La defensa rojiblanca asegura que el equipo juega ahora sin tanta presión.
La defensa rojiblanca asegura que el equipo juega ahora sin tanta presión.

Francisco Natera. A las chicas del Jesús el nuevo año le ha sentado de maravilla. Despidieron 2014 sin conocer la victoria y con una racha de cinco partidos consecutivos cayendo derrotadas y han arrancado 2015 con otro brío y sensaciones esperanzadoras. No en vano, las rojiblancas acumulan en enero dos triunfos segudidos y unas tablas, las conseguidas el pasado fin de semana en el campo del Son Sardina (2-2).

Nada tiene que ver el equipo que entrena William de la segunda parte de la Liga respecto al del primer tramo. El grupo es el mismo, a excepción de la baja de Nieves Delgado, pero la mentalidad es otra bien diferente. Y es que las guerreras del Jesús se han quitado el corsé que las oprimía y no las dejaba disfrutar sobre el verde. Ahora, juegan sin presión y con el único objetivo de pasarlo bien. El resultado de este cambio de chip salta a la vista.

Alba, una de las integrantes de la escuadra santaeulaliense ha atendido a Fútbol Pitiuso y nos ha contado cuáles son las claves de este renovado espíritu competitivo. “Diría que las ganas de pasarlo bien. Este nuevo año nos hemos propuesto disfrutar en cada partido, sin presión de ningún tipo y haciéndolo lo mejor posible, independiente del marcador”, analiza.

La jugadora añade: “Se puede decir que nos hemos metido en la cabeza eso de ‘sólo es un partido de fútbol’ y se ha ido el nerviosismo que nos hacía caer en los partidos”. Alba, asimismo, recuerda que la ansiedad que sufría el Jesús perjudicó seriamente su trayectoria en el campeonato balear. “No nos dejaba avanzar, pero ahora estamos mucho más tranquilas y se nota en el campo”, afirma.

Una ausencia importante en el vestuario rojiblanco ha sido la de Nieves Delgado, que dijo adiós al fútbol tras 16 años de carrera deportiva por mor de las lesiones. “La verdad es que hemos notado su baja. Fue una compañera que sumaba mucho en el equipo y, lógicamente, no notar su ausencia es imposible”, asegura Alba.

Restan siete jornadas para que concluya el campeonato y el Jesús encara el último arreón con más optimismo. Al respecto, Alba comenta: “Lo que queda de Liga lo afrontamos con fuerza. Los siete puntos que hemos conseguido en los últimos tres partidos nos han dado un gran empujón para seguir adelante. Nos hemos dado que somos capaces de conseguir lo que nos proponemos y la idea es seguir así hasta el final”.

 

El dulce despertar de las chicas del Jesús

La defensa rojiblanca asegura que el equipo juega ahora sin tanta presión.
La defensa rojiblanca asegura que el equipo juega ahora sin tanta presión.
Francisco Natera. A las chicas del Jesús el nuevo año le ha sentado de maravilla. Despidieron 2014 sin conocer la victoria y con una racha de cinco partidos consecutivos cayendo derrotadas y han arrancado 2015 con otro brío y sensaciones esperanzadoras. No en vano, las rojiblancas acumulan en enero dos triunfos segudidos y unas tablas, las conseguidas el pasado fin de semana en el campo del Son Sardina (2-2). Nada tiene que ver el equipo que entrena William de la segunda parte de la Liga respecto al del primer tramo. El grupo es el mismo, a excepción de la baja de Nieves Delgado, pero la mentalidad es otra bien diferente. Y es que las guerreras del Jesús se han quitado el corsé que las oprimía y no las dejaba disfrutar sobre el verde. Ahora, juegan sin presión y con el único objetivo de pasarlo bien. El resultado de este cambio de chip salta a la vista. Alba, una de las integrantes de la escuadra santaeulaliense ha atendido a Fútbol Pitiuso y nos ha contado cuáles son las claves de este renovado espíritu competitivo. "Diría que las ganas de pasarlo bien. Este nuevo año nos hemos propuesto disfrutar en cada partido, sin presión de ningún tipo y haciéndolo lo mejor posible, independiente del marcador", analiza. La jugadora añade: "Se puede decir que nos hemos metido en la cabeza eso de 'sólo es un partido de fútbol' y se ha ido el nerviosismo que nos hacía caer en los partidos". Alba, asimismo, recuerda que la ansiedad que sufría el Jesús perjudicó seriamente su trayectoria en el campeonato balear. "No nos dejaba avanzar, pero ahora estamos mucho más tranquilas y se nota en el campo", afirma. Una ausencia importante en el vestuario rojiblanco ha sido la de Nieves Delgado, que dijo adiós al fútbol tras 16 años de carrera deportiva por mor de las lesiones. "La verdad es que hemos notado su baja. Fue una compañera que sumaba mucho en el equipo y, lógicamente, no notar su ausencia es imposible", asegura Alba. Restan siete jornadas para que concluya el campeonato y el Jesús encara el último arreón con más optimismo. Al respecto, Alba comenta: "Lo que queda de Liga lo afrontamos con fuerza. Los siete puntos que hemos conseguido en los últimos tres partidos nos han dado un gran empujón para seguir adelante. Nos hemos dado que somos capaces de conseguir lo que nos proponemos y la idea es seguir así hasta el final".  

No hay comentarios

Dejar respuesta