Emotivo adiós de Aparicio

0
938

noudiari.es Fue el momento más emotivo del partido disputado este domingo en el Municipal de Sant Rafel. Los jugadores, una vez finalizado el encuentro ante el Poblense, hicieron un pasillo y mantearon a un emocionado Manolo Aparicio, que recibió también una placa de manos del presidente, Paco Bonet, como reconocimiento a las cuatro temporadas que el futbolista ovetense ha defendido la camiseta del San Rafael.

“Me hubiera gustado retirarme en el campo, pero no ha sido posible debido a un esguince de rodilla. Ha sido un bonito gesto por parte de mis compañeros y la verdad es que no me esperaba este homenaje. Ya estaba todo hablado de que colgaba las botas a final de temporada, pero estoy muy agradecido a todo el club”, señala Aparicio, que durante la entrega de la placa y la entrevista no pudo contener las lágrimas.

El defensa ovetense ha jugado ni más ni menos que doce temporadas en el fútbol ibicenco, primero con la Peña Deportiva, club en el que permaneció durante ocho temporadas y, después, en el San Rafael, donde ha jugado los últimos cuatro años. “En Ibiza he crecido como futbolista”, afirma el jugador, que reconoce que la decisión de dejar el fútbol ha sido difícil: “Tengo 35 años y cada vez era más difícil seguir ligado al fútbol. Ahora estoy trabajando y entreno a los niños, por lo que ya se me hacía muy duro. Tenía que elegir entre dejar de entrenar a la cantera o seguir en Tercera y he decidido colgar las botas”.

Bizafor

En todos los años en los que ha estado ligado al fútbol, su mejor recuerdo es del club de su tierra. “Soy de Oviedo y ser de allí y subir ante 30.000 personas en la grada fue muy bonito. Después, aquí en Ibiza, también he vivido un ascenso con la Peña en la primera época de Dani Mori y también guardo un gran recuerdo. Eso sin olvidar la humildad y el día a día del San Rafael, que lo da todo por los jugadores y es un club muy acogedor”, comenta.

Una vez lejos de los terrenos de juego, Aparicio tiene claro que su futuro está en los banquillos. “La próxima temporada se va a hacer un juvenil nuevo en San Rafael y seré el encargado de dirigir al equipo. Quiero seguir metido en el mundo del fútbol y a ver si se puede llegar a algo como entrenador”, añade el futbolista.

Román: “Manolo se lo merece”
Vicente Román, entrenador del San Rafael, aseguró sentirse “muy orgulloso” de haber entrenado a Aparicio. “El chico se merece un reconocimiento así, porque lleva cuatro años aquí y ha dado mucho al fútbol, tanto en Santa Eulària como aquí”, declaró el técnico.

Sobre el partido, Román reconoce que su equipo en todo momento “quería ganar”. “Hay que felicitar a los jugadores, porque hemos hecho un gran trabajo y han estado de diez ante un equipo que se estaba jugando el todo por el todo para entrar en el play-off. Sabíamos que con un gol no le valía, porque al menos tenían que marcar dos, y planteamos el partido para salir a la contra. Hemos salido con muchas bajas e, incluso, Gadi iba a salir de inicio, pero trabaja casi 24 horas y venía sin dormir, por lo que ha entrado otro compañero. Todos han estado muy bien”, declaró el técnico.

Emotivo adiós de Aparicio

noudiari.es Fue el momento más emotivo del partido disputado este domingo en el Municipal de Sant Rafel. Los jugadores, una vez finalizado el encuentro ante el Poblense, hicieron un pasillo y mantearon a un emocionado Manolo Aparicio, que recibió también una placa de manos del presidente, Paco Bonet, como reconocimiento a las cuatro temporadas que el futbolista ovetense ha defendido la camiseta del San Rafael. “Me hubiera gustado retirarme en el campo, pero no ha sido posible debido a un esguince de rodilla. Ha sido un bonito gesto por parte de mis compañeros y la verdad es que no me esperaba este homenaje. Ya estaba todo hablado de que colgaba las botas a final de temporada, pero estoy muy agradecido a todo el club”, señala Aparicio, que durante la entrega de la placa y la entrevista no pudo contener las lágrimas. El defensa ovetense ha jugado ni más ni menos que doce temporadas en el fútbol ibicenco, primero con la Peña Deportiva, club en el que permaneció durante ocho temporadas y, después, en el San Rafael, donde ha jugado los últimos cuatro años. “En Ibiza he crecido como futbolista”, afirma el jugador, que reconoce que la decisión de dejar el fútbol ha sido difícil: “Tengo 35 años y cada vez era más difícil seguir ligado al fútbol. Ahora estoy trabajando y entreno a los niños, por lo que ya se me hacía muy duro. Tenía que elegir entre dejar de entrenar a la cantera o seguir en Tercera y he decidido colgar las botas”. Bizafor En todos los años en los que ha estado ligado al fútbol, su mejor recuerdo es del club de su tierra. “Soy de Oviedo y ser de allí y subir ante 30.000 personas en la grada fue muy bonito. Después, aquí en Ibiza, también he vivido un ascenso con la Peña en la primera época de Dani Mori y también guardo un gran recuerdo. Eso sin olvidar la humildad y el día a día del San Rafael, que lo da todo por los jugadores y es un club muy acogedor”, comenta. Una vez lejos de los terrenos de juego, Aparicio tiene claro que su futuro está en los banquillos. “La próxima temporada se va a hacer un juvenil nuevo en San Rafael y seré el encargado de dirigir al equipo. Quiero seguir metido en el mundo del fútbol y a ver si se puede llegar a algo como entrenador”, añade el futbolista. Román: “Manolo se lo merece” Vicente Román, entrenador del San Rafael, aseguró sentirse “muy orgulloso” de haber entrenado a Aparicio. “El chico se merece un reconocimiento así, porque lleva cuatro años aquí y ha dado mucho al fútbol, tanto en Santa Eulària como aquí”, declaró el técnico. Sobre el partido, Román reconoce que su equipo en todo momento “quería ganar”. “Hay que felicitar a los jugadores, porque hemos hecho un gran trabajo y han estado de diez ante un equipo que se estaba jugando el todo por el todo para entrar en el play-off. Sabíamos que con un gol no le valía, porque al menos tenían que marcar dos, y planteamos el partido para salir a la contra. Hemos salido con muchas bajas e, incluso, Gadi iba a salir de inicio, pero trabaja casi 24 horas y venía sin dormir, por lo que ha entrado otro compañero. Todos han estado muy bien”, declaró el técnico.

No hay comentarios

Dejar respuesta