noudiari.es El Campos no es el mejor rival para invertir la dinámica de un equipo, el San Rafael, que tras cuatro jornadas no conoce la victoria y que necesita revertir cuanto antes esta situación. Los ibicencos juegan en casa (domingo, 17,30 horas) y esta circunstancia es una de sus mejores bazas de cara a este choque. Debe el bloque rafaler hacerse respetar en su domicilio y ante su afición, que suele ser numerosa, y salir de la rueda de resultados adversos en la que se halla sumido. Es pronto aún para encender cualquier luz de alarma en el club, ya que el San Rafael es una entidad que pisa con los pies en el suelo y sabe cuáles son sus limitaciones y recursos.
De hecho, a muchos de sus futbolistas a un les cuesta ir a todos los entrenamientos puesto que siguen inmersos en sus trabajos de temporada y su disponibilidad no es total.

El entrenador del conjunto de Sant Rafael, Vicente Román, lo explica del siguiente modo: “Sé que en este momento no estamos al ciento por ciento de nuestras posibilidades. Nos falta rodaje y cuando los futbolistas que están trabajando de temporada acaben finalicen sus contratos podremos alcanzar nuestra mejor versión, aunque para eso calculo que faltan todavía entre cuatro y cinco jornadas”, avisa. Es la lucha de los equipos humildes, esa que afecta a las escuadras más modestas de la Tercera balear, como es el caso del conjunto de sa Creu.

El Campos estuvo toda la pasada campaña en los puestos de vanguardia de la clasificación aunque se cayó en el tramo final de entre las cuatro primeras posiciones, las que permiten jugar el play-off de ascenso, y este curso ha empezado igual de fuerte que el anterior. “Este no es un hecho que me preocupe si nosotros estamos a nuestro nivel”, asegura Román, y esa será la clave del encuentro con toda seguridad. Si los rafalers le han tomado el pulso a la competición y se encuentran bien en el plano físico, están perfectamente capacitados para plantar batalla a cualquier adversario, y más en su propio terreno de juego y con aliento de su afición. Si por el contrario su juego dista mucho de su mejor versión, el bloque ibicenco lo pasará mal para sacar algo positivo.

Para Vicente Román “no hay urgencias” y ni cree que su equipo esté excesivamente necesitado de un triunfo a estas alturas de la campaña. “Yo no lo llamaría así. Es pronto y el equipo está trabajando bien, con lo que estamos todos convencidos de los resultados acabarán llegando”, matiza. Para esta jornada, el San Rafael cuenta con una única baja, la del lateral Manolo Aparicio.

Campos, un rival complicado para un San Rafael que aún no conoce la victoria

noudiari.es El Campos no es el mejor rival para invertir la dinámica de un equipo, el San Rafael, que tras cuatro jornadas no conoce la victoria y que necesita revertir cuanto antes esta situación. Los ibicencos juegan en casa (domingo, 17,30 horas) y esta circunstancia es una de sus mejores bazas de cara a este choque. Debe el bloque rafaler hacerse respetar en su domicilio y ante su afición, que suele ser numerosa, y salir de la rueda de resultados adversos en la que se halla sumido. Es pronto aún para encender cualquier luz de alarma en el club, ya que el San Rafael es una entidad que pisa con los pies en el suelo y sabe cuáles son sus limitaciones y recursos. De hecho, a muchos de sus futbolistas a un les cuesta ir a todos los entrenamientos puesto que siguen inmersos en sus trabajos de temporada y su disponibilidad no es total. El entrenador del conjunto de Sant Rafael, Vicente Román, lo explica del siguiente modo: “Sé que en este momento no estamos al ciento por ciento de nuestras posibilidades. Nos falta rodaje y cuando los futbolistas que están trabajando de temporada acaben finalicen sus contratos podremos alcanzar nuestra mejor versión, aunque para eso calculo que faltan todavía entre cuatro y cinco jornadas”, avisa. Es la lucha de los equipos humildes, esa que afecta a las escuadras más modestas de la Tercera balear, como es el caso del conjunto de sa Creu. El Campos estuvo toda la pasada campaña en los puestos de vanguardia de la clasificación aunque se cayó en el tramo final de entre las cuatro primeras posiciones, las que permiten jugar el play-off de ascenso, y este curso ha empezado igual de fuerte que el anterior. “Este no es un hecho que me preocupe si nosotros estamos a nuestro nivel”, asegura Román, y esa será la clave del encuentro con toda seguridad. Si los rafalers le han tomado el pulso a la competición y se encuentran bien en el plano físico, están perfectamente capacitados para plantar batalla a cualquier adversario, y más en su propio terreno de juego y con aliento de su afición. Si por el contrario su juego dista mucho de su mejor versión, el bloque ibicenco lo pasará mal para sacar algo positivo. Para Vicente Román “no hay urgencias” y ni cree que su equipo esté excesivamente necesitado de un triunfo a estas alturas de la campaña. “Yo no lo llamaría así. Es pronto y el equipo está trabajando bien, con lo que estamos todos convencidos de los resultados acabarán llegando”, matiza. Para esta jornada, el San Rafael cuenta con una única baja, la del lateral Manolo Aparicio.

No hay comentarios

Dejar respuesta