Aitor, en el momento que entró en el campo para sustituir a Iván Guzmán durante el partido de Copa del Rey ante el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón.
Aitor, en el momento que entró en el campo para sustituir a Iván Guzmán durante el partido de Copa del Rey ante el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón.

Francisco Natera. El jugador ibicenco Aitor Ramírez, que empezó la temporada en el San Andreu de Segunda B, ha cambiado de aires en el mercado de invierno y acabará el curso en el Europa, líder del grupo catalán de Tercera División. El centrocampista apenas contaba para el técnico Patxi Salinas y decidió probar fortuna en otro equipo, tal y como ha explicado a Fútbol Pitiuso. “No estaba a gusto y, además, no estaba jugando lo que creo que merecía”, resalta el volante, que llega con muchas ganas al histórico conjunto barcelonés. “Estoy muy ilusionado y mis primeras sensaciones han sido muy buenas; me han acogido muy bien y la adaptación será fácil”, añade.

Aitor, además, comenta que aterriza en un equipo puntero y que tratará de sumar para promocionar a la división de bronce. “El Europa está muy bien posicionado en la tabla y este año puede ser el del ascenso, aunque el objetivo es quedar entre los cuatro primeros y si es posible mantener el liderato hasta el final. Después, en el play-off, si lo jugamos, iremos a por todas”, concluye el futbolista, que se marcha del Sant Andreu agradecido y, sobre todo, feliz por haber tenido la suerte de jugar unos minutos ante el Atlético de Madrid en el Calderón en la Copa del Rey.

 

El ibicenco Aitor Ramírez se va al Europa

Aitor, en el momento que entró en el campo para sustituir a Iván Guzmán durante el partido de Copa del Rey ante el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón.
Aitor, en el momento que entró en el campo para sustituir a Iván Guzmán durante el partido de Copa del Rey ante el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón.
Francisco Natera. El jugador ibicenco Aitor Ramírez, que empezó la temporada en el San Andreu de Segunda B, ha cambiado de aires en el mercado de invierno y acabará el curso en el Europa, líder del grupo catalán de Tercera División. El centrocampista apenas contaba para el técnico Patxi Salinas y decidió probar fortuna en otro equipo, tal y como ha explicado a Fútbol Pitiuso. "No estaba a gusto y, además, no estaba jugando lo que creo que merecía", resalta el volante, que llega con muchas ganas al histórico conjunto barcelonés. "Estoy muy ilusionado y mis primeras sensaciones han sido muy buenas; me han acogido muy bien y la adaptación será fácil", añade. Aitor, además, comenta que aterriza en un equipo puntero y que tratará de sumar para promocionar a la división de bronce. "El Europa está muy bien posicionado en la tabla y este año puede ser el del ascenso, aunque el objetivo es quedar entre los cuatro primeros y si es posible mantener el liderato hasta el final. Después, en el play-off, si lo jugamos, iremos a por todas", concluye el futbolista, que se marcha del Sant Andreu agradecido y, sobre todo, feliz por haber tenido la suerte de jugar unos minutos ante el Atlético de Madrid en el Calderón en la Copa del Rey.  

No hay comentarios

Dejar respuesta