El presidente del Formentera (i) dialoga con su homónimo de la Peña, Juanito Dalias, durante un derbi.
El presidente del Formentera (i) dialoga con su homónimo de la Peña, Juanito Dalias, durante un derbi.

Paco Natera El Formentera, en el plano deportivo, vive un dulce momento, con tres promociones de ascenso a Segunda B consecutivas y un campeonato de Liga, pero a nivel interno, el presidente Felip Portas ha anunciado a patrocinadores, colaboradores y socios que no seguirá al frente de la entidad la temporada que viene, por lo que la atmósfera que se respira ya no es de tranquilidad y felicidad sino todo lo contrario. En el entorno formenterense se afronta el futuro más inmediato con cautela y, sobre todo, con bastante incertidumbre, puesto que, de momento, nadie ha mostrado su interés por encabezar el ambicioso proyecto, cuyo coste se acerca al medio millón de euros.

Felip Portas, después de nueve años como máximo responsable del Formentera, ha decidido poner fin a su fructífera etapa en el Municpal de San Francisco Javier. Su ciclo ha acabado y así se lo ha hecho saber a la familia rojinegra durante una asamblea que tuvo lugar a finales del pasado mes de noviembre. Además, algunos de los doce directivos más del club también dejarán su cargo, por lo que la cúpula del Formentera perderá potencial y, sobre todo, capacidad de trabajo. En la reunión se hizo balance de la destacada trayectoria de la entidad, económica y deportiva, pero nadie valoró la posibilidad de coger las riendas del club cuando Portas y su equipo se marchen.

En la menor de las Pitiusas ha sonado con fuerza la posible candidatura de Xicu Ferrer, de Sa Volta. Su padre, ya presidió el club hace más de 30 años, pero el exportero del Formentera ha apuntado a Fútbol Pitiuso que no tiene ninguna intención de formarlizar un grupo de trabajo con él al frente. “Es verdad que se ha comentado que podría ser yo el nuevo presidente, pero no es así. Por motivos personales y profesionales no puedo hacerme cargo del Formentera, a pesar de que mucha gente me ha animado a que lidere el futuro de la entidad”, ha señalado. “De todos modos, aunque será complicado, espero que aparezca alguien dispuesto a ocupar la presidencia. El equipo de trabajo no preocupa porque acabaría formándose, pero lo difícil va a ser que alguien quiera ser la cabeza visible del club”, ha resaltado Xicu Ferrer.

La sensación que reina en el entorno del Formentera es de duda y cierta inseguridad. Uno de los socios del club también ha expresado su temor por lo que pueda pasar con el Formentera una vez se haya oficializado el adiós de Felip Portas. “Ya veremos qué ocurre, pero no pinta bien la cosa. No es lo mismo gestionar el club de hace unos años, que se hacía con cuatro amigos, a llevar una entidad cuyo presupuesto general ronda el medio millón de euros. Hace falta mucha capacidad de trabajo y, sobre todo, tener mucho apoyo de sponsors y colaboradores. Felip en este sentido, ha tenido muchas puertas abiertas”, ha comentado el aficionado del club. “Espero que todo vaya bien y que salga alguien que lleve la misma línea que han llevado los actuales directivos hasta ahora”, ha añadido.

Durante los primeros meses de 2016 se pondrá en marcha el proceso electoral y se abrirá el plazo de presentación de candidaturas. “Está claro que por el bien del Formentera tendrá que salir alguien dispuesto a liderar este barco. Es lo más difícil, pero pienso que de alguna manera u otra acabará arreglándose este asunto”, ha significado Xicu Ferrer. “Yo, por mi parte, estoy dispuesto a seguir ayudando como hasta ahora, pero no me planteo ser presidente”, ha reiterado. “Veremos qué ocurre durante las próximas semanas, aunque prefiero ser optimista”, ha señalado el socio-colaborador de un club con 325 socios y que encara el futuro próximo, pese a tener al primer equipo liderando la clasificación de Tercera División, con suspense.

El incierto futuro del Formentera tras anunciar su adiós Felip Portas

El presidente del Formentera (i) dialoga con su homónimo de la Peña, Juanito Dalias, durante un derbi.
El presidente del Formentera (i) dialoga con su homónimo de la Peña, Juanito Dalias, durante un derbi.
Paco Natera El Formentera, en el plano deportivo, vive un dulce momento, con tres promociones de ascenso a Segunda B consecutivas y un campeonato de Liga, pero a nivel interno, el presidente Felip Portas ha anunciado a patrocinadores, colaboradores y socios que no seguirá al frente de la entidad la temporada que viene, por lo que la atmósfera que se respira ya no es de tranquilidad y felicidad sino todo lo contrario. En el entorno formenterense se afronta el futuro más inmediato con cautela y, sobre todo, con bastante incertidumbre, puesto que, de momento, nadie ha mostrado su interés por encabezar el ambicioso proyecto, cuyo coste se acerca al medio millón de euros. Felip Portas, después de nueve años como máximo responsable del Formentera, ha decidido poner fin a su fructífera etapa en el Municpal de San Francisco Javier. Su ciclo ha acabado y así se lo ha hecho saber a la familia rojinegra durante una asamblea que tuvo lugar a finales del pasado mes de noviembre. Además, algunos de los doce directivos más del club también dejarán su cargo, por lo que la cúpula del Formentera perderá potencial y, sobre todo, capacidad de trabajo. En la reunión se hizo balance de la destacada trayectoria de la entidad, económica y deportiva, pero nadie valoró la posibilidad de coger las riendas del club cuando Portas y su equipo se marchen. En la menor de las Pitiusas ha sonado con fuerza la posible candidatura de Xicu Ferrer, de Sa Volta. Su padre, ya presidió el club hace más de 30 años, pero el exportero del Formentera ha apuntado a Fútbol Pitiuso que no tiene ninguna intención de formarlizar un grupo de trabajo con él al frente. "Es verdad que se ha comentado que podría ser yo el nuevo presidente, pero no es así. Por motivos personales y profesionales no puedo hacerme cargo del Formentera, a pesar de que mucha gente me ha animado a que lidere el futuro de la entidad", ha señalado. "De todos modos, aunque será complicado, espero que aparezca alguien dispuesto a ocupar la presidencia. El equipo de trabajo no preocupa porque acabaría formándose, pero lo difícil va a ser que alguien quiera ser la cabeza visible del club", ha resaltado Xicu Ferrer. La sensación que reina en el entorno del Formentera es de duda y cierta inseguridad. Uno de los socios del club también ha expresado su temor por lo que pueda pasar con el Formentera una vez se haya oficializado el adiós de Felip Portas. "Ya veremos qué ocurre, pero no pinta bien la cosa. No es lo mismo gestionar el club de hace unos años, que se hacía con cuatro amigos, a llevar una entidad cuyo presupuesto general ronda el medio millón de euros. Hace falta mucha capacidad de trabajo y, sobre todo, tener mucho apoyo de sponsors y colaboradores. Felip en este sentido, ha tenido muchas puertas abiertas", ha comentado el aficionado del club. "Espero que todo vaya bien y que salga alguien que lleve la misma línea que han llevado los actuales directivos hasta ahora", ha añadido. Durante los primeros meses de 2016 se pondrá en marcha el proceso electoral y se abrirá el plazo de presentación de candidaturas. "Está claro que por el bien del Formentera tendrá que salir alguien dispuesto a liderar este barco. Es lo más difícil, pero pienso que de alguna manera u otra acabará arreglándose este asunto", ha significado Xicu Ferrer. "Yo, por mi parte, estoy dispuesto a seguir ayudando como hasta ahora, pero no me planteo ser presidente", ha reiterado. "Veremos qué ocurre durante las próximas semanas, aunque prefiero ser optimista", ha señalado el socio-colaborador de un club con 325 socios y que encara el futuro próximo, pese a tener al primer equipo liderando la clasificación de Tercera División, con suspense.

2 Comentarios

Dejar respuesta