noudiari.es El Formentera recibe esta jornada al Playas de Calvià (12,30 horas) en el estadio municipal de San Francesc, donde tratará de dar un nuevo paso en su carrera por atar cuanto antes una de las cuatro primeras plazas de la competición y asegurar de este modo su participación en la fase de ascenso a Segunda División B por segunda campaña consecutiva. El bloque formenterense lleva una buena racha y en los últimos cuatro encuentros ha sumado diez puntos, tres victorias y un empate, con lo que llega al tramo final de la competición enchufado.

No obstante, el Playas de Calviá no se lo pondrá fácil puesto que cuenta con un bloque rocoso que ha conseguido sorprender a muchos de los favoritos con un juego sin brillo pero tremendamente efectivo. El fin justifica los medios seguramente para todos, pero esta idea la tiene grabada a fuego el conjunto de Magalluf, que basa su fortaleza en la brega y entrega de sus futbolistas, que no suelen perder el aliento a lo largo de los 90 minutos.

El apoyo de la entregada afición local puede jugar una semana más un importante papel para los hombres que entrena el ilerdense Luis Elcacho, que ha sabido reconducir a su equipo a la senda de la victoria tras un titubeante inicio de año pero que aún debe impedir desconexiones en la intensidad del juego para no verse acosado por el grupo perseguidor, donde se encuentran rivales de entidad como Poblense y otros de calidad como el Mercadal.

El Formentera recibe a un rocoso Playas de Calviá

noudiari.es El Formentera recibe esta jornada al Playas de Calvià (12,30 horas) en el estadio municipal de San Francesc, donde tratará de dar un nuevo paso en su carrera por atar cuanto antes una de las cuatro primeras plazas de la competición y asegurar de este modo su participación en la fase de ascenso a Segunda División B por segunda campaña consecutiva. El bloque formenterense lleva una buena racha y en los últimos cuatro encuentros ha sumado diez puntos, tres victorias y un empate, con lo que llega al tramo final de la competición enchufado. No obstante, el Playas de Calviá no se lo pondrá fácil puesto que cuenta con un bloque rocoso que ha conseguido sorprender a muchos de los favoritos con un juego sin brillo pero tremendamente efectivo. El fin justifica los medios seguramente para todos, pero esta idea la tiene grabada a fuego el conjunto de Magalluf, que basa su fortaleza en la brega y entrega de sus futbolistas, que no suelen perder el aliento a lo largo de los 90 minutos. El apoyo de la entregada afición local puede jugar una semana más un importante papel para los hombres que entrena el ilerdense Luis Elcacho, que ha sabido reconducir a su equipo a la senda de la victoria tras un titubeante inicio de año pero que aún debe impedir desconexiones en la intensidad del juego para no verse acosado por el grupo perseguidor, donde se encuentran rivales de entidad como Poblense y otros de calidad como el Mercadal.

No hay comentarios

Dejar respuesta