta guaraní señaló que “sabemos lo que hay en juego en los próximos partidos pero estamos tranquilos. Los refuerzos y la gente joven están respondiendo muy bien. Hemos conseguido que todo el equipo esté funcionando como un bloque porque jugadores y cuerpo técnico somos una piña”. De cara a lo que resta de competición, el cancerbero del City reconoce que tendrán que hacer un gran esfuerzo porque ahora mismo son el rival a batir por todos. Un cartel que les obligará a dar el máximo sobre el terreno de juego en cada duelo. “Este sábado tenemos otro partido muy importante ante el San Rafael B. Estoy seguro que va ser un encuentro complicado. No podemos descuidarnos ante ningún equipo ocupe la posición que ocupe en la clasificación. Tenemos que estar muy centrados porque todos los rivales se crecen ante nosotros”, indicó el arquero de los citizens

No hay comentarios

Dejar respuesta