diariodeibiza.es La Liga 2014-15 ya es historia. Ayer se bajó el telón de una temporada de fútbol y fútbol sala en la que la mayoría de los clubes han cumplido las expectativas que se fijaron el verano pasado. Ayer, con la brillante celebración de la Fiesta del Fútbol –que llegó a su decimoséptima edición– se despidió un campeonato liguero en el que se ha comprobado que los equipos pitiusos siguen progresando en cantidad y, especialmente, en calidad.

A la gala asistieron unas 700 personas y por primera vez se organizó en Sant Antoni, concretamente en sa Punta des Molí, un espectacular escenario, con su correspondiente e impresionante puesta de sol, para una velada que estuvo repleta de alegrías y en la que también se vivieron momentos muy emotivos en los homenajes y reconocimientos y a la hora de recoger los trofeos conquistados por los equipos, que han trabajado duramente durante todo un año para recibir su recompensa en forma de copas y aplausos de sus compañeros pero inclusive de sus rivales. Ayer, el fútbol de Eivissa y Formentera fue una piña y la rivalidad quedó aparcada para los terrenos de juego. Para la Liga próxima.

El presentador de la gala fue Jesús Rumbo, que aportó las notas de buen humor justas y necesarias para que la fiesta fuera más ágil y divertida.

La gala se abrió con la lectura del manifiesto del fútbol que corrió a cargo del joven Vicente Costa y continuó con un número musical del Club Gimnástica Sant Rafel que fue muy aplaudido.

A continuación, empezaron a desfilar por el escenario los capitanes de los mejores equipos de fútbol sala y veteranos.

El segundo número musical templó los nervios de los más pequeños, inquietos por subir a recoger sus copas. El presentador llamó entonces a los delegados insulares de entrenadores y árbitros, Tolo Darder y Gregorio Toledo, respectivamente, que entregaron sus galardones a los técnicos Pepe Ferrer, Juan Ibáñez Buti y Marcelino Hernández, y a los colegiados Manuel Martínez Campillos y Thierry Torres Rodríguez.

Tras los gaalrdones a entrenadores y colegiados se vivieron los momentos más emotivos de la noche, con el reconocimiento a Pepe Sala, que ha dedicado toda su vida al Portmany y después, a título póstumo, al expresidente del Sant Jordi, Kiko Serra. Su madre, María Tur, y su hermana, Cati Serra, recigieron un ramo de flores y uno de los aplausos más largos y cariñosos de la noche, con todos los asistentes de pie.

Para recobrar el buen humor el optismo subieron al escenario las integrantes del Club Gimnástica Rítmica Portmany, que sorprendieron a los presentes y que dieron paso a uno de los momentos estelares de la fiesta: la entrega de los premios a los mejores jugadores pitiusos de la temporada 2014-15

Uno a uno fueron recibiendo las portadas de Diario de Ibiza, aunque alguno de ellos no pudo estar presente, como Marcos Contreras, el portero del Formentera que fue elegido mejor jugador de Tercera División, pero que ya está de vacaciones en Andalucía. El resto de premiados fueron Adrián Ramos (Sant Jordi, de Regional), Roberto Ruiz (Pormany, de Liga Nacional juvenil), Víctor Sánchez (Atlético Jesús juvenil), Pau Torres (Penya Blanc i Blava cadete), Joan Mansó (Portmany Atlètic infantil), Luka Romero (Sant Jordi alevín), Sergio Rico (Portmany benjamín), Keani López (Portmany prebenjamín), Rosana Seijó (Atlético Jesús de Liga Autonómica femenina), Víctor Prado (Peña de fútbol sala) y José María Visuete (Mármoles y Granito, de veteranos).

El fútbol pitiuso festeja y despide una temporada repleta de éxitos

diariodeibiza.es La Liga 2014-15 ya es historia. Ayer se bajó el telón de una temporada de fútbol y fútbol sala en la que la mayoría de los clubes han cumplido las expectativas que se fijaron el verano pasado. Ayer, con la brillante celebración de la Fiesta del Fútbol –que llegó a su decimoséptima edición– se despidió un campeonato liguero en el que se ha comprobado que los equipos pitiusos siguen progresando en cantidad y, especialmente, en calidad. A la gala asistieron unas 700 personas y por primera vez se organizó en Sant Antoni, concretamente en sa Punta des Molí, un espectacular escenario, con su correspondiente e impresionante puesta de sol, para una velada que estuvo repleta de alegrías y en la que también se vivieron momentos muy emotivos en los homenajes y reconocimientos y a la hora de recoger los trofeos conquistados por los equipos, que han trabajado duramente durante todo un año para recibir su recompensa en forma de copas y aplausos de sus compañeros pero inclusive de sus rivales. Ayer, el fútbol de Eivissa y Formentera fue una piña y la rivalidad quedó aparcada para los terrenos de juego. Para la Liga próxima. El presentador de la gala fue Jesús Rumbo, que aportó las notas de buen humor justas y necesarias para que la fiesta fuera más ágil y divertida. La gala se abrió con la lectura del manifiesto del fútbol que corrió a cargo del joven Vicente Costa y continuó con un número musical del Club Gimnástica Sant Rafel que fue muy aplaudido. A continuación, empezaron a desfilar por el escenario los capitanes de los mejores equipos de fútbol sala y veteranos. El segundo número musical templó los nervios de los más pequeños, inquietos por subir a recoger sus copas. El presentador llamó entonces a los delegados insulares de entrenadores y árbitros, Tolo Darder y Gregorio Toledo, respectivamente, que entregaron sus galardones a los técnicos Pepe Ferrer, Juan Ibáñez Buti y Marcelino Hernández, y a los colegiados Manuel Martínez Campillos y Thierry Torres Rodríguez. Tras los gaalrdones a entrenadores y colegiados se vivieron los momentos más emotivos de la noche, con el reconocimiento a Pepe Sala, que ha dedicado toda su vida al Portmany y después, a título póstumo, al expresidente del Sant Jordi, Kiko Serra. Su madre, María Tur, y su hermana, Cati Serra, recigieron un ramo de flores y uno de los aplausos más largos y cariñosos de la noche, con todos los asistentes de pie. Para recobrar el buen humor el optismo subieron al escenario las integrantes del Club Gimnástica Rítmica Portmany, que sorprendieron a los presentes y que dieron paso a uno de los momentos estelares de la fiesta: la entrega de los premios a los mejores jugadores pitiusos de la temporada 2014-15 Uno a uno fueron recibiendo las portadas de Diario de Ibiza, aunque alguno de ellos no pudo estar presente, como Marcos Contreras, el portero del Formentera que fue elegido mejor jugador de Tercera División, pero que ya está de vacaciones en Andalucía. El resto de premiados fueron Adrián Ramos (Sant Jordi, de Regional), Roberto Ruiz (Pormany, de Liga Nacional juvenil), Víctor Sánchez (Atlético Jesús juvenil), Pau Torres (Penya Blanc i Blava cadete), Joan Mansó (Portmany Atlètic infantil), Luka Romero (Sant Jordi alevín), Sergio Rico (Portmany benjamín), Keani López (Portmany prebenjamín), Rosana Seijó (Atlético Jesús de Liga Autonómica femenina), Víctor Prado (Peña de fútbol sala) y José María Visuete (Mármoles y Granito, de veteranos).

No hay comentarios

Dejar respuesta