Paco Natera El Ciudad de Ibiza logró la pasada jornada el título de Preferente y será el representante pitiuso en la fase de ascenso a Tercera División. El equipo de Ibon Begoña ha sido merecidamente el campeón y ha demostrado potencial suficiente como para aspirar seriamente a subir de categoría. Adrián Cardona, uno de los capitanes, asegura que el grupo llega a la fase decisiva de la campaña con la moral por las nubes, con las ideas muy claras y dispuesto a lograr el deseado ascenso de categoría.

¿Que valoración haces de la temporada? A falta de dos jornadas para que concluya la Preferente os habéis proclamado brillantes campeones.
La verdad que la lectura que hago es muy positiva. El equipo ha estado a un buen nivel, trabajando duro día a día y luchando contra nosotros mismo para mejorar. El grupo ha hecho mucho esfuerzo para aprender y progresar. Hemos tenido partidos en los que habíamos metido cuatro goles en la primera media hora, siendo muy superiores al rival y la tendencia era bajar los brazos, por lo que muchas veces hemos tenido que sacar la motivación de debajo de las piedras porque sabíamos que para cumplir con nuestro objetivo no podíamos competir sólo 45 minutos sino que teníamos que darlo todo durante todo el encuentro.

Por lo que cuentas, eráis vosotros mismos vuestro mayor rival.

En efecto. Y el cuerpo técnico ha sabido transmitirnos intensidad, entrega y motivación desde el primer momento para no relajarnos porque sí es verdad que nosotros hemos sido el peor adversario que hemos podido tener. Desde el principio, muestra meta ha sido ganar la Preferente para disputar la fase de ascenso a Tercera División y todo ha salido como esperábamos.

Llegáis al play-off en muy buenas condiciones físicas y anímicas.
Sí, afrontamos la liguilla siendo campeones tres semanas antes de que arranque la primera eliminatoria por lo que tenemos tiempo para prepararla a conciencia, ya que nos enfrentaremos a adversarios potentes que nos exigirán mucho y nos harán competir. No nos espera un camino de rosas y si queremos ascender tendremos que dejarnos la piel en el terreno de juego desde el minuto 0.

Javi Moreno, en una reciente entrevista, aseguraba que la clave del éxito del Ciudad de Ibiza ha sido la unidad que ha habido en el vestuario.
Es verdad. El equipo ha sido desde el primer día una piña. Queríamos y buscábamos todos lo mismo y hemos ido con muchas ganas y ambición a los entrenamientos, los cuáles nos han hecho mejorar como conjunto. La buena relación entre nosotros y el árduo trabajo desarrollado entre semana se ha reflejado en los partidos. También, ha habido alguna excepción en cuanto al buen ambiente en la caseta, pero hemos sabido solucionarlo rápidamente y, encima, el equipo se ha hecho más fuerte, demostrando el buen rollo que ha habido siempre. Este fuerte lazo de unión entre los jugadores nos ha convertido en lo que hoy en día somos.

Tú fuiste uno de las personas que ayudaron a construir de alguna manera a este proyecto.
Hace ya tres años nos juntamos Andrés Pozo, Ibon Begoña y yo para hacer un equipo en un fin de semana y desde ese día no hemos dejado de intentar llegar al punto en el que nos encontramos actualmente: en disposición de jugar el play-off de ascenso y tener la oportunidad de subir al Ciudad de Ibiza a Tercera División. Lo cierto es que es todo un orgullo haber llegado hasta aquí y ver que el esfuerzo que se ha hecho por este club desde que arrancó el proyecto puede tener una grata recompensa.

¿Cómo encaráis el play-off?

Con muchas ganas de conseguir el objetivo y con la motivación suficiente como para afrontar el reto al mejor nivel. Cada uno de nosotros sabemos que tenemos que dar lo mejor de sí para lograr el ascenso. Nos encontramos en un buen momento de competitividad y estoy convencido de que vamos a dar que hablar.

Por cierto, ¿qué tal es vuestra relación con Javi Moreno?
La verdad que muy buena. No es que venga mucho pero cuando está por el campo da muy buen rollo al equipo porque es muy bromista. Le respetamos mucho por todo lo que ha logrado en el mundo del fútbol y también le admiramos, ya que a todos nos hubiera gustado llegar lo lejos que ha llegado él. Los consejos que nos da Javi nos lo tomamos muy en serio.

Cardona: “Vamos a dar que hablar”

Paco Natera El Ciudad de Ibiza logró la pasada jornada el título de Preferente y será el representante pitiuso en la fase de ascenso a Tercera División. El equipo de Ibon Begoña ha sido merecidamente el campeón y ha demostrado potencial suficiente como para aspirar seriamente a subir de categoría. Adrián Cardona, uno de los capitanes, asegura que el grupo llega a la fase decisiva de la campaña con la moral por las nubes, con las ideas muy claras y dispuesto a lograr el deseado ascenso de categoría. ¿Que valoración haces de la temporada? A falta de dos jornadas para que concluya la Preferente os habéis proclamado brillantes campeones. La verdad que la lectura que hago es muy positiva. El equipo ha estado a un buen nivel, trabajando duro día a día y luchando contra nosotros mismo para mejorar. El grupo ha hecho mucho esfuerzo para aprender y progresar. Hemos tenido partidos en los que habíamos metido cuatro goles en la primera media hora, siendo muy superiores al rival y la tendencia era bajar los brazos, por lo que muchas veces hemos tenido que sacar la motivación de debajo de las piedras porque sabíamos que para cumplir con nuestro objetivo no podíamos competir sólo 45 minutos sino que teníamos que darlo todo durante todo el encuentro. Por lo que cuentas, eráis vosotros mismos vuestro mayor rival. En efecto. Y el cuerpo técnico ha sabido transmitirnos intensidad, entrega y motivación desde el primer momento para no relajarnos porque sí es verdad que nosotros hemos sido el peor adversario que hemos podido tener. Desde el principio, muestra meta ha sido ganar la Preferente para disputar la fase de ascenso a Tercera División y todo ha salido como esperábamos. Llegáis al play-off en muy buenas condiciones físicas y anímicas. Sí, afrontamos la liguilla siendo campeones tres semanas antes de que arranque la primera eliminatoria por lo que tenemos tiempo para prepararla a conciencia, ya que nos enfrentaremos a adversarios potentes que nos exigirán mucho y nos harán competir. No nos espera un camino de rosas y si queremos ascender tendremos que dejarnos la piel en el terreno de juego desde el minuto 0. Javi Moreno, en una reciente entrevista, aseguraba que la clave del éxito del Ciudad de Ibiza ha sido la unidad que ha habido en el vestuario. Es verdad. El equipo ha sido desde el primer día una piña. Queríamos y buscábamos todos lo mismo y hemos ido con muchas ganas y ambición a los entrenamientos, los cuáles nos han hecho mejorar como conjunto. La buena relación entre nosotros y el árduo trabajo desarrollado entre semana se ha reflejado en los partidos. También, ha habido alguna excepción en cuanto al buen ambiente en la caseta, pero hemos sabido solucionarlo rápidamente y, encima, el equipo se ha hecho más fuerte, demostrando el buen rollo que ha habido siempre. Este fuerte lazo de unión entre los jugadores nos ha convertido en lo que hoy en día somos. Tú fuiste uno de las personas que ayudaron a construir de alguna manera a este proyecto. Hace ya tres años nos juntamos Andrés Pozo, Ibon Begoña y yo para hacer un equipo en un fin de semana y desde ese día no hemos dejado de intentar llegar al punto en el que nos encontramos actualmente: en disposición de jugar el play-off de ascenso y tener la oportunidad de subir al Ciudad de Ibiza a Tercera División. Lo cierto es que es todo un orgullo haber llegado hasta aquí y ver que el esfuerzo que se ha hecho por este club desde que arrancó el proyecto puede tener una grata recompensa. ¿Cómo encaráis el play-off? Con muchas ganas de conseguir el objetivo y con la motivación suficiente como para afrontar el reto al mejor nivel. Cada uno de nosotros sabemos que tenemos que dar lo mejor de sí para lograr el ascenso. Nos encontramos en un buen momento de competitividad y estoy convencido de que vamos a dar que hablar. Por cierto, ¿qué tal es vuestra relación con Javi Moreno? La verdad que muy buena. No es que venga mucho pero cuando está por el campo da muy buen rollo al equipo porque es muy bromista. Le respetamos mucho por todo lo que ha logrado en el mundo del fútbol y también le admiramos, ya que a todos nos hubiera gustado llegar lo lejos que ha llegado él. Los consejos que nos da Javi nos lo tomamos muy en serio.

1 Comentario

Dejar respuesta