Bizafor

noudiari.es Carles Vicens, técnico del Santanyí, encajó la derrota con resignación y deportividad. “Nos vamos decepcionados porque cuando llegas a estas alturas y estás tan cerca del objetivo y finalmente no lo consigues, te quedas con las ganas. No hay nada que objetar a la derrota y tenemos que felicitar al Ciudad de Ibiza, que ha conseguido volcar a la ciudad con su proyecto y el año que viene jugará en Tercera”.

“En la primera parte hemos metido diez balones al área, pero la acción de acierto ha sido para ellos en la segunda mitad y las cosas se les han puesto muy de cara”, ha proseguido diciendo el técnico del conjunto mallorquín. “Los jugadores están tristes, con caras largas y decepcionados, porque habíamos puesto muchas esperanzas en este objetivo, pero no ha podido ser. Hemos estado diez meses trabajando por el ascenso, no pudimos ser campeones en Mallorca y nos quedaba esta opción para subir. Nos ha penalizado la energía, que ha ido a menos. Hemos llegado al final de la Liga con futbolistas tocados y otro en menor forma porque han empezado a trabajar. Es duro, pero es deporte y no nos queda otra que levantarnos y volver a intentarlo”, ha concluido.

UD Ibiza

Carles Vicens: “Nos vamos decepcionados”

Bizafor noudiari.es Carles Vicens, técnico del Santanyí, encajó la derrota con resignación y deportividad. “Nos vamos decepcionados porque cuando llegas a estas alturas y estás tan cerca del objetivo y finalmente no lo consigues, te quedas con las ganas. No hay nada que objetar a la derrota y tenemos que felicitar al Ciudad de Ibiza, que ha conseguido volcar a la ciudad con su proyecto y el año que viene jugará en Tercera”. “En la primera parte hemos metido diez balones al área, pero la acción de acierto ha sido para ellos en la segunda mitad y las cosas se les han puesto muy de cara”, ha proseguido diciendo el técnico del conjunto mallorquín. “Los jugadores están tristes, con caras largas y decepcionados, porque habíamos puesto muchas esperanzas en este objetivo, pero no ha podido ser. Hemos estado diez meses trabajando por el ascenso, no pudimos ser campeones en Mallorca y nos quedaba esta opción para subir. Nos ha penalizado la energía, que ha ido a menos. Hemos llegado al final de la Liga con futbolistas tocados y otro en menor forma porque han empezado a trabajar. Es duro, pero es deporte y no nos queda otra que levantarnos y volver a intentarlo”, ha concluido. UD Ibiza

No hay comentarios

Dejar respuesta