Nirvana

Paco Natera Tras una dura y sufrida temporada, el Portmany certificó la permanencia en Liga Nacional el pasado jueves tras ganar 3-0 al Cide. Los de Carlos Marí y Montalbán no pudieron respirar tranquilos hasta la última jornada, pero, al menos, se van de vacaciones con los deberes hechos y con la satisfacción de que el curso que viene seguirán compitiendo en el exigente torneo autonómico.

El equipo de San Antonio ha afrontado diez meses de incombustible trabajo, pasando por momentos complicados en forma de bajas y sanciones. Además, ha tenido que batallar con la inexperiencia de muchos de sus jugadores en la categoría, que ha lastrado a un plantel que, pese a todo, jamás bajó las brazos, dejándose la piel sobre el terreno de juego. Cuando la cosa pintaba mal, el grupo nunca dejó de creer.

Ante tantas vicisitudes, el cuerpo técnico del Portmany sólo puede quitarse el sombrero y aplaudir la entrega y el compromiso de los futbolistas. “El equipo se merece un monumento por lo que ha conseguido. Con el paso del tiempo se valorará lo logrado esta temporada en una dura categoría”, asegura Monty, que no oculta lo enrevesado y complejo que ha sido la campaña para su compañero, Carlos Marí y él mismo. “Ha sido durísima”, asegura.

Es Vermell

“El equipo se merece un monumento”

Nirvana Paco Natera Tras una dura y sufrida temporada, el Portmany certificó la permanencia en Liga Nacional el pasado jueves tras ganar 3-0 al Cide. Los de Carlos Marí y Montalbán no pudieron respirar tranquilos hasta la última jornada, pero, al menos, se van de vacaciones con los deberes hechos y con la satisfacción de que el curso que viene seguirán compitiendo en el exigente torneo autonómico. El equipo de San Antonio ha afrontado diez meses de incombustible trabajo, pasando por momentos complicados en forma de bajas y sanciones. Además, ha tenido que batallar con la inexperiencia de muchos de sus jugadores en la categoría, que ha lastrado a un plantel que, pese a todo, jamás bajó las brazos, dejándose la piel sobre el terreno de juego. Cuando la cosa pintaba mal, el grupo nunca dejó de creer. Ante tantas vicisitudes, el cuerpo técnico del Portmany sólo puede quitarse el sombrero y aplaudir la entrega y el compromiso de los futbolistas. "El equipo se merece un monumento por lo que ha conseguido. Con el paso del tiempo se valorará lo logrado esta temporada en una dura categoría", asegura Monty, que no oculta lo enrevesado y complejo que ha sido la campaña para su compañero, Carlos Marí y él mismo. "Ha sido durísima", asegura. Es Vermell

2 Comentarios

  1. Creo que con el descenso del Baleares DH ya estaban salvados. Sólo bajan Alaro, Sant Josep y Baleares B. Y provoca que sólo habra dos ascensos a Liga Nacional.

    De todos modos, felicidades por la temporada.

Dejar respuesta