Vidal García graba el partido desde el banquillo del San Rafael con una tablet.
Vidal García graba el partido desde el banquillo del San Rafael con una tablet.

noudiari.es Algo ha cambiado de un curso para otro en los derbis. Se vio un buen partido entre Formentera y San Rafael en el campo de Sant Francesc Xavier y este domingo ha sucedido igual entre San Rafael y Peña Deportiva. Quizá eso, sumado a la buena temporada de peñistas y rafelers, haya sido el motivo por el que se ha registrado una buena entrada en el campo de sa Creu, que ha reunido a medio millar de personas

El grueso, aficionados de uno y otro equipo, pero, en menor medida, también ha habido caras nuevas en el estadio, de personas poco habituales en este tipo de encuentros y que parece que han visto en estas reuniones dominicales el sitio donde pasar una entretenida tarde de invierno en una ‘roca’ con pocas actividades relacionadas con el ocio en este época del año. Incluso seguidores del Formentera se han dado un salto a la Isla vecina para ver el partido después de haber disfrutado por la mañana con el triunfo de su conjunto ante el Poblense (2 a 0).

Justamente en ese partido estuvo el entrenador de la Peña, Dani Mori, que no perdió la oportunidad de presenciar y grabar en vídeo a dos rivales, Formentera y Poblense, con los que muy posiblemente a final de temporada esté la Peña jugándose cosas importantes en la Liga. Cordialidad absoluta en graderío y palco, con la presencia del presidente del Consell, Vicent Torres, el alcalde de Sant Antoni, Pep Cires, y el de Santa Eulària, Vicent Marí, además de los presidentes de ambas entidades.

El buen ambiente vivido en la grada de Sant Rafel, donde las dos hinchadas se han comportado de forma impecable, ha estado presente también sobre el rectángulo de juego, donde no ha habido una mala patada ni un feo gesto entre unos y otros en un partido de guante blanco y que ha tenido, además, un arbitraje más que correcto por parte de Alberto Morena, más allá de algún error de esos que no se le puede echar en cara a ningún colegiado de esta categoría, Tercera, en la que vive anclado el fútbol en este territorio.

Por fortuna, clubes modestos como los de las Pitiüses, no solo de Tercera ni de fútbol, sacan adelante proyectos deportivos que sirven de entretenimiento para una parte importante de la población de unas islas, Formentera y Eivissa, en las que durante los meses de invierno no abundan las actividades lúdicas. Y así, con el esfuerzo de unos pocos otros muchos pueden disfrutar de su tiempo de asueto de una forma sana, como lo es, o debería de ser, todo lo que rodea al deporte. Lo hacen, además, con pocas ayudas, mucho trabajo y movidos, principalmente, por la ilusión y la afición a un deporte o, simplemente, a unos colores. Que no decaiga.

Algo está cambiando en los derbis

Vidal García graba el partido desde el banquillo del San Rafael con una tablet.
Vidal García graba el partido desde el banquillo del San Rafael con una tablet.
noudiari.es Algo ha cambiado de un curso para otro en los derbis. Se vio un buen partido entre Formentera y San Rafael en el campo de Sant Francesc Xavier y este domingo ha sucedido igual entre San Rafael y Peña Deportiva. Quizá eso, sumado a la buena temporada de peñistas y rafelers, haya sido el motivo por el que se ha registrado una buena entrada en el campo de sa Creu, que ha reunido a medio millar de personasEl grueso, aficionados de uno y otro equipo, pero, en menor medida, también ha habido caras nuevas en el estadio, de personas poco habituales en este tipo de encuentros y que parece que han visto en estas reuniones dominicales el sitio donde pasar una entretenida tarde de invierno en una ‘roca’ con pocas actividades relacionadas con el ocio en este época del año. Incluso seguidores del Formentera se han dado un salto a la Isla vecina para ver el partido después de haber disfrutado por la mañana con el triunfo de su conjunto ante el Poblense (2 a 0).Justamente en ese partido estuvo el entrenador de la Peña, Dani Mori, que no perdió la oportunidad de presenciar y grabar en vídeo a dos rivales, Formentera y Poblense, con los que muy posiblemente a final de temporada esté la Peña jugándose cosas importantes en la Liga. Cordialidad absoluta en graderío y palco, con la presencia del presidente del Consell, Vicent Torres, el alcalde de Sant Antoni, Pep Cires, y el de Santa Eulària, Vicent Marí, además de los presidentes de ambas entidades.El buen ambiente vivido en la grada de Sant Rafel, donde las dos hinchadas se han comportado de forma impecable, ha estado presente también sobre el rectángulo de juego, donde no ha habido una mala patada ni un feo gesto entre unos y otros en un partido de guante blanco y que ha tenido, además, un arbitraje más que correcto por parte de Alberto Morena, más allá de algún error de esos que no se le puede echar en cara a ningún colegiado de esta categoría, Tercera, en la que vive anclado el fútbol en este territorio.Por fortuna, clubes modestos como los de las Pitiüses, no solo de Tercera ni de fútbol, sacan adelante proyectos deportivos que sirven de entretenimiento para una parte importante de la población de unas islas, Formentera y Eivissa, en las que durante los meses de invierno no abundan las actividades lúdicas. Y así, con el esfuerzo de unos pocos otros muchos pueden disfrutar de su tiempo de asueto de una forma sana, como lo es, o debería de ser, todo lo que rodea al deporte. Lo hacen, además, con pocas ayudas, mucho trabajo y movidos, principalmente, por la ilusión y la afición a un deporte o, simplemente, a unos colores. Que no decaiga.

No hay comentarios

Dejar respuesta