Duchas de un vestuario.
Duchas de un vestuario.

@PuntoPalote Otro partido del equipo de grupo de amigos que habéis montado para esta temporada y de nuevo, como si fuera un ritual, Jorge ‘el rarito’ se marcha de los vestuarios sin ducharse, tan sólo cambiándose de ropa. Esto último es de agradecer ya que no sería la primera vez que se limita a ponerse una chaqueta de chándal sobre su camiseta sudorosa y emprende rumbo a su casa “porque tiene prisa”. La de hoy parece la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de tus compañeros y ya comienzan a crecer las primeras dudas sobre su personalidad, con algunas teorías un tanto rocambolescas pero no por ello menos ciertas.

“Es un guarro”, “puede que tan sólo sea un poco vergonzoso”, “igual es verdad que va con prisas” o “a mí siempre me ha parecido un poco maricón” son varios de los comentarios que se han escuchado esta tarde en el vestuario tras la marcha de Jorge que, como siempre, ha sido el primero en abandonar la concentración del equipo post-partido. Muchos recuerdan también la ocasión aquella en la que estuvo a punto de ducharse como uno más del equipo porque después tenía que marcharse a una boda, pero que finalmente no llevó a cabo al no tener chanclas “para lo de los hongos”.

No obstante nadie hace ningún comentario sobre el amiguete que no sabe dar patadas a un balón pero que aceptó haceros de entrenador para pegaros cuatro gritos desde la banda como si tuviera idea de algo. Un tipo que sin haber sudado una sóla gota no tiene reparos en meterse con vosotros en el vestuario para comentaros cosas sobre el partido que a nadie le interesa mientras os observa desde el fondo sin necesidad alguna de estar ahí.

Crecen la sospechas sobre el tipo de tu equipo que nunca se ducha en el vestuario

Duchas de un vestuario.
Duchas de un vestuario.

@PuntoPalote Otro partido del equipo de grupo de amigos que habéis montado para esta temporada y de nuevo, como si fuera un ritual, Jorge 'el rarito' se marcha de los vestuarios sin ducharse, tan sólo cambiándose de ropa. Esto último es de agradecer ya que no sería la primera vez que se limita a ponerse una chaqueta de chándal sobre su camiseta sudorosa y emprende rumbo a su casa "porque tiene prisa". La de hoy parece la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de tus compañeros y ya comienzan a crecer las primeras dudas sobre su personalidad, con algunas teorías un tanto rocambolescas pero no por ello menos ciertas.

"Es un guarro", "puede que tan sólo sea un poco vergonzoso", "igual es verdad que va con prisas" o "a mí siempre me ha parecido un poco maricón" son varios de los comentarios que se han escuchado esta tarde en el vestuario tras la marcha de Jorge que, como siempre, ha sido el primero en abandonar la concentración del equipo post-partido. Muchos recuerdan también la ocasión aquella en la que estuvo a punto de ducharse como uno más del equipo porque después tenía que marcharse a una boda, pero que finalmente no llevó a cabo al no tener chanclas "para lo de los hongos".

No obstante nadie hace ningún comentario sobre el amiguete que no sabe dar patadas a un balón pero que aceptó haceros de entrenador para pegaros cuatro gritos desde la banda como si tuviera idea de algo. Un tipo que sin haber sudado una sóla gota no tiene reparos en meterse con vosotros en el vestuario para comentaros cosas sobre el partido que a nadie le interesa mientras os observa desde el fondo sin necesidad alguna de estar ahí.

2 Comentarios

Dejar respuesta