Apuesta de futuro

0
1160

Pese a lo complicado de la empresa, el Inter Ibiza no pierde la esperanza de lograr el título de la Regional Preferente y cualquier opción de seguir aferrado a las matemáticas y soñar con entonar el alirón y jugar la fase de ascenso a Tercera División pasa por vencer la próxima jornada al CD Ibiza, rival que si logra imponerse a los gualdiazules en Can Cantó (domingo a las 18.00 horas) se proclamará campeón del torneo a falta de tres jornadas.

El club que preside Carlos Fourcade, para afrontar con más punch el último tramo de la competición doméstica y antes de que concluya el periodo de fichajes (finaliza este viernes), se ha reforzado con un joven mediapunta que llega procedente del fútbol mexicano, concretamente del Atlas. Se trata de Arcley Rueda, un futbolista de 17 años y 1.60 metros que, pese a su juventud, se desenvuelve en la cancha con mucho descaro.

El nuevo refuerzo es una apuesta de futuro del Inter, que ya planifica el proyecto deportivo de la próxima temporada, independientemente de lo que pueda ocurrir en este final de campaña. “Tenemos muy buenos informes del jugador y la idea es que venga a la isla para adaptarse con tiempo de cara a la temporada que viene, donde tengo previsto contar con la misma base de este año, además de gente joven”, asegura el dirigente interista.

Apuesta de futuro

Pese a lo complicado de la empresa, el Inter Ibiza no pierde la esperanza de lograr el título de la Regional Preferente y cualquier opción de seguir aferrado a las matemáticas y soñar con entonar el alirón y jugar la fase de ascenso a Tercera División pasa por vencer la próxima jornada al CD Ibiza, rival que si logra imponerse a los gualdiazules en Can Cantó (domingo a las 18.00 horas) se proclamará campeón del torneo a falta de tres jornadas. El club que preside Carlos Fourcade, para afrontar con más punch el último tramo de la competición doméstica y antes de que concluya el periodo de fichajes (finaliza este viernes), se ha reforzado con un joven mediapunta que llega procedente del fútbol mexicano, concretamente del Atlas. Se trata de Arcley Rueda, un futbolista de 17 años y 1.60 metros que, pese a su juventud, se desenvuelve en la cancha con mucho descaro. El nuevo refuerzo es una apuesta de futuro del Inter, que ya planifica el proyecto deportivo de la próxima temporada, independientemente de lo que pueda ocurrir en este final de campaña. "Tenemos muy buenos informes del jugador y la idea es que venga a la isla para adaptarse con tiempo de cara a la temporada que viene, donde tengo previsto contar con la misma base de este año, además de gente joven", asegura el dirigente interista.

No hay comentarios

Dejar respuesta