@Noudiari / Son niños, pero juegan muy bien al fútbol. Y los del Málaga, en concreto, mejor que nadie. Por eso se han adjudicado de forma merecida el triunfo en el torneo alevín de Formentera, que un año más, y ya van ocho, ha concentrado en la Isla algunos de los jóvenes futbolistas con más proyección del país.

El Málaga, que ha alcanzado la final tras superar en los penaltis al Villarreal (2-2), ha superado forma clara al Valencia en el partido por el título de campeón, que ha terminado con el resultado de 2 a 0 a favor de los andaluces.

Los valencianistas, que venía de imponerse al Betis por 2-4 en la otra semifinal del torneo, han jugado también un buen partido en la última ronda, aunque no han estado tan acertados en el remate como su adversario, que se ha llevado el gato al agua por su mayor acierto de cara a gol.

En el partido por el quinto y sexto puesto, el Mallorca se ha impuesto al conjunto local, el Formentera, que ha caído derrotado por 7 a 2 ante el cuadro mallorquinista.

Al margen de los resultados, de los vencedores y de los vencidos, los jóvenes canteranos de algunos de los clubes con mejor escuela del país se lo han pasado en grande en un torneo que año tras año mantiene el nivel y del que los futbolistas se marchan con muy buen recuerdo y no solo por el fútbol, sino también por el trato y la hospitalidad dispensada por los organizadores.

Sin duda, ese es el mejor reclamo para que vuelvan. No ha habido en esta ocasión trofeo para el mejor jugador ni al máximo goleador, puesto que en el Formentera piensan que en el fútbol los premios y los méritos son cosa del grupo y no se personaliza.

Aún así, cabe destacar el nivel demostrado por el hijo del exjugador del Athletic Club y la selección española Julen Guerrero, que se llama igual que el padre y va en camino de ser tan bueno o mejor que su progenitor.

Formentera se rinde ante la calidad del Málaga

@Noudiari / Son niños, pero juegan muy bien al fútbol. Y los del Málaga, en concreto, mejor que nadie. Por eso se han adjudicado de forma merecida el triunfo en el torneo alevín de Formentera, que un año más, y ya van ocho, ha concentrado en la Isla algunos de los jóvenes futbolistas con más proyección del país.El Málaga, que ha alcanzado la final tras superar en los penaltis al Villarreal (2-2), ha superado forma clara al Valencia en el partido por el título de campeón, que ha terminado con el resultado de 2 a 0 a favor de los andaluces.Los valencianistas, que venía de imponerse al Betis por 2-4 en la otra semifinal del torneo, han jugado también un buen partido en la última ronda, aunque no han estado tan acertados en el remate como su adversario, que se ha llevado el gato al agua por su mayor acierto de cara a gol.En el partido por el quinto y sexto puesto, el Mallorca se ha impuesto al conjunto local, el Formentera, que ha caído derrotado por 7 a 2 ante el cuadro mallorquinista.Al margen de los resultados, de los vencedores y de los vencidos, los jóvenes canteranos de algunos de los clubes con mejor escuela del país se lo han pasado en grande en un torneo que año tras año mantiene el nivel y del que los futbolistas se marchan con muy buen recuerdo y no solo por el fútbol, sino también por el trato y la hospitalidad dispensada por los organizadores.Sin duda, ese es el mejor reclamo para que vuelvan. No ha habido en esta ocasión trofeo para el mejor jugador ni al máximo goleador, puesto que en el Formentera piensan que en el fútbol los premios y los méritos son cosa del grupo y no se personaliza.Aún así, cabe destacar el nivel demostrado por el hijo del exjugador del Athletic Club y la selección española Julen Guerrero, que se llama igual que el padre y va en camino de ser tan bueno o mejor que su progenitor.

No hay comentarios

Dejar respuesta