El hombre de las pistolas de oro

0
1452

Echarle un vistazo a la tabla de goleadores de la liga Preferente juvenil no deja de sorprender y chocar cuando ves arriba del todo, liderando la lista, a un futbolista que acumula 30 goles y que sólo ha jugado 10 partidos de los 18 que se han disputado hasta el momento. Estamos hablando de Andreu, un joven de 17 años que tiene el honor de ser el goleador de las Pitiusas porque en ninguna categoría, incluyendo la Regional y la Tercera División, ningún futbolista promedia tan exagerados registros. Y es que meter tres chicharros de media por partido es, sin duda alguna, una auténtica locura.

El killer portmanyista ha clavado una cuarta parte de los goles totales de su equipo, que acumula 119 dianas y de seguir a este ritmo podría pulverizar todas las marcas habidas y por haber. Andreu, que desafortunadamente se ha perdido ocho partidos por lesión, es, junto a sus compañeros de equipo, uno de los grandes protagonistas de la gran campaña que, de momento está firmando el plantel que dirige Guillamó, que lidera la clasificación en solitario con 51 puntos, a dos del Sant Jordi, segundo y a tres de la Penya Blanc i Blava, tercero. Regresar a Liga Nacional es el único objetivo del Portmany.

“Es cierto que nos están yendo muy bien las cosas, tenemos un gran equipo”, asegura el Pichichi el campeonato, que reconoce abiertamente y sin pelos en la lengua que “si no subimos será un fracaso”. Aún queda mucho tela que cortar, concretamente 14 jornadas y el Portmany, pese a que tiene un ligera ventaja sobre sus directos perseguidores, prefiere no verse campeón antes de hora. “De momento, vamos líderes, pero aún queda media liga, así que no debemos confiarnos porque no tenemos muchos puntos de diferencia y todavía quedan partidos importantes que jugar contra los rivales directos”, avisa el estilete.

Andreu, después de su última lesión, reapareció la pasada jornada, ante el Santa Eulalia. Su vuelta a los terrenos de juego no pudo ser más brillante. Llegó y enchufó un hat-trick. “La verdad es que estoy haciendo una buena temporada, pero un poco desafortunada, ya que me he roto en dos ocasiones”, dice el 9 del Portmany, que prefiere no echarse flores y sí recordar que sin el trabajo del grupo él no llevaría la salvajada de dianas que lleva metidas hasta ahora. “Está claro que los goles los marco yo, pero mis compañeros tienen gran parte de este mérito”, sostiene el joven, que espera y desea seguir viendo puerta para ayudar al equipo en su camino hacia Liga Nacional.

Marc Costa, Maymó (24 goles) y Andreu acumulan 54 tantos, formando una sociedad letal (Fotos: Fútbol Pitiuso).

El crack del Portmany ha marcado goles de todos los colores y sabores, pero en su amplio y variado portfolio resalta uno por encima del resto. “Recuerdo el que le metí al Sant Jordi y no fue el más bonito, pero sí el que más carga emocional tenía para mí ya que significó el tanto del empate a dos en el último minuto. Rematé a la red un centro desde la banda. Después, en el descuento, marcamos el tanto de la victoria, el 3-2”, rememora Andreu, que también guarda en su corazón un chicharrito que le marcó al San Rafael. “Fue por toda la escuadra”, exclama el pistolero rojillo, que, desde luego, no se pone techo esta campaña. “Veremos a ver cuántos caen de aquí al final”, dice.

Andreu además de ser todo un ídolo entre la afición del Portmany, también es en su propia casa. Sus dos fieles y acérrimos hinchas son su madre, Lorraine y su padre, Toni. “Me apoyan un montón”, admite el chaval, que además de irle de maravilla meter goles también se le da muy bien las tareas de camarero en el bar-restaurante que gestiona su familia en Santa Inés, donde echa un cable. “Mi padre también es mi jefe y me ayuda mucho; cuando tengo partido y he de salir un poco antes no me pone ninguna pega y la verdad es que es de valorar”, asegura el goleador, que también tiene muy buenas palabras para su madre, de origen inglés. “Viene muchas veces a verme jugar y muchos de los goles que marco se los dedico a ella”, desvela.

Sociedad letal

No obstante, en el Portmany también hay otro rey del gol. Marc Costa, Maymó, es el otro killer del equipo de Guillamó con 24 chicharros marcados en 16 partidos. En total, los dos delanteros promedian 54 tantos. Una barbaridad. “La verdad es que nos llevamos muy bien y nos compenetramos perfectamente en el campo. Marc es un fenómeno”, indica Andreu refiriéndose a su colega. “A ver si podemos seguir aportando gol al equipo y que al final de temporada podamos festejar el ascenso a Liga Nacional, que pienso que es la categoría en la que tenemos que estar”, concluye el pistolero de las Pitiusas, un enamorado del gol que espera seguir rompiendo las redes rivales en la que, desde luego, es la campaña “más completa desde que juego a fútbol”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.