El entrenador del Formentera.
El entrenador del Formentera.

noudiari.es El Formentera ha viajado a Menorca un día antes del partido con el Mercadal (domingo, 12 horas) para evitar los inconvenientes de un desplazamiento largo y complicado, sobre todo cuando el viento sopla con fuerza, como ocurre este fin de semana. El club pitiuso ha decidido hacer noche en tierras menorquinas para no llegar al campo con el tiempo justo y sortear de este modo los efectos de un viaje que puede hacer mella en el rendimiento de los futbolistas.

“El campo del Mercadal es complicado por el rival y por sus dimensiones, pero cuando hay tramontana lo es todavía más”, señala el técnico del Formentera, Luis Elcacho, buen conocedor de esta circunstancia al haber residido en la Isla cuando era entrenador del Sporting Mahonés. El preparador del conjunto formenterense no escatima elogioso hacia su rival de esta jornada, “un equipo físico, fuerte y con jugadores con una dilatada experiencia en esta categoría e incluso en Segunda B”, señala.

Elcacho recuerda que este equipo ya les ganó en casa en la primera vuelta de la Liga y ahora confía en devolverle la moneda. “Nos vencieron en casa y auguro un partido muy complicado, puesto que se trata de un rival que no arriesga demasiado, que no pierde la posición y ante el que es muy difícil encontrar un hueco o espacios por donde hacerle daño. Ante esta circunstancia debemos de ser listos y no arriesgarnos tampoco cuando no lo veamos claro, puesto que el Mercadal sabe aprovechar los fallos del contrario”.

Para el encuentro de esta jornada, el Formentera, que es colíder de la Liga balear de Tercera División empatado a puntos con el Mallorca B, no podrá contar con los servicios de su máximo goleador, Alberto Górriz (nueve tantos), que cumple con un partido de sanción por acumulación de tarjetas amarillas, ni con el central Ayala, que sigue recuperándose de su lesión de rodilla.

Elcacho augura “un partido muy complicado” en Mercadal

El entrenador del Formentera.
El entrenador del Formentera.
noudiari.es El Formentera ha viajado a Menorca un día antes del partido con el Mercadal (domingo, 12 horas) para evitar los inconvenientes de un desplazamiento largo y complicado, sobre todo cuando el viento sopla con fuerza, como ocurre este fin de semana. El club pitiuso ha decidido hacer noche en tierras menorquinas para no llegar al campo con el tiempo justo y sortear de este modo los efectos de un viaje que puede hacer mella en el rendimiento de los futbolistas.“El campo del Mercadal es complicado por el rival y por sus dimensiones, pero cuando hay tramontana lo es todavía más”, señala el técnico del Formentera, Luis Elcacho, buen conocedor de esta circunstancia al haber residido en la Isla cuando era entrenador del Sporting Mahonés. El preparador del conjunto formenterense no escatima elogioso hacia su rival de esta jornada, “un equipo físico, fuerte y con jugadores con una dilatada experiencia en esta categoría e incluso en Segunda B”, señala.Elcacho recuerda que este equipo ya les ganó en casa en la primera vuelta de la Liga y ahora confía en devolverle la moneda. “Nos vencieron en casa y auguro un partido muy complicado, puesto que se trata de un rival que no arriesga demasiado, que no pierde la posición y ante el que es muy difícil encontrar un hueco o espacios por donde hacerle daño. Ante esta circunstancia debemos de ser listos y no arriesgarnos tampoco cuando no lo veamos claro, puesto que el Mercadal sabe aprovechar los fallos del contrario”.Para el encuentro de esta jornada, el Formentera, que es colíder de la Liga balear de Tercera División empatado a puntos con el Mallorca B, no podrá contar con los servicios de su máximo goleador, Alberto Górriz (nueve tantos), que cumple con un partido de sanción por acumulación de tarjetas amarillas, ni con el central Ayala, que sigue recuperándose de su lesión de rodilla.

No hay comentarios

Dejar respuesta