Can Cosmi

noudiari.es Toni Amor, ya exentrenador de la Unión Deportiva Ibiza, ha defendido su gestión al frente del equipo de Can Misses. El motivo para rescindir su contrato y el de su ayudante Vicente Engonga, según le ha dicho Amadeo Salvo en la reunión que han mantenido esta mañana, ha sido “la sensación que transmite el equipo en las últimas jornadas”.

El miércoles 18 de abril iba a ser un día más en la oficina para el míster mallorquín. Tenía programado un entrenamiento a las nueve de la noche y la cabeza puesta en el duelo contra el Mallorca B del próximo sábado. Las sesiones de lunes y martes las había dedicado Amor a concienciar a sus futbolistas de que era posible ganar al filial bermellón: “Lo tenía todo en la cabeza. Sabía que sería duro pero estaba convencido de que podíamos recuperarnos de los últimos empates y ganarle al Mallorca. De hecho, estoy seguro de que los chicos serán capaces de ascender. Les deseo toda la suerte del mundo”.

Después de dos décadas en los banquillos, Amor explica que es la primera vez que es protagonista de una historia así, pero dice entender la decisión de Salvo, que ya cesó en la primera jornada a David Porras y tampoco dio continuidad a la interinidad de Manel Benavente, el técnico que cubrió el puesto durante los cinco partidos previos a la llegada de Amor.

“El fútbol es así y los entrenadores ya sabemos cómo funciona”, dice con resignación de técnico. “En una temporada tan larga”, añade Amor, “hay momentos mejores y peores. Nosotros hemos acusado mucho la baja de Edu Oriol o no poder contar el otro día con Mateu Ferrer. Es verdad que este último mes de dudas ha coincidido con la gran racha del Mallorca y el Poblense, pero ellos se enfrentan la última jornada y, el triple empate a puntos, que es posible, favorecería al Ibiza”.

Toni Amor se ha reunido con la plantilla a las seis de la tarde para despedirse. Quince minutos después, los futbolistas salían del vestuario de la UD Ibiza. Amor, Engonga y Amadeo Salvo, que aún no ha dado a conocer el nombre del cuarto entrenador que se sentará en el banquillo de Can Misses esta temporada, han permanecido unos minutos más en el vestuario. Ningún representante del Ibiza ha querido atender a la prensa tras la reunión.

“El fútbol es así y los entrenadores ya sabemos cómo funciona”

Can Cosmi noudiari.es Toni Amor, ya exentrenador de la Unión Deportiva Ibiza, ha defendido su gestión al frente del equipo de Can Misses. El motivo para rescindir su contrato y el de su ayudante Vicente Engonga, según le ha dicho Amadeo Salvo en la reunión que han mantenido esta mañana, ha sido “la sensación que transmite el equipo en las últimas jornadas”. El miércoles 18 de abril iba a ser un día más en la oficina para el míster mallorquín. Tenía programado un entrenamiento a las nueve de la noche y la cabeza puesta en el duelo contra el Mallorca B del próximo sábado. Las sesiones de lunes y martes las había dedicado Amor a concienciar a sus futbolistas de que era posible ganar al filial bermellón: “Lo tenía todo en la cabeza. Sabía que sería duro pero estaba convencido de que podíamos recuperarnos de los últimos empates y ganarle al Mallorca. De hecho, estoy seguro de que los chicos serán capaces de ascender. Les deseo toda la suerte del mundo”. Después de dos décadas en los banquillos, Amor explica que es la primera vez que es protagonista de una historia así, pero dice entender la decisión de Salvo, que ya cesó en la primera jornada a David Porras y tampoco dio continuidad a la interinidad de Manel Benavente, el técnico que cubrió el puesto durante los cinco partidos previos a la llegada de Amor. “El fútbol es así y los entrenadores ya sabemos cómo funciona”, dice con resignación de técnico. “En una temporada tan larga”, añade Amor, “hay momentos mejores y peores. Nosotros hemos acusado mucho la baja de Edu Oriol o no poder contar el otro día con Mateu Ferrer. Es verdad que este último mes de dudas ha coincidido con la gran racha del Mallorca y el Poblense, pero ellos se enfrentan la última jornada y, el triple empate a puntos, que es posible, favorecería al Ibiza”. Toni Amor se ha reunido con la plantilla a las seis de la tarde para despedirse. Quince minutos después, los futbolistas salían del vestuario de la UD Ibiza. Amor, Engonga y Amadeo Salvo, que aún no ha dado a conocer el nombre del cuarto entrenador que se sentará en el banquillo de Can Misses esta temporada, han permanecido unos minutos más en el vestuario. Ningún representante del Ibiza ha querido atender a la prensa tras la reunión.

No hay comentarios

Dejar respuesta