Fabric

Pablo Sierra del Sol/noudiari.es Ibon Begoña suma su primer punto como entrenador en los cinco derbis disputados hasta el momento ante conjuntos pitiusos, pero el entrenador del Ciudad de Ibiza algo que deja satisfecho al vasco. “Nunca nos conformamos con un empate y menos en casa, pero hoy es diferente porque el partido no daba para más”.

Según Ibon, su equipo supo plantarle cara al Sant Rafel, un cuadro más experimentado en la categoría y con mejor posición en la tabla. “En la primera parte hemos tenido el control territorial del partido, hemos encajado un gol y al equipo le ha dolido, pero hemos podido replantear el juego y empatar”, ha dicho el entrenador de los locales.

“Es difícil adaptarse a un campo tan grande como Can Misses, el viento en contra lo complicaba en la primera mitad. En la segunda parte hemos dominado, es una lástima que se nos haya escapado el segundo gol”, ha analizado, por su parte, Vicente Román.

En las tripas del estadio, el otro míster del partido no tiraba la toalla del playoff pese a la oportunidad perdida: “Mientras haya vida hay esperanza. Hoy sumamos un punto más y todo ayuda”. El técnico rafeler es consciente de que les quedan seis finales y que irán a muerte a ganar esos partidos. Un favor podría hacerle el Ciudad de Ibiza, que juega la próxima semana en Santa Eulària y, ante la Peña, tienen su último cartucho para ganar un derbi este curso.

Muebles Aragón

El análisis de Ibon Begoña y Vicente Román

Fabric Pablo Sierra del Sol/noudiari.es Ibon Begoña suma su primer punto como entrenador en los cinco derbis disputados hasta el momento ante conjuntos pitiusos, pero el entrenador del Ciudad de Ibiza algo que deja satisfecho al vasco. “Nunca nos conformamos con un empate y menos en casa, pero hoy es diferente porque el partido no daba para más”. Según Ibon, su equipo supo plantarle cara al Sant Rafel, un cuadro más experimentado en la categoría y con mejor posición en la tabla. “En la primera parte hemos tenido el control territorial del partido, hemos encajado un gol y al equipo le ha dolido, pero hemos podido replantear el juego y empatar”, ha dicho el entrenador de los locales. “Es difícil adaptarse a un campo tan grande como Can Misses, el viento en contra lo complicaba en la primera mitad. En la segunda parte hemos dominado, es una lástima que se nos haya escapado el segundo gol”, ha analizado, por su parte, Vicente Román. En las tripas del estadio, el otro míster del partido no tiraba la toalla del playoff pese a la oportunidad perdida: “Mientras haya vida hay esperanza. Hoy sumamos un punto más y todo ayuda”. El técnico rafeler es consciente de que les quedan seis finales y que irán a muerte a ganar esos partidos. Un favor podría hacerle el Ciudad de Ibiza, que juega la próxima semana en Santa Eulària y, ante la Peña, tienen su último cartucho para ganar un derbi este curso. Muebles Aragón

No hay comentarios

Dejar respuesta