El entrenador ilerdense confía en sacar algo positivo en su desplazamiento a Mallorca.
El entrenador ilerdense confía en sacar algo positivo en su desplazamiento a Mallorca.

noudiari.es El Formentera se enfrenta este domingo al Collerense a la hora de la sobremesa (15 horas) en el pequeño campo de Coll d’en Rebassa, una ratonera de moqueta donde los de casa llevan el partido a lo físico y donde las acciones a balón parado cobran una importancia vital, puesto que un saque de banda puede convertirse fácilmente en un centro al área.

El rival de los formenterenses ha cambiado muchos jugadores con respecto a la pasada campaña y de momento la cosas no le están yendo nada mal. Ahora mismo, el Collerense es quinto en la clasificación con siete puntos tras dos victorias y un empate en cuatro encuentros. El conjunto que entrena Luis Elcacho, por su parte, parece haber cogido ya la velocidad de crucero que demandaba su técnico y con dos triunfos seguidos da la impresión de que ya perfectamente metido en tarea.

Elcacho, que no podrá contar para este encuentro con los servicios de Ayala, lesionado, afirma que las dimensiones del campo del adversario representan “una dificultad añadida” para su equipo ante un rival “dado al cuerpo a cuerpo y que en su campo sabe perfectamente a lo que juega”. Aún así, el técnico ilerdense del Formentera confía en sacar un buen resultado y afirma que viajan con la intención de “sumar los tres puntos en juego, que sería lo ideal”.

Sobre la hora, Elcacho asegura que no entiende estos horarios tan “extraños”, aunque reconoce que en este sentido el Formentera no puede hacer nada porque la hora del encuentro la fija el equipo de casa.

El Formentera quiere refrendar ante el Collerense su buen momento

El entrenador ilerdense confía en sacar algo positivo en su desplazamiento a Mallorca.
El entrenador ilerdense confía en sacar algo positivo en su desplazamiento a Mallorca.
noudiari.es El Formentera se enfrenta este domingo al Collerense a la hora de la sobremesa (15 horas) en el pequeño campo de Coll d’en Rebassa, una ratonera de moqueta donde los de casa llevan el partido a lo físico y donde las acciones a balón parado cobran una importancia vital, puesto que un saque de banda puede convertirse fácilmente en un centro al área. El rival de los formenterenses ha cambiado muchos jugadores con respecto a la pasada campaña y de momento la cosas no le están yendo nada mal. Ahora mismo, el Collerense es quinto en la clasificación con siete puntos tras dos victorias y un empate en cuatro encuentros. El conjunto que entrena Luis Elcacho, por su parte, parece haber cogido ya la velocidad de crucero que demandaba su técnico y con dos triunfos seguidos da la impresión de que ya perfectamente metido en tarea. Elcacho, que no podrá contar para este encuentro con los servicios de Ayala, lesionado, afirma que las dimensiones del campo del adversario representan “una dificultad añadida” para su equipo ante un rival “dado al cuerpo a cuerpo y que en su campo sabe perfectamente a lo que juega”. Aún así, el técnico ilerdense del Formentera confía en sacar un buen resultado y afirma que viajan con la intención de “sumar los tres puntos en juego, que sería lo ideal”. Sobre la hora, Elcacho asegura que no entiende estos horarios tan “extraños”, aunque reconoce que en este sentido el Formentera no puede hacer nada porque la hora del encuentro la fija el equipo de casa.

No hay comentarios

Dejar respuesta