Adrián Cardona, jugador del filial atlético.

Francisco Natera

Adrián Cardona, jugador sub’23 del Isleño, protagonizó un susto mayúsculo en el entrenamiento de ayer, tras la tensa rueda de prensa que ofrecieron los responsables del club y el ya exentrenador Antonio Asensio. El joven futbolista, que volvía al trabajo con la primera plantilla tras ser apartado por el míster madrileño semanas atrás, sufrió un fortuito balonazo en la cabeza que le ocasionó importantes pérdidas de memoria, por lo que tuvo que ser ingresado en urgencias de Can Misses, donde se le practicó un TAC para descartar cualquier grave lesión.
Todo ocurrió a los pocos minutos de recibir el impacto. Cardona, que no se quejó en el momento del pelotazo, se acercó al fisio del equipo poco después con claros síntomas de confusión y despiste. “Se quedó desorientado y no recordaba nada. Ni siquiera sabía que estaba en el campo de fútbol porque fue a entrenar”, apunta David Torres, el nuevo técnico. “Qué estoy haciendo aquí, qué hago aquí”, repetía el mediocampista.
El chico, además, no se acordaba, incluso, del día que era, aunque en ningún momento perdió el conocimiento y hablaba perfectamente con el cuerpo técnico y sus compañeros. “No sabía que ya habían pasado las Navidades y, además, repitió en varias ocasiones que no tenía ni idea de por qué se encontraba allí, aunque nos reconocía a todos. La verdad es que nos asustamos bastante, a pesar de que aparentemente estaba bien”, añade el míster.
En principio, el jugador seguirá ingresado unos días más para ver cómo evoluciona, aunque personas de su círculo personal aseguran que se encuentra bien. “Igual esta tarde lo suben a planta, pero no sé nada más hasta que pueda hablar con algún familiar. Esperemos que no tenga nada y que todo haya quedado en un sobresalto”, sostiene David Torres, quien desea verle pronto vestido de corto.
Desde Fútbol Pitiuso deseamos a Cardona una pronta recuperación.

Cardona, jugador del Isleño, ingresado de urgencia tras perder la memoria por un balonazo en la cabeza

Adrián Cardona, jugador del filial atlético.
Francisco Natera

Adrián Cardona, jugador sub'23 del Isleño, protagonizó un susto mayúsculo en el entrenamiento de ayer, tras la tensa rueda de prensa que ofrecieron los responsables del club y el ya exentrenador Antonio Asensio. El joven futbolista, que volvía al trabajo con la primera plantilla tras ser apartado por el míster madrileño semanas atrás, sufrió un fortuito balonazo en la cabeza que le ocasionó importantes pérdidas de memoria, por lo que tuvo que ser ingresado en urgencias de Can Misses, donde se le practicó un TAC para descartar cualquier grave lesión.
Todo ocurrió a los pocos minutos de recibir el impacto. Cardona, que no se quejó en el momento del pelotazo, se acercó al fisio del equipo poco después con claros síntomas de confusión y despiste. "Se quedó desorientado y no recordaba nada. Ni siquiera sabía que estaba en el campo de fútbol porque fue a entrenar", apunta David Torres, el nuevo técnico. "Qué estoy haciendo aquí, qué hago aquí", repetía el mediocampista.
El chico, además, no se acordaba, incluso, del día que era, aunque en ningún momento perdió el conocimiento y hablaba perfectamente con el cuerpo técnico y sus compañeros. "No sabía que ya habían pasado las Navidades y, además, repitió en varias ocasiones que no tenía ni idea de por qué se encontraba allí, aunque nos reconocía a todos. La verdad es que nos asustamos bastante, a pesar de que aparentemente estaba bien", añade el míster.
En principio, el jugador seguirá ingresado unos días más para ver cómo evoluciona, aunque personas de su círculo personal aseguran que se encuentra bien. "Igual esta tarde lo suben a planta, pero no sé nada más hasta que pueda hablar con algún familiar. Esperemos que no tenga nada y que todo haya quedado en un sobresalto", sostiene David Torres, quien desea verle pronto vestido de corto.
Desde Fútbol Pitiuso deseamos a Cardona una pronta recuperación.

No hay comentarios

Dejar respuesta