Blanca solidaridad

0
418

El equipo de fútbol Juvenil B de la Peña Deportiva repartió ayer unos 400 kilos de alimentos no perecederos entre asociaciones y familias necesitadas vinculadas al club. 15 jugadores de unos 16 años, acompañados por su entrenador, Raúl Gómez (emblemático del primer equipo de fútbol), han dedicado parte de la mañana en visitar diversos puntos de Santa Eulalia para repartir los alimentos.

“Ha sido una experiencia inolvidable -explica el míster- porque los chicos han recibido una gran lección de humildad, al comprobar de primera mano las dificultades que atraviesan muchas personas, con graves problemas para llenar la nevera. Con esta actividad no sólo hemos querido ayudar a quienes más lo necesitan, sino también realizar una labor de concienciación en todo el equipo”.

Esta acción solidaria se gestó casi de forma espontánea. La pasada semana el padre de uno de los juveniles decidió comprar un cargamento de alimentos en Punto Cash y donarlos al club para que éste se encargase de su distribución. Tras este altruista gesto, otras personas vinculadas a la Peña decidieron sumarse y aportar su granito de arena.

Esta misma mañana el equipo y el entrenador comenzaron a repartir la comida. Hubo cinco paradas y en cada una de ellas los chavales no sólo distribuyeron los alimentos, sino que recibieron información de primera mano de la labor que realizan con los más desfavorecidos del municipio las organizaciones a las que hicieron la donación, como Cáritas o el Centro de Acogida Llar Mare del Remei.

Raúl Gómez también aprovechó esta actividad para que los juveniles conociesen al Policía Tutor Pedro Curiel, quien les explicó su labor y les llevó a la vivienda de una mujer con importantes dificultades económicas para que le llenasen la despensa.

El entrenador explica que “los chicos se han quedado muy sensibles tras esta experiencia, con cierta tristeza al comprobar la situación en la que se encuentran muchas familias, pero orgullosos de haber contribuido a mejorarla en algo. Para mí también ha sido una experiencia maravillosa. En ocasiones uno se olvida de que para algunas personas tener un poco de arroz o de leche es una tarea complicada, y poner en marcha este tipo de iniciativas nos devuelve a todos a la realidad”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.