Bizafor

Paco Natera El brillante trabajo que ha despeñado Manolo Aparicio al frente de la dirección técnica del San Rafael infantil durante las dos últimas temporadas ha sido determinante para que el club que preside Paco Bonet le haya elegido para que tome las riendas del nuevo proyecto que preparan en la entidad con la nueva formación juvenil. Hace tres campañas que el San Rafael no cuenta con un equipo sub-18 y el curso que viene, la competición insular dará la bienvenida a un plantel que no podrá aspirar a subir a Liga Nacional por norma federativa, pero que en la 2017-2018 intentará dar el salto al torneo balear.

Al ya exjugador blue Manolo Aparicio, que recibió un emotivo homenaje por parte de la familia rafeler el pasado domingo, se le abre una nueva e ilusionante etapa como entrenador y no oculta su agradecimiento a los responsables técnicos del San Rafael por confiar en él. “Se me presenta un ciclo que será muy bonito y del que espero que todo salga bien para que algún día los jugadores que voy a formar podamos verlos en el primer equipo”, afirma el preparador. “Ese es el objetivo y para esto se ha creado el juvenil, así que sólo puedo dar las gracias por esta oportunidad que me han dado”, añade.

Aparicio valora positivamente la nueva estrategia deportiva del San Rafael con la incorporación de un grupo sub-18. En este sentido, sostiene que “tenemos una amplia cantera que cada temporada va creciendo más y la verdad que poder disponer de un equipo juvenil para alimentar en un momento dado al Regional y al Tercera es importante y nos va a venir muy bien”, analiza el todavía técnico del infantil. “Mi intención es plasmar en en este proyecto todo lo que ha aprendido en mi etapa como jugador y que este aprendizaje les sirva a los chavales el día de mañana”, prosigue.

Preguntado por cómo se considera como entrenador, el que fuera defensa explica que es “muy exigente”. “Me gusta que los chicos trabajen porque si no no se va a ningún lado. Tener calidad está muy bien, pero no basta para ganar los partidos. Soy de los que piensan que hay que currar entrenando”, asegura un Manolo Aparicio que explica ser un amante del buen fútbol. “Me gusta jugar la pelota con criterio desde atrás, aunque lógicamente depende de los jugadores que tengas”, apunta el míster, que también da mucha importancia a las acciones a balón parado. “La estrategia es fundamental”, destaca.

El propio Aparicio será el encargado de diseñar la plantilla, la cual estará formada principalmente por los jugadores cadetes del club que dejan la categoría. No obstante, también se recurrirá al mercado local en busca de refuerzos. “Tendremos que fichar a algunos futbolistas que quieran venir al San Rafael, aunque la base ya la tenemos en casa”, apunta un estratega que ya tiene en la agenda la identidad de algunos futbolistas de la isla que podrían encajar a la perfección en el nuevo proyecto deportivo de la entidad sanantoniense.

Al no poder aspirar a la lucha por el ascenso de categoría por ser un equipo reincorporado, el nuevo San Rafael de Manolo Aparicio se ha marcado la temporada que viene como objetivo salir a darlo todo en cada partido. “La idea para el primer año es salir a competir y aprender todo lo posible para que nos valga de experiencia para el siguiente ejercicio, donde intentaremos movernos lo más arriba posible en la tabla. Aunque si podemos subir a Liga Nacional será mejor. De todos modos, lo más importante es que cada año que pase estemos mejor y podamos nutrir al Regional y al Tercera de jugadores”, concluye.

Aparicio: “Soy un entrenador muy exigente”

BizaforPaco Natera El brillante trabajo que ha despeñado Manolo Aparicio al frente de la dirección técnica del San Rafael infantil durante las dos últimas temporadas ha sido determinante para que el club que preside Paco Bonet le haya elegido para que tome las riendas del nuevo proyecto que preparan en la entidad con la nueva formación juvenil. Hace tres campañas que el San Rafael no cuenta con un equipo sub-18 y el curso que viene, la competición insular dará la bienvenida a un plantel que no podrá aspirar a subir a Liga Nacional por norma federativa, pero que en la 2017-2018 intentará dar el salto al torneo balear.Al ya exjugador blue Manolo Aparicio, que recibió un emotivo homenaje por parte de la familia rafeler el pasado domingo, se le abre una nueva e ilusionante etapa como entrenador y no oculta su agradecimiento a los responsables técnicos del San Rafael por confiar en él. "Se me presenta un ciclo que será muy bonito y del que espero que todo salga bien para que algún día los jugadores que voy a formar podamos verlos en el primer equipo", afirma el preparador. "Ese es el objetivo y para esto se ha creado el juvenil, así que sólo puedo dar las gracias por esta oportunidad que me han dado", añade.Aparicio valora positivamente la nueva estrategia deportiva del San Rafael con la incorporación de un grupo sub-18. En este sentido, sostiene que "tenemos una amplia cantera que cada temporada va creciendo más y la verdad que poder disponer de un equipo juvenil para alimentar en un momento dado al Regional y al Tercera es importante y nos va a venir muy bien", analiza el todavía técnico del infantil. "Mi intención es plasmar en en este proyecto todo lo que ha aprendido en mi etapa como jugador y que este aprendizaje les sirva a los chavales el día de mañana", prosigue.Preguntado por cómo se considera como entrenador, el que fuera defensa explica que es "muy exigente". "Me gusta que los chicos trabajen porque si no no se va a ningún lado. Tener calidad está muy bien, pero no basta para ganar los partidos. Soy de los que piensan que hay que currar entrenando", asegura un Manolo Aparicio que explica ser un amante del buen fútbol. "Me gusta jugar la pelota con criterio desde atrás, aunque lógicamente depende de los jugadores que tengas", apunta el míster, que también da mucha importancia a las acciones a balón parado. "La estrategia es fundamental", destaca.El propio Aparicio será el encargado de diseñar la plantilla, la cual estará formada principalmente por los jugadores cadetes del club que dejan la categoría. No obstante, también se recurrirá al mercado local en busca de refuerzos. "Tendremos que fichar a algunos futbolistas que quieran venir al San Rafael, aunque la base ya la tenemos en casa", apunta un estratega que ya tiene en la agenda la identidad de algunos futbolistas de la isla que podrían encajar a la perfección en el nuevo proyecto deportivo de la entidad sanantoniense.Al no poder aspirar a la lucha por el ascenso de categoría por ser un equipo reincorporado, el nuevo San Rafael de Manolo Aparicio se ha marcado la temporada que viene como objetivo salir a darlo todo en cada partido. "La idea para el primer año es salir a competir y aprender todo lo posible para que nos valga de experiencia para el siguiente ejercicio, donde intentaremos movernos lo más arriba posible en la tabla. Aunque si podemos subir a Liga Nacional será mejor. De todos modos, lo más importante es que cada año que pase estemos mejor y podamos nutrir al Regional y al Tercera de jugadores", concluye.

No hay comentarios

Dejar respuesta