Un once del Huétor Vega, con Marc Soldat (segundo por la derecha de los jugadores de pie), Luna (primero de la derecha, agachado) y Adan (primero por la izquierda, agachado).
Un once del Huétor Vega, con Marc Soldat (segundo por la derecha de los jugadores de pie), Luna (primero de la derecha, agachado) y Adan (primero por la izquierda, agachado).

David Alba Decía Alejandro Dumas (padre), el novelista francés que escribió Los tres mosqueteros o El conde de Montecristo que “al contrario que las demás ciudades españolas, Granada adelanta algunas de sus casas para recibir al viajero”. Y como en una novela del siglo XIX, hace ya casi dos meses, cuatro ibicencos -un entrenador y tres jugadores juveniles- se marcharon de la isla en busca de aventura en tierras nazaríes.

El primero en llegar fue el ex técnico del San Rafael juvenil, Raúl Barroso. Después del entrenador llegó a Granada el delantero Marc Soldat (hijo del mítico Pep Soldat del Portmany) e, inmediatamente después, los jugadores de la Peña Deportiva Luna y Adan, quienes ya habían compartido vestuario en el San Rafael con Barroso .

El Huétor Vega, que está en el grupo 13 de la Liga Nacional juvenil de Andalucía, abrió las puertas de par en par a los ibicencos. Decimocuarto en la clasificación, con sólo 15 puntos, estaba hundido hace 60 días en los puestos de descenso directo. Hoy, nueve fechas más tarde, está fuera de la zona de peligro. En las últimas jornadas se ha hecho fuerte en casa y este domingo ha logrado sacar tres puntos más a domicilio contra el difícil Granada. A esta victoria contribuyó Marc Soldat con un tanto (lleva tres en el campeonato).

Después del difícil enfrentamiento contra el Granada, el ‘Ibihuétor’ tendrá seis partidos por delante en los que definirá su suerte en el campeonato contra rivales que están en una situación similar como la U.D Hermanas de San Andrés, El Palo y el Atlético Jaén. Si consiguiera mantenerse en la categoría, sería todo un éxito, ya que es la primera vez que el conjunto dirigido por Raúl Barroso juega en Liga Nacional.

Sin embargo, parece que el gol sigue siendo una tarea pendiente para el Huétor Vega. A pesar de los tres goles anotados este domingo, el equipo sólo ha anotado 10 en los últimos nueve partidos.

El ‘Ibihuétor’ de Barroso, Marc Soldat, Adan y Luna

Un once del Huétor Vega, con Marc Soldat (segundo por la derecha de los jugadores de pie), Luna (primero de la derecha, agachado) y Adan (primero por la izquierda, agachado).
Un once del Huétor Vega, con Marc Soldat (segundo por la derecha de los jugadores de pie), Luna (primero de la derecha, agachado) y Adan (primero por la izquierda, agachado).
David Alba Decía Alejandro Dumas (padre), el novelista francés que escribió Los tres mosqueteros o El conde de Montecristo que "al contrario que las demás ciudades españolas, Granada adelanta algunas de sus casas para recibir al viajero". Y como en una novela del siglo XIX, hace ya casi dos meses, cuatro ibicencos -un entrenador y tres jugadores juveniles- se marcharon de la isla en busca de aventura en tierras nazaríes. El primero en llegar fue el ex técnico del San Rafael juvenil, Raúl Barroso. Después del entrenador llegó a Granada el delantero Marc Soldat (hijo del mítico Pep Soldat del Portmany) e, inmediatamente después, los jugadores de la Peña Deportiva Luna y Adan, quienes ya habían compartido vestuario en el San Rafael con Barroso . El Huétor Vega, que está en el grupo 13 de la Liga Nacional juvenil de Andalucía, abrió las puertas de par en par a los ibicencos. Decimocuarto en la clasificación, con sólo 15 puntos, estaba hundido hace 60 días en los puestos de descenso directo. Hoy, nueve fechas más tarde, está fuera de la zona de peligro. En las últimas jornadas se ha hecho fuerte en casa y este domingo ha logrado sacar tres puntos más a domicilio contra el difícil Granada. A esta victoria contribuyó Marc Soldat con un tanto (lleva tres en el campeonato). Después del difícil enfrentamiento contra el Granada, el 'Ibihuétor' tendrá seis partidos por delante en los que definirá su suerte en el campeonato contra rivales que están en una situación similar como la U.D Hermanas de San Andrés, El Palo y el Atlético Jaén. Si consiguiera mantenerse en la categoría, sería todo un éxito, ya que es la primera vez que el conjunto dirigido por Raúl Barroso juega en Liga Nacional. Sin embargo, parece que el gol sigue siendo una tarea pendiente para el Huétor Vega. A pesar de los tres goles anotados este domingo, el equipo sólo ha anotado 10 en los últimos nueve partidos.

No hay comentarios

Dejar respuesta